NeoFronteras

¿Dónde buscar vida inteligente?

Área: Espacio — lunes, 9 de noviembre de 2009

Según un estudio los mundos más propicios para encontrar vida inteligente orbitan alrededor de estrellas como el Sol.

Foto
Impresión artística de un mundo habitado cubierto por agua. Foto: Nahks Tr’Enhl.

Por primera vez en la Historia estamos detectando mundos alrededor de otras estrellas. Quizás dentro de relativamente poco tiempo podamos incluso detectar planetas similares en tamaño a la Tierra. La esperanza es que alguno de ellos esté a una distancia tal de su estrella que caiga dentro de la zona habitable, esto es, la región en la cual el agua puede permanecer en estado líquido, ni demasiado cerca de la estrella (demasiado caliente y el agua se evapora) ni muy demasiado lejos (tan frío como para que se congele).
La zona habitable varía mucho de una estrella a otra. En estrellas frías ese anillo estará muy cerca de la estrella y en estrellas calientes lejos. Además, las abundancias relativas de los distintos tipos de estrellas no son la misma en nuestra galaxia, y encima cada tipo de estrella brilla durante un periodo de tiempo muy distinto al resto.
Según un estudio reciente si queremos buscar planetas propicios para la vida inteligente lo ideal es que lo hagamos alrededor de estrellas como el Sol, con una temperatura de entre 5300 y 6000 Kelvins. Esto es algo que los científicos siempre habían sospechado.
Según el principio de mediocridad, a menos que haya evidencias de lo contrario, nuestras observaciones deben de ser las típicas entre las de los observadores inteligentes.
Según Daniel Whitmire, de University of Louisiana en Lafayette, hay un pero, y es que nuestra estrella no es una estrella típica. Las estrellas más abundantes en nuestra galaxia son las estrellas de baja masa y no vivimos alrededor de una estrella de baja masa. Según él, en su artículo se explica por qué. El 93% de las estrellas de la galaxia son menos masivas que el Sol, menos luminosas y más frías. La estrella típica pesa un décimo de la masa solar. En el estudio se confirma el principio de mediocridad si se aplica al Sol.
En NeoFronteras ya nos hicimos eco de ciertas teorías que sostienen que la vida es posible alrededor de enanas rojas o en lugares incluso más exóticos. Pero que sea posible, no significa que sea probable. Según este estudio los más probable es que la vida inteligente se dé en estrellas más escasas, como la nuestra.
Para realizar los cálculos Whitmire y John Matese combinaron modelos de formación planetaria con datos de la distribución de estrellas en la Vía Láctea en función de la masa.
Los modelos de formación muestran cuándo es más fácil que se forme un planeta en la zona habitable, que es donde es más fácil que pueda surgir la vida.

Foto
Distribución de los exoplanetas conocidos en función de su masa y distancia orbital. Se añaden algunos planetas de nuestro sistema solar y una franja habitable: la nuestra. Foto: NASA.

