NeoFronteras

Aprobado por la Casa Blanca el nuevo plan de la NASA

Área: Espacio,Política científica — Lunes, 19 de Septiembre de 2005

Foto
Los nuevos lanzadores y el shuttle (ATK NASA).

Los planes presentados por la NASA para sustituir al shuttle han sido aprobados por la Casa Blanca hace unos días, aunque su presupuesto no lo ha sido aun. Tampoco se espera que la NASA haga un anuncio oficial de los planes por el momento.
Estos planes ya fueron adelantados por NeoFronteras hace unas semanas. Definitivamente se abandona como ya estaba pensado el sistema mixto de carga y tripulación como el actual shuttle. Las cargas para terminar la estación espacial o para construir los vehículos de la misión tripulada a Marte o a la Luna serán llevadas a cabo por un nuevo cohete no tripulado.
Los continuos problemas desprendimientos de espuma aislante del tanque exterior parecen que han inclinado la balanza a favor del tradicional sistema en torre en lugar de “en paralelo”.
La tripulación viajaría en un pequeño vehículo aun sin definir y denominado CEV (Crew Exploration Vehicle), vehículo de exploración tripulado al que concursan Lockheed Martin y Northrop Grumman asociado con Boeing. El CEV deberá llevar a seis astronautas hasta orbita baja (LEO) o a la estación espacial. Podría parecerse al sistema tipo cápsula del proyecto Apolo. Este lanzador, que sería más alto que el sistema actual, constaría de una primera etapa consistente en uno de los booster de combustible sólido ahora en uso, pero quizás con más segmentos, sería además recuperable. Sobre esta etapa iría montada una segunda criogénica de oxigeno e hidrógeno liquido no recuperable y encima iría el CEV que consistiría en una cápsula cónica o una cápsula alada que contaría con un sistema de escape de emergencia.
El CEV aterrizaría con paracaídas como en los años 60 y 70, pero sería en su conjunto un sistema 10 veces más seguro que el shuttle.
Para el lanzador pesado se rediseñará el tanque externo, que soportará en su base la misma clase de motores que la actual lanzadera. Una carcasa en el morro llevará la carga de pago. Utilizaría los mismos boosters que el actual sistema pero con mayor número de segmentos. En este caso sólo estos boosters serían recuperados.
La capacidad de carga sería de unas 100 toneladas en orbita baja (seis veces más que el actual sistema), un poco menos de las 120 que podía poner el Saturno V, aunque el conjunto sería más alto que ese cohete.
De este modo no haría falta desarrollar nuevos motores y tecnologías, pues se utilizarían muchos componentes del actual sistema, siendo además mucho más barato de mantener que las lanzaderas.
Otra ventaja es que podría estar disponible mucho antes que un sistema totalmente nuevo. Por mandato presidencial los shuttle deberán dejar de volar en 2010 y para 2011 volaría su sustituto tripulado, aunque probablemente no lo hará hasta 2012. El cohete de carga estará listo para 2016 o 2017, y el primer vuelo a la Luna se realizaría para 2018.
El inconveniente más grave será la aprobación de los presupuestos para llevar a término estos planes, pues después del desastre del Katrina muchos fondos tienen que ir a ayudas para la región afectada, y el actual shuttle absorbe un proporción tan grande del presupuesto anual de la NASA que no queda dinero disponible para el desarrollo del nuevo sistema.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

Comentarios

Sin comentarios aún.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.