NeoFronteras

Crisis biológica previa a la bola de nieve

Área: Paleontología — Miércoles, 10 de Junio de 2009

El hallazgo de nuevos fósiles desafía la visión que se tiene sobre una de las glaciaciones globales.

Foto
Chuar Group. Foto: Carol Dehler.

La Tierra ha sufrido diverso periodos glaciares motivados por diferentes razones. Algunos de ellos fueron especialmente intensos, cubriendo todo el planeta de hielo y no sólo ciertas regiones. Recientemente, como hemos visto en estas páginas, se ha puesto en duda que una de estas glaciaciones, la ocurrida entre hace 726 y 635 millones de años en periodo Criogénico, justo antes de la aparición de la vida compleja, no fue tan intensa y que habría zonas no cubiertas por el hielo que permitieron la supervivencia de la vida terrestre.
Ahora investigadores de UC santa Barbara discuten la validez de las consecuencias de esta teoría según la cual la Tierra estuvo cubierta totalmente por la nieve y el hielo durante este periodo Criogénico. Según lo establecido en ese momento el planeta se hizo hostil para la vida y se produjo un declive de la vida terrestre. Ahora parecer que el declive biológico empezó a suceder antes de que se diera dicha glaciación. Su estudio se exponen este mes de junio en Nature Geoscience y se basa en el análisis de microfósiles encontrados en el fondo del Gran Cañón.
Normalmente se asocia esta gran glaciación con una caída en la diversidad biológica que estaría representada en el registro fósil. Sin embargo, Susannah Porter y sus colaboradores han encontrado pruebas que sugieren que esta caída en la diversidad ocurrió 16 millones de años antes que esta glaciación y ofrecen una explicación alternativa para la misma.
Según el artículo, la formación Chuar Group del Gran Cañón proporciona un buen registro del archivo geológico para mediados del Neoproterozoico y es un buen lugar para estudiar los tiempos anteriores al periodo de “bola de nieve” del Criogénico. Basta con bajar por el Gran Cañón y estudiar las paredes de esta formación.
En las rocas bajas de esa formación los investigadores encontraron microfósiles de organismos de paredes dura denominados acritarcos, y que dominan el registro fósil en esa época. Sin embargo, están ausentes en estratos superiores (tiempos más recientes). En su lugar hay pruebas de la presencia de un incremento en las poblaciones de bacterias.
Los autores hipotetizan que quizás las bacterias aparecieron debido a un incremento de nutrientes en aguas superficiales. Este proceso, denominado eutrofización, afecta en la actualidad a las aguas de lagos de determinadas regiones marinas y está provocado por la contaminación producida por nuestros fertilizantes agrícolas.
Según Porter una de las especies de fitoplanckton (seres fotosintéticos) monopolizaron los nutrientes a expensas de las demás, lo que explicaría la desaparición de los acritarcos. Además, según ella, el florecimiento de algas produjo un aumento de la producción de materia orgánica que se puede ver como un aumento del contenido de carbono en las rocas de la época de esta formación. Como resultado el nivel de oxígeno en el agua cayó tanto que se produjeron amplias “zonas muertas” carentes de vida (algo que también sucede en algunas regiones en la actualidad por nuestra culpa). Este grupo de investigadores ha encontrado pruebas en este sentido en el registro geológico de la época.
Estos científicos, según se cuenta en la nota de prensa, tuvieron que descender por los rápidos del río y desafiar el intenso sol, la deshidratación, las serpientes de cascabel y los escorpiones para tomar las muestras.
Este resultado nos habla, una vez más, sobre las crisis por las que ha pasado la Tierra en toda su historia y de cómo la contingencia ha afectado a la historia de la evolución biológica sobre este planeta. También nos habla de lo frágil que puede ser el ecosistema y el clima global, y de los límites que tiene la Tierra para autorregular su propio estado.

Fuentes y referencias:
Robin M. Nagy, Susannah M. Porter, Carol M. Dehler & Yanan Shen. Biotic turnover driven by eutrophication before the Sturtian low-latitude glaciation. Nature Geoscience, 2009; DOI: 10.1038/ngeo525.
Nota de prensa.
La teoría de la bola de nieve en dificultades.
Sobre el cambio climático de hace 635 millones de años.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

1 Comentario

  1. lluís:

    Parece que se acumulan bastantes pruebas contra la Edad de la Bola de Nieve y parecen sólidas.Por cierto, ¡que valientes científicos!..la verdad es que no me gustaría tenermelas que ver con serpientes de cascabel ni escorpiones.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.