Los modelos astrofísicos predicen además que cuanto más masiva es la estrella más grande es su zona habitable. Pero según lo que sabemos, las estrellas masivas son menos abundantes y cuanto más masiva es una estrella más corta es su vida al consumir el combustible nuclear más rápidamente. Por encima de un límite incluso explotan como supernovas a los pocos millones de años de haberse formado.
Es muy difícil que a la vida le de tiempo aparecer y evolucionar en un planeta que orbite alrededor de una estrella demasiado masiva. Pedir, encima, que aparezca vida inteligente es pedir demasiado en este caso.
Puede que haya planetas en la zona habitable de una enana roja. Contarían con la ventaja de que la posible vida que hubiera allí tendría mucho tiempo para evolucionar. Pero la probabilidad de que un planeta se forme en una zona habitable tan estrecha y cerca de la estrella es muy baja.
Por tanto, la probabilidad de que haya vida compleja en un planeta depende de un compromiso entre la distribución de tipos de estrellas que hay y la probabilidad de que haya un planeta en la zona habitable. Hay que distinguir también entre un planeta en la zona habitable y uno que además pueda llegar a tener vida inteligente. En nuestro caso se necesitaron 4500 millones de años para que apareciéramos por aquí.
Estos autores llegan a la conclusión que el equilibrio se alcanza justo con estrellas como el Sol. Tienen suficiente masa como para que haya cierta probabilidad de que haya planetas en sus zonas habitables, pero son lo suficiente longevos como para permitir la aparición de vida inteligente. Según ellos un 10% de las estrellas de la Vía Láctea caen dentro de esta categoría, es decir, hay unos 10.000 millones de candidatos.
Según Whitmire este resultado mitiga el argumento, usado frecuentemente, de que la vida inteligente debe de ser muy escasa. Esta idea se basa en el principio antrópico y fue introducida por Brandon Carter. Según Carter hay una coincidencia entre el tiempo que le llevó a la vida alcanzar la inteligencia sobre la Tierra y la vida del Sol. Si asumimos que estas dos escalas son independientes esta coincidencia hace que la vida inteligente sea muy improbable, ya que la vida necesita en general de más tiempo que la estrella le puede dar.
Según Whitmire, en su estudio se explica la coincidencia de que el tiempo de vida del Sol es el que es. El otro argumento en contra del razonamiento de Carter es que la vida inteligente necesita de varios miles de millones de años para aparecer, si asumimos que nuestro caso es el típico, pero esto puede ser proporcionado por cierto tipo de estrellas.
Lo malo de las estadísticas basadas en un solo caso es que realmente no sabemos cuánto tiempo se necesita en promedio para llegar a la vida compleja o a la vida inteligente una vez aparece la primera célula. Ni siquiera sabemos la probabilidad de que aparezca la vida una vez tenemos un planeta propicio situado en la zona habitable.
Otro punto flaco de este estudio es que hasta que tengamos datos reales sobre planetas en zonas habitables con los que elaborar una estadística, debemos de conformarnos con modelos de formación planetaria, que no tienen por qué ser necesariamente correctos.

Fuentes y referencias:
Noticia en Astrobiology magazine.
Artículo original.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

23 Comentarios

  1. JOrge:

    Que surja vida en cuanto haya agua líquida y la mezcla adecuada de químicos parece inevitable si se deja pasar un cierto periodo de tiempo. Con la vida capaz de tecnología simplemente no sabemos pero es evidente, si revisamos nuestra propia historia, que se trata de algo altamente improbable.

    Veremos mundos exóticos con vida compleja en el futuro pero los ET brillarán por su ausencia… Como ahora.

  2. Juan Díaz:

    Sin refutar, ni mucho menos, los fríos datos, no puedo compartir los supuestos de estas investigaciones. Primero, la vida inteligente es frecuente; delfines e insectos sí son muy inteligentes y conscientes, y están aquí mismo en la tierra, o,
    en regiones no-exploradas y submarinas o subterráneas de la misma, en tipos otros de las rotulados.
    Sería la pregunta por vida al modo terrestre, entonces. No la hay frecuentemente, no, al contrario es muy frecuente si captásemos su estructura exobiológica. Finalmente, la hipótesis que los planetas son soles apagados y fríos, contraídos, que son visitados por una estrella fugaz la cual los hace vivir como planetas… ¿y cómo es que no? No todo es mediocre, o normal, lo normal es la excepción de una regla universalista y para-normal. ¡Aunque ud no lo crea! Como decían las viejas selecciones del reader.

  3. NeoFronteras:

    Lo siento, pero los insectos no son inteligentes, incluidos los insectos sociales.
    Tampoco hay hipótesis científicas que digan que los planetas son soles apagados.
    Su postura está demasiado cerca, en general, de posiciones místicas.

  4. JAvier:

    Dirigido a Juan:

    A ver genio ¿de que forma más o menos frecuente puede una estrella moverse sin llevarse consigo los planetas que la orbitan?
    Porque que tu idea de “soles de paso” requiere precisamente eso para tener vestigios de pies y cabeza. De que los planetas sean soles apagados prefiero ni hablar.

