NeoFronteras

Alta biodiversidad del suelo global

Área: Ecología — jueves, 3 de noviembre de 2011

La biodiversidad animal del suelo es muy alta y única, independientemente de la parte del globo que consideremos.

Foto
Fuente: Diana Wall, Colorado State University.

Pese a lo que creen algunos cultivadores de tomates insípidos, el suelo sobre el que crecen las plantas es muy importante. En él hay una gran variedad de vida de todo tipo y esa vida es la que recicla muchos de los elementos que una y otra vez pasan de la materia viva a la inerte. En él se fija el nitrógeno o se descomponen los últimos restos de lo que fue una criatura que sintió y se desplazo por este planeta. No solamente hay microorganismos, sino toda una multitud de seres pequeñitos, algunos de ellos animados, en cuya presencia no solemos reparar. Así por ejemplo, los ácaros y lombrices (como ya sugirió Darwin en su momento) son esenciales a la hora de degradar los restos orgánicos y reciclarlos para formar los nutrientes del suelo que necesitan las plantas. Son esenciales para la correcta función del suelo en el ecosistema, tanto en terrenos naturales como en los cultivos.
Como seres humanos que somos, limitados por nuestros sentidos y nuestro cerebro, creamos una concepción del mundo basada en lo que vemos a primera vista. A partir de esa visión sacamos conclusiones y esquemas para ver el mundo. Hablamos de biodiversidad y nos fijamos en selvas y arrecifes de coral, pero no en la sucia tierra que hay bajo nuestros pies.
Ahora, un estudio a escala mundial dice que la biodiversidad del suelo de los bosques tropicales, de la sabana africana, o el bosque boreal tiene la misma elevada biodiversidad.
Normalmente se ha pensado que la biodiversidad es máxima en las regiones tropicales y disminuye según nos movemos hacia los polos. Esto es cierto para las especies que viven sobre el suelo, pero no es así para las especies que viven en él. Los nematodos, lombrices, ácaros o colémbolos del suelo son tan diversos en las regiones árticas como en las tropicales.
Un equipo internacional de investigadores de varias universidades ha realizado este estudio. Representa el primer análisis molecular de ADN de la distribución de especies animales del suelo a lo largo de una gran gama de ecosistemas que van desde los trópicos a los polos. Las muestras fueron recolectadas en 11 localizaciones distintas a lo largo de todo el mundo e incluyen sitios en los bosques tropicales de Costa Rica, la sabana de hierba de Kenia, los bosques templados de Nueva Zelanda, la estepa Argentina o la tundra de Alaska y Suecia
Sin embargo, el ecosistema de cada una de estas localizaciones es único y contienen una sorprendente diversidad propia de especies que nunca había sido descubierta antes. En promedio alrededor de un 96% de los animales identificados del suelo de una localización son propios de ese sitio y no se encuentran en ningún otro. Esto sugiere, según los expertos implicados, que los animales del suelo tienen una distribución restringida, es decir, son endémicos del lugar. Esto desafía la visión mantenida durante mucho tiempo según la cual los animales cuanto más pequeños más dispersos se encuentran por la geografía. Sin embargo, a diferencia de las especies que viven sobre el suelo, no hay nada que indique que la latitud tiene un efecto sobre la biodiversidad animal del suelo.
El estudio también ha analizado cómo la distribución de animales del suelo está correlacionada con factores como el clima, el nivel de nutrientes y la biodiversidad de las especies que viven sobre él suelo. Encontraron que los sitios con gran biodiversidad sobre el suelo, como pueda ser la selvas tropicales, parece que tienen una menor biodiversidad en el suelo. El factor que explicaría este fenómeno sería que los sitios con gran biodiversidad sobre el suelo tendrían bajo él mayor cantidad de nitrógeno inorgánico y un pH menor comparado con otros sitios.
También llegan a la conclusión de que algunos sitios con alta biodiversidad animal, como la sabana de Kenia, están en mayor riesgo debido a la mala política de explotación del suelo y a la explosión demográfica.
Así que si en este otoño boreal, usted amigo lector, se da un paseo por un bosque templado de hayas justo después de la lluvia, no solamente podrá descubrir que “el aire trae por la mañana un vapor de planeta” como decía Neruda en su “Oda al Otoño”, sino que además será consciente de que la biodiversidad del suelo que pisa es tan rica y única como la del suelo de una remota selva tropical del suroeste de Asia (si es que todavía queda tan selva).

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=3648

Fuentes y referencias:
Nota de prensa I.
Nota de prensa II.
Arículo original.
Los suelos en peligro.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

2 Comentarios

  1. tomás:

    Yo diría que la frase que ocupa el tercer párrafo lleva a equívoco al terminar diciendo “tiene la misma biodiversidad”, pues es fácil interpretar que está compuesta por los mismos seres, cuando el artículo quiere decir que cada comunidad es endémica del lugar y distinta de la de otro ecosistema en un 96%.
    Saludos.

  2. Lvis:

    La gestión adecuada de la biodiversidad permitirá que las sociedades aprovechen sus recursos a largo plazo al mismo tiempo que lograran una mejora en la calidad de vida de sus integrantes, para discutir más sobre el tema puede visitar: http://www.consciente.pe/que-es-biodiversidad

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.