NeoFronteras

Cómo devolver movilidad a cucarachas zombis

Área: Biología — jueves, 6 de diciembre de 2007

Hallan un método para devolver el movimiento a las cucarachas “zombis” atacadas por una especie de avispa.

Foto
Ampulex compressa y cucaracha.

En un reciente episodio de CSI NY (concretamente el correspondiente a Halloween de la temporada cuarta episodio número seis), una hechicera vudú administra un veneno para que un hombre se vuelva zombi y finja su propia muerte. Desde la redacción de NeoFronteras desconocemos si las leyendas sobre los zombis tienen alguna base científica. Quizás la crueldad humana no tenga límites pero el mundo natural no le anda a la zaga. La hembra de una especie de avispa de la Polinesia, concretamente Ampulex compressa, tiene una curiosa forma de alimentar a sus crías. La avispa inyecta un veneno a su víctima, generalmente una cucaracha, y ésta queda paralizada pero viva. La avispa es mucho más pequeña que la cucaracha, pero puede inyectar el veneno con su aguijón directamente en el cerebro de la cucaracha que así se transformará en “zombi”, y queda totalmente paralizada.
La avispa entonces arrastra el cuerpo de la víctima hasta una madriguera y deposita sus huevos en el cuerpo de la cucaracha, que va a servir de alimento a las larvas. Las larvas se comen desde dentro el cuerpo de la cucaracha (estupendamente conservado al encontrase vivo) poco a poco durante ocho días hasta que se hacen adultas. Detrás sólo dejan unos pocos restos de cucaracha. Durante ese tiempo la cucaracha “zombi” no puede hacer nada, excepto dejarse comer poco a poco. ¿Cómo funciona el veneno de la avispa?
Frederic Libersat de la Universidad Ben-Gurion en Israel puede revertir este estado de “zombi”, al menos si uno es una cucaracha. Descubrió que las neuronas productoras de octopamina parecían tener poca actividad cuando las cucarachas eran aguijoneadas por la avispa*. Pensó que algún componente tóxico del veneno afectaba la expresión de los genes que regulaban la actividad de estas neuronas.
Para “revivir” las cucarachas afectadas este investigador usó una sustancia química similar a varios neurotransmisores cerebrales y que en este caso realiza la misma función que el neurotransmisor octopamina. Una vez inyectada esta sustancia en el cuerpo de las cucarachas éstas “revivían” y empezaban a caminar sin problemas. Curiosamente el efecto de la inyección directa de esta sustancia directamente en el cerebro dependía de la región cerebral donde se inyectaba, funcionando sólo cuando se hacía en el protocereberum.
El cerebro humano es, mucho más complejo** que el de las cucarachas y usamos diferentes neurotransmisores, por lo que estos resultados no son extrapolables a humanos. Aunque sí hay pequeñas cantidades de octopamina en la médula espinal, por lo que sí sería interesante ver qué función cumple este neurotransmisor en el cuerpo humano.

Fuentes y referencias:
Nota en Experimental Biology.
Artículo en Journal of Experimental Biology, vol 210, p 4411, (resumen).
Web de Frederic Libersat.
Noticia en Nature.
Vídeo en Youtube.
Vídeo en la web del investigador.
Noticia en New Scientist.

* En inglés a esta avispa se le llama jewel wasp (avispa joya). Evidentemente sólo una joya de insecto es capaz de semejante venganza contra las cucarachas.
** Algunas personas mantienen jocosamente que esto puede ser discutible en algunos casos.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

3 Comentarios

  1. lluís:

    No se puede decir que los de la “cooperación rousseauniana”,” o de la “cooperación beatífica”, en la qué “todo es para lo mejor” (el amigo Pangloss), tengan en el comportamiento de la “abeja asesina”, un argumento a su favor. ¡Cuanta sofistificación evolutiva para poder fabricar un veneno tan endiablado que te “permite” experimentar como te van devorando!!! Esto no se le ocurrió ni al bueno de “Q”af”qa”, en su novela “La Metamórfosis”

  2. emilio:

    Ciertamente, es difícil de creer que la evolución haya dado este caso… es que es retorcido hasta la médula: abejas, cucarachas, zombis, larvas…
    Ahora bien, tampoco creo que Dios dedique su tiempo a crear avispas creadoras de cucarachas zombis.
    La naturaleza es, cuando menos, curiosa.

  3. Beto Botas:

    La evolución dicta muchas cosas curiosas, esta forma de las avispas, puede ser debido a la necesidad de asegurar comida para sus crías, la cual si no me equivoco son en forma de gusano, y no creo que sean precisamente vegetarianas, y para su desarrollo (de larva a insecto) es necesario mucha proteína, es por eso que para asegurar alimento, se usa este método muy eficaz por cierto.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.