    Como se que responder a lo anterior de una forma decente es simplemente imposible (el juego de palabras que has usado ahora y en comentarios anteriores es simplemente lamentable) te planteo una más simple:
    ¿Cómo sabes que hay seres inteligentes en las zonas inexploradas del planeta si precisamente estan inexploradas?

    No es por malo, pero tengo un compañero de facultad adicto a la Marihuana que hace dibagues infinitamente más coherentes y justificados.

    PD: Soy plenamente consiente de que mi tono puede resultar ofensivo y acepto sin protesta cualquier sanción. Pero no me retracto.

  5. Fantomo:

    Dos extraterrestres observan un planeta azul desde el espacio, dentro del “ovni”, uno voltea a ver al otro y pregunta: -¿Crees que haya vida ahí?, el otro lo ve con risa burlona y le responde: -¡Imposible! Hay demasiado oxígeno.

    Tranquilos! Sólo es un chiste, sé lo difícil que es la existencia de las condiciones necesarias para el desarrollo de la vida, pero también sé que vemos estas condiciones como aceptables para la vida sólo porque nacimos en un mundo donde tales condiciones son normales.
    Tampoco es un argumento….Solamente sigamos buscando, cuando la hallemos, sabremos cómo es.

    Saludos desde Costa Rica.

  6. NeoFronteras:

    Estimado Fantomo:
    Es verdad que durante mucho tiempo hubo vida en la Tierra y no había oxígeno libre en cantidades apreciables en la atmósfera, pero precisamente la presencia de oxígeno, o en concreto la existencia de un desequilibrio químico es indicativo de que hay vida. El oxígeno es tan reactivo que duraría poco si no fuera producido continuamente.

  7. Joabbl:

    Personalmente lo que me parecería más interesante sería encontrar alguna evidencia de una civilización mucho más avanzada que la nuestra. ¿Pero dónde mirar para encontrar algo así si existe? ¿Existirán civilizaciones con millones de años de antiguedad? ¿Dónde están? ¿A qué dedican el tiempo libre, como decía la canción? ¿Cómo escaparon (si lo han hecho) de la autodestrucción que nos amenaza? Preguntas, preguntas…
    Seamos humildes : encontrar algún microbio marciano tampoco estaría mal, más acorde con nuestras posibilidades. Snif.

    Saludos

  8. NeoFronteras:

    Estimado Joabbl:
    El no ver a las supuestas civilizaciones avanzadas constituye la famosa paradoja de Fermi:

    http://neofronteras.com/?p=2736

    Quizás todas las civilizaciones colapsen tarde o temprano, o quizás nunca se llega a tener suficiente capital como para que sea posible el viaje interestelar. O puede que tal viaje sea simplemente imposible, algo que es plausible.

  9. Tritio:

    Buenos días.
    Yo me planteo a menudo si estamos realmente solos. ¿Y si no existe ningún tipo de vida inteligente ahí fuera? La estadística en este caso me llevaría la contraria. Dada la inmensidad del universo creo que en algún momento debió surgir la vida inteligente, pero parece como si los propios límites de la física nos mantuviesen aislados. En ese caso estaríamos ante una triste ironía, tantos avances científicos durante nuestra corta historia para llegar a plantearnos este tipo de preguntas tan trascendentales, para que luego no seamos capaces de poder demostrarlas empíricamente.
    En este sentido soy bastante optimista, si no colapsamos antes, creo que dentro de miles de años seremos capaces de demostrar que existe la vida fuera de nuestro planeta y unos pocos de miles de años después quizás sepamos que la vida inteligente existe o existió en otras épocas.
    Saludos.

