NeoFronteras

Estructura gramatical y teoría de la información

Área: Lenguaje — Martes, 16 de Octubre de 2012

Las lenguas humanas desarrollaron un orden sobre las palabras para así reducir al mínimo el riesgo de una mala comunicación en un canal ruidoso.

Foto

El 85% de las lenguas responden a dos esquemas básicos. El primero sería el que tiene el español o el inglés de sujeto-verbo-predicado (SVP) y el segundo sería el esquema de sujeto-predicado-verbo (SPV) que tienen otras lenguas. Hasta ahora no se había dado una razón convincente de por qué esto es así.
Según unos expertos del MIT esta diferencia en el orden gramatical podría ser explicada por la teoría de información de Shannon que, entre otras cosas, ha permitido el desarrollo de las telecomunicaciones en tiempos recientes. Su artículo ha sido publicado en Psychological Science.
Shannon estaba preocupado en su día por la capacidad de transmitir información a través de un canal ruidoso. Según Ted Gibson, profesor en el MIT, el habla humana sería un ejemplo de lo que Shannon llamaría canal ruidoso. Puede que el emisor elija una palabra que no sea la adecuada o puede que simplemente el receptor no la entienda bien. El ambiente puede además interferir en el proceso.
Gibson y Rebecca Saxe argumentan que las lenguas humanas desarrollaron un orden sobre las palabras para así reducir al mínimo el riesgo de una mala comunicación en un canal ruidoso.
La hipótesis surgió a partir de los resultados peculiares, publicados en PNAS en 2008, sobre una serie de experimentos. En esos experimentos a unos hablantes nativos de inglés se les mostró una animación digital en la que se veía actos humanos sobre objetos inanimados, como dar una patada una pelota, y se les pedía describir la escena. Estos voluntarios usualmente intentaban expresar el predicado de la frase antes de expresar el verbo, pese a que en el inglés los verbos preceden a los predicados. Cuando las acciones que veían recaían sobre otro humano, sin embargo, los voluntarios generalmente expresaban el verbo antes que el predicado. El efecto, lejos de ser sutil, era bastante evidente.
Esta tendencia en el orden SPV, incluso para nativos que usan SVP, podrían ser, según Gibson, un ejemplo de la preferencia innata humana por una recapitulación lingüística de la información antigua antes de introducir nueva información. Esta teoría de “antiguo antes que lo nuevo” fue propuesta por Ellen Price de University of Pennsylvania.
Si imaginamos, por ejemplo, unas circunstancias en una conversación normal en la que se dice “el muchacho da una patada a la pelota” quizás el hablante ya presento tanto a la pelota como al chico en un contexto de un partido de fútbol. Entonces la única pieza de información nueva sería “da una patada”.
Si asumimos una preferencia innata por el orden SPV, al menos en los casos en los que el verbo es la única pieza de información nueva, ¿por qué los voluntarios del experimento usaban el orden SVP cuando tanto el sujeto como en el predicado había personas? Según estos expertos del MIT el orden SVP tiene mayores probabilidades de conservar la información que se comunica si el canal de comunicación es ruidoso.
Si la frase fuera “el muchacho da una patada a la muchacha” y el orden fuera SPV entonces el receptor puede recibir a través de un canal ruidoso dos mensajes: o bien que “el muchacho da una patada” o bien “la muchacha da una patada”. Si el orden es SVP, sin embargo, los dos mensajes que el oyente puede entender son “el muchacho dio una patada” y “da una patada a la muchacha”. En este caso se transmite más información.
Aunque esta explicación permite aclarar los resultados del experimento publicado en PNAS en 2008, no permite afirmar lo mismo para otras sociedades humanas. Sin embargo, una investigación preliminar de Gibson permite afirmar que existe una fuerte correlación entre el orden de las palabras y el peso de las declinaciones en la lengua. En casos en los que las declinaciones son muy marcadas se tiende al orden SPV. Curiosamente el peso de las declinaciones recae en algunos idiomas sobre los objetos animados, una característica que apoyaría esta teoría.
Según Steven Pinker este trabajo es extremadamente valioso. “El diseño de cualquier lengua refleja un compromiso entre las propiedades que la hacen útil (claridad, expresividad, facilidad de articulación) y las propiedades que están estandarizadas a lo largo de una comunidad de hablantes de tal modo que todo el mundo use el mismo código. Los teóricos de la Gramática se han centrado en la arbitraria naturaleza de la comunidad gramatical. Ahora Gibson ha arrojado luz sobre cómo cada una de estas gramáticas han evolucionado, de unas pocas formas predecibles, para maximizar la claridad en comunicar quién hizo qué a quién”, dice Pinker. Añade que el estudio de Gibson muestra que hay un factor muy importante en el diseño de la funcionalidad en aparentemente arbitrarios patrones de variación a lo largo de muchas lenguas.
Para poder hacer más riguroso a este modelo teórico sobre el orden de las palabras, Gibson dice que necesitan caracterizar mejor los aspectos “ruidosos” en las conversaciones habladas, qué tipos de errores se cometen típicamente y la frecuencia de los mismos. Ya están realizando experimentos al respecto.
Sin duda, estos estudios interesantes son.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=3940

Fuentes y referencias:
Nota de prensa.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

1 Comentario

  1. tomás:

    Pues numerando:
    1 – sin duda
    2 – estos estudios
    3 -interesantes
    4 – son
    las 24 permutaciones posibles dan frases con perfecto sentido. Algunas más correctas: Sin duda, estos estudios son interesantes o Sin duda, son interesantes estos estudios. Menos felices parecen ser -o a mi se suenan- las que finalizan con el verbo. Las demás parecen aceptables.
    Pues eso. Saludos.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.