NeoFronteras

Escorpión fósil gigante

Área: Paleontología — jueves, 22 de noviembre de 2007

Encuentran restos fósiles que corresponden a un “escorpión” marino de hace 390 millones de años con un tamaño que pudo ser mayor que el de un hombre.

Foto
El fósil correspondiente a una pinza de Jaekelopterus rhenaniae. Foto: Simon Powell.

Hace 390 millones de años, cuando todavía la tierra seca no había sido conquistada por los animales, los mares contenían sofisticadas formas de vida. En esa época había artrópodos depredadores de gran tamaño. Algunos de ellos fueron los antepasados de lo que hoy son los escorpiones. Estos seres utilizaban unas pinzas espinosas para capturar a sus presas, entre las que se contaban los peces de la época (que son vertebrados).
Recientemente se encontró una pinza fósil de uno de estos animales. Según los cálculos se correspondería a un “escorpión” gigante marino, o Jaekelopterus en la terminología taxonómica, con una longitud de 2 metros y medio. Este tamaño es muy superior al tamaño de otros ejemplares encontrados hasta la fecha. Esto sugiere que los arácnidos, insectos, cangrejos y otros artrópodos llegaron a ser más grandes en el pasado de lo que previamente se pensaba.
El descubrimiento se publicaba ayer en Biology Letters. Los autores del mismo están excitados por el descubrimiento, que sobredimensiona con creces a los fósiles de milpiés gigantes, o cucarachas de gran tamaño ya conocidos.
Markus Poschmann, estaba estudiando unas rocas cerca de Prüma (Alemania) cuando le llamó la atención unas marcas oscuras, que se corresponderían a materia orgánica, en una laja de piedra recién desprendida por su martillo. Después de limpiar un poco pudo identificarlo como un trozo con forma de garra de una pieza de mayor tamaño. Poco a poco fue extrayendo otros trozos hasta que consiguió gran número de ellos, que una vez limpios, secos y pegados juntos dieron lugar a la reconstrucción de una pinza de Jaekelopterus rhenaniae casi completa de 46 cm de largo.

Foto

A diferencia de los cangrejos que pueden llegar a tener una pinza asimétrica de gran tamaño, los “escorpiones marinos” (euripteridos) de la época tenían dos iguales proporcionales al tamaño corporal. Gracias a esta característica es posible calcular el tamaño total del ejemplar aunque sólo se cuente con esta parte. Según el cálculo se trataría de un ejemplar de unos 2,5 metros de longitud. Es decir, metro y medio más grande que el mayor ejemplar encontrado hasta ese momento. Con las pinzas cazaban presas en el mar de la época, y entre sus víctimas probablemente había peces. Debían de ser una caza impresionante.

Foto
Tamaño comparativo entre un ser humano y este artrópodo gigante. Foto: Simon Powell

Se cree que los euriptéridos son los antepasados extintos de los escorpiones y posiblemente de todos los arácnidos. Este tipo de animales vivió entre hace 460 y 255 millones de años. Obviamente este animal en concreto no era un escorpión como los actuales.
No se sabe por qué este tipo de seres tenían ese gran tamaño. Se sabe que durante el Carbonífero (hace 359-299 millones de años), hubo por ejemplo libélulas gigantes (casi un metro de envergadura) cuya existencia se explica por los altos niveles de oxígeno atmosférico de la época. Esto permitiría a animales con sistemas respiratorios limitados crecer en tamaño. Pero estos gigantes acuáticos de los que hablamos surgieron en una época durante la cual se cree que no había ese exceso de oxígeno.
Hay que señalar que en todo caso el aumento de oxígeno por si sólo no produce animales gigantes. El mayor tamaño se produciría por causas evolutivas de otro signo, pero al haber más oxígeno la evolución de grandes tamaños no se vería entorpecida por las limitadas cualidades de difusión del gas en los aparatos respiratorios de los artrópodos.
La razón última de ese aumento de tamaño, según algunos expertos, podría ser producto de una “carrera de armamentos” evolutiva en la que estos seres se tenían que alimentar de los peces con coraza de la época.
Los autores del trabajo especulan que quizás otra de las razones fuera que los artrópodos de la época vivieron en un tiempo en el que había poca competencia por parte de los vertebrados. Cuando los vertebrados finalmente llegaron a dominar el escenario barrieron a los artrópodos gigantes. Pero hubo una época en la que probablemente estos seres, de tamaño casi mitológico, eran los reyes de los mares.

Fuentes y referencias:
Nota de prensa de la Universidad de Bristol.
Artículo original (resumen).
Sobre oxígeno y tamaño en NeoFronteras.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

2 Comentarios

  1. tomás:

    No me cuadra el razonamiento, sin por ello negar la posibilidad del hecho, de que ese gigantismo se deba a la competencia pinza-coraza, ya que precisamente la poca concentración del O2 de la época y aun menor en el agua, debería ser un limitante para el agresor, pero no para la presa.
    Por otra parte no sé hasta qué punto existe la seguridad de: 1º que la pinza pertenezca a un “euriptérido”, 2º la proporción pinza-cuerpo pueda ser derivada de la existente entre otros menores.
    Sucede a veces que una noticia científica, presentada con un titular asombroso, atrae más la atención, pero no la hace más cierta, aunque comprendo que la ciencia, a veces precise provocar curiosidad para ganar adeptos, que buena falta hacen.

  2. NeoFronteras:

    Efectivamente, puede que tenga razón en casi todo ello. Pero la explicación-especulación de la “carrera de armamentos” parece plausible.
    En la ciencias históricas como la paleontología a veces es difícil descubrir la verdad última.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.