  10. Joabbl:

    Si se me permite una nota sentimental, desde luego que sería muy triste : Un universo tan grande para nada. La vida surge en sitios aislados, se devoran unos a otros o las especies se suicidan estúpidamente y se acabó. Sería como un espectáculo de fuegos artificiales : muy bonito pero inútil. Tan triste que podría ser cierto. Creo que hoy me he levantado un poco deprimido…

    Saludos

  11. NeoFronteras:

    Si se financian finalmente ciertos proyectos de telescopios espaciales se podrían tener imágenes de planetas similares a la Tierra (poco más que un punto) y saber si contienen vida. Puede que lo veamos pronto. Todo depende del dinero disponible.
    Sin embargo, incluso si existiera vida inteligente ésta sería más difícil de demostrar.
    Hay una gran diferencia entre saber si existe vida o vida inteligente y poder contactar con ella. Esto último parece más bien remoto, a no ser que descubramos una Física desconocida que permita lo contrario. El conocimiento actual nos dice que el viaje interestelar lento ya sería demasiado caro.
    En nuestro sistema solar no parece que pueda haber vida. En Marte parece casi definitivamente que no. Quizás en Europa o en Encelado haya una posibilidad.
    Hay proyectos de sondas espaciales que visiten ambos satélites naturales. Aunque su coste probablemente retrase su lanzamiento. Quizás gastar tanto en estaciones espaciales en donde los astronautas se entretienen midiéndose la presión arterial o en la vuelta a la Luna no sea lo mejor si es a costa los proyectos científicos.
    Se avecinan tiempos difíciles en los que el colapso ecológico, el agotamiento de los recursos y el cambio climático produzcan una seria recesión. No es de esperar que se financien mucho este tipo de cosas.
    En todo caso en cualquier información que podamos saber, cualquier estadística sobre planetas habitables o presencia de vida sería útil.

    Carl Sagan decía:

    “A veces creo que hay vida en otros planetas, y a veces creo que no. En cualquiera de los dos casos la conclusión es asombrosa.”

    Carl Sagan murió sin saber que íbamos a detectar planetas extrasolares y que ya contamos con más de 400 en la lista. Quizás un día lo mismo nos pase a nosotros, y nos muramos sin saber las cosas maravillosas que se sabrán después, entre ellas datos preciosos sobre la vida extraterrestre.
    Lo malo de morirse es que te pierdes lo que pasa después.

  12. Joabbl:

    Sí que parece que se avecinan tiempos difíciles. No se puede mirar alrededor y ser optimista. Desgraciadamente este tipo de proyectos se pueden retrasar o cancelar sin que haya demasiadas protestas. El conocimiento por el conocimiento no vende, quizá nunca lo haya hecho. Estoy harto de oír cosas como “Hacer eso sería muy caro, ¿de qué serviría?” Siempre con el utilitarismo miope a cuestas. La clave siempre ha estado y estará en la educación. ¿Pero para qué si ya tenemos fútbol?

    Saludos pesimistas

  13. Joabbl:

    …Sin olvidarnos de la religión. Cuando nos muramos lo comprenderemos todo… ¿Para qué gastar ahora dinero? Deberiamos desear morirnos lo antes posible… ¿Quién empieza?

  14. lluís:

    Por lógica, parece que los que deberían querer empezar, son aquellos que creen en una vida en el más allá del más acá. En el cielo se debe estar muy bien por lo que cuentan. Por si acaso, preferiría pasarme una larga, larga temporada más aquí. Y de poder ser, y desde luego en perfectas condiciones psíquicas y físicas, ser inmortal. De este modo, acaso, podría conocer inteligencias de otros mundos. O una inteligencia en este mundo que ya fuera de “otro mundo”.

  15. NeoFronteras:

    Estoy de acuerdo con LLuís.
    Además, este mundo es tan maravilloso que dudo que el Cielo pudiera ser mucho mejor. Pero la promesa del más allá es lo que consuela a mucha gente y, sobre todo, los mantiene en el redil. Pero algo deben de sospechar cuando los creyentes (salvo integristas islámicos) no se suicidan en masa para así alcanzar el paraíso.
    Quizás no seremos conscientes de que el paraíso es (o era) este mundo hasta que nos lo carguemos de alguna manera. Viajamos en nuestra única nave espacial posible en el Cosmos, se le están encendiendo todas las luces rojas de emergencia y parece que no nos preocupa. Ningún planeta habitable de la galaxia se pondrá nunca equiparar al nuestro, que está hecho a nuestra medida exacta.

  16. Rompememes:

    Se me ocurre una cuestión a tenor de la búsqueda de planetas que puedan albergar vida: cuando se estudian cuerpos celestes que están a varios miles o millones de años luz, en realidad lo que estamos viendo es el pasado de ese cuerpo celeste (por la limitación de la velocidad de la luz). En caso de que alguna vez se descubriera vida en algún planeta que estuviese, por ejemplo, a un millón de años luz, ¿no sería demasiado tarde? Es decir, a lo mejor cuando nosotros recibimos la información de que dicho planeta alberga vida, ésta ya ha desaparecido o ha cambiado radicalmente. Lo mismo podría estar ocurriendo con nuestro planeta si somos observados desde un supuesto planeta habitado muy lejano: es posible que ellos estén recibiendo la información de cuando nuestro planeta aún no contenía vida, o de la época en la que estaban los dinosaurios…

    Saludos

  17. NeoFronteras:

    Pues sí, efectivamente así podría ser. Y encima si se viaja a ese lugar (incluso a la velocidad de luz) se dobla ese tiempo. Pero en la Tierra ha habido vida durante miles de millones de años, aunque la inteligente sea muy reciente y posiblemente efímera.
    Pudiera ser incluso que en nuestra galaxia haya habido miles de civilizaciones y que nunca hayan coincidido en el tiempo.

  18. tomás:

    No puedo estar de acuerdo con las extrañas ideas de Juan Díaz en su 2, pero tampoco con la crítica, de inapropiado tono en esta página, de Javier en su 4. Puede ser admisible que no se retracte en el fondo, pero si “dibaga”, espero que, al menos, se retracte de la forma: le bastaría con vagar. Como dijo Brown, “…,nadie es perfecto”.
    Si ya Neo puso las cosas en su sitio, con mesura, un día antes, no sé a qué viene tan fácil e inútil ataque posterior.
    Considerando que muchas veces nos perdemos en comentarios inútiles, el 16 de Rompememes me parece muy pertinente. De su reflexión puede obtenerse material para, dada la finitud de nuestro futuro, emplear mejor los recursos del presente.

  19. NeoFronteras:

    Por cierto, ahora el Vaticano dice que podría existir vida extraterrestre inteligente y que además esos seres podrían estar libres de pecado original: http://news.bbc.co.uk/2/hi/7399661.stm

  20. RicardM:

    Apreciado Neo, yo creo sinceramente que antes de buscar vida inteligente en otros planetas deberíamos buscarla en un planeta llamado Tierra…
    Saludos (no participo mucho pero os leo todos los dias).

  21. lluís:

    Bueno, supongo que es lógico, dentro de la lógica Vaticana, que digan eso. Al fin y al cabo, si El creó todo el Universo, pues se supone que también creó todo lo que se que contiene en este. Y, por si acaso, como la cosa resultaría un tanto forzada, pues los alienígenas estarían libres de pecado original. ¡Menuda discriminación entre alienígenas y terrícolas! Van a tener faena los teólogos. En fin estos chicos del Vaticano siempre tan dispuestos a hacernos partir de risa.

  22. NeoFronteras:

    Estimado RicardM:
    Lo malo es que ya hemos encontrado vida en la Tierra (no muy inteligente, por cierto) y la estamos destruyendo.
    Por eso hay que dejar siempre claro que la Tierra es nuestra única y posible casa en el Cosmos. Ningún otro planeta será mejor que la Tierra para nosotros, incluso aunque pudiéramos ir a esos otros e hipotéticos mundos.
    Pero esto de la vida extraterrestre es una buena excusa para filosofar, un espejo en el que vernos. Este tipo de temas simplemente nos excitan la imaginación. Sólo hay que comprobar el número de comentarios para comprobarlo, en contraposición a otros temas más serios (incluyendo los biológicos) y que al final no reciben ninguno o casi ninguno.
    Además este tema permite la polémica.

  23. tomás:

    Un tanto incómodo, me dejo provocar por el 19 de Neo y caigo en la trampa de mi sed de ironizar. ¿No veis que están buscando un lugar para ese Limbo que no saben donde poner?

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.