NeoFronteras

No hay hiato climático

Área: Medio ambiente — Domingo, 2 de Marzo de 2014

Las temperaturas más cálidas sobre tierra firme han estado inequívocamente aumentando pese al supuesto hiato climático.

Foto

Recientemente publicábamos en NeoFronteras un resultado entre otros sobre cambio climático en el que se daba una explicación al periodo actual en el que la temperatura global no sube tanto como se esperaba. La explicación era un fenómeno marino por cual vientos del Pacífico fuerzan a que el calor pasa al océano al mover las masas de agua. En los últimos años estos vientos han sido muy intensos, excediendo lo predicho por los modelos climáticos.
Ahora un estudio complementario, basado puramente en medidas, demuestra que las temperaturas más cálidas sobre tierra firme han estado inequívocamente aumentando pese a la afirmación de que la subida de la temperatura promedio global se ha desacelerado, algo a lo que se ha denominado hiato climático.
Científicos del UNSW’s ARC Centre of Excellence for Climate System Science han realizado este descubrimiento cuando centraron su investigación en las temperaturas más extremas, que además son las que más impacto negativo tienen. Según Lisa Alexander, el hiato climático no ha detenido el aumento el número, intensidad y área de los días más cálidos. La tendencia es una subida clara de la temperatura y el número de días cálidos sobre tierra firme, pese a la ausencia de un fenómeno de El Niño fuerte.
Los investigadores examinaron las temperaturas más altas de la gama de temperaturas porque es donde se espera que el calentamiento global tenga primero su impacto.
Las observaciones mostraron además que los eventos cálidos están afectando, en promedio, al doble de área si se compara con 30 años atrás.
Para llegar a estos resultados los investigadores examinaron los días cálidos desde 1979. Las temperaturas de cada día del año se compararon con las de los mismos días año tras año hasta 2012. El 10% de los días más cálidos se calificaron como casos de temperaturas cálidas extremas.
Globalmente, y en promedio, era de esperar que las regiones tuvieran 36,5 de esos días en un año. Las observaciones muestran que durante el periodo 1997-2012 esas regiones experimentaron 10, 30 o 50 más días de estos por encima de ese promedio. Es decir, en el caso más extremo se pasó a tener 86 días con temperaturas cálidas extremas. La tendencia observada es un aumento de este fenómeno en el tiempo y es consistente incluso durante el supuesto hiato 1998-2012.

Foto
En rojo se aprecia la subida de las temperaturas más altas. Fuente: Nature.

“Nuestro análisis muestra que no ha habido pausa en el aumento de la los días más cálidos sobre tierra firme y lo más extremos de las condiciones extremas muestran el cambio más grande”, dice Markus Donat.
“Otro aspecto interesante de nuestra investigación fue que aquellas regiones que normalmente sufrieron 50 o más días de calor excesivo en un año sufrieron los impactos más grandes en tierra y la frecuencia de días cálidos. En resumidas cuentas, los extremos más calientes tuvieron los eventos a mayor temperatura y más frecuentemente.”
Aunque hasta ahora se ha tenido generalmente en cuenta las temperaturas globales promedio a nivel de suelo en el estudio del cambio climático, este estudio refuerza la idea de que eso no tiene en cuenta todos los aspectos del sistema climático.
El supuesto hiato en el promedio de la temperatura global no implica que el calentamiento global se haya detenido. Otras medidas como las temperaturas extremas, el calor oceánico y la desaparición de los hielos terrestres muestran un continuo cambio consistente con el calentamiento global.
“Es importante que tengamos en cuenta el cambio climático y nuestras medidas son útiles para determinar su impacto sobre la sociedad”, dice Sonia Seneviratne. “Las temperaturas globales son medidas útiles para los investigadores, pero es en los extremos en donde veremos más probablemente los impactos que afectarán a nuestras vidas. Estamos viendo claramente casos de temperaturas más extremas sobre tierra firme y más frecuentemente como resultado del aumento del efecto invernadero.”

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=4357

Fuentes y referencias:
Nota de prensa.
Artículo original.
Foto: NeoFronteras.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

13 Comentarios

  1. r:

    Ya es suficiente, basta de perder el tiempo. Todos debemos asumir nuestra responsabilidad. Acá un vídeo, aunque sencillo muy provechoso y que nos ayuda a reflexionar sobre este asunto:

    http://www.youtube.com/watch?v=58Ml8fSiXnU

  2. tomás:

    ¿Qué propones, amigo “r”? Solo por mi puedo hablar y dedico al tema varias horas al día, pero sé que nada es bastante. En la gente veo escepticismo incluso cuando les hablo de sus hijos y nietos. Los cuidan, los disfrutan, parecen buenos padres y abuelos, pero el tema de esta destrucción avasalladora del planeta no lo perciben. Ni siquiera peligros inmediatos: hace unos días -no es la cuestión, pero sirve de ejemplo- iba en coche cuando vi a un padre lanzar a su pequeña hija al aire. Hice marcha atrás y le dije: Perdone, porque quizá no es cosa mía, pero lo que está haciendo es muy peligroso para su hijita. Y es que tengo una vecina que por eso mismo va en silla de ruedas y sufre muy grave retraso mental; es, en realidad, un vegetal. Aquel padre que tanto gozaba con su hijita y la hacía gozar ciertamente me dijo: Tiene usted razón… no es cosa suya, y siguió lanzándola al aire.
    Donde vivo, una alcaldesa supongo que estúpida, como suele suceder, ha cortado tres pinos de gran porte sin que pueda adivinarse la razón. Su altura superaba los quince metros y su tronco alrededor de uno cerca de la base. La ciudad precisa obras por mala realización de otras anteriores de otros arquitectos y otros alcaldes. ¿Habrá caminado alguna vez esa incompetente por las calles?
    No sigo, amigo “r”. Si tienes una propuesta convincente vamos a ella. Una vez fui socio, con mis hijos, de Greenpeace; algo me molestó y dejé de serlo. Pero, indudablemente “hacen”. Me voy a replantear la cosa.
    Un abrazo.

  3. r:

    Estoy de acuerdo contigo, estimado tomás, y es que ese es el punto, a nadie le interesa y por ello experimentaremos la extinción. Tal vez no es a los adultos a quienes debamos convencer para que cambien esa “estúpida” actitud sino a los niños y en ese sentido la educación (informal o formal) es el arma más eficaz que tenemos a nuestra disposición.

    Saludos.

  4. tomás:

    Ese es, como muy bien dices, el único remedio, amigo “r”: la educación. Pero tropezamos con varios problemas:
    1º Desinterés de la administración -una verdadera educación no proporciona beneficios electorales; sí una manipulación falsificadora de los hechos, de la historia, de los posibles objetivos dirigidos al bien y al conocimiento crítico-.
    2º El capital precisa beneficios inmediatos o casi; no puede esperar: el tiempo es oro. Y la ambición no permite ver muy allá. Un muchacho paraguayo me cuenta que Brasil compra terrenos en su país y arranca la selva. No solo el tiempo es oro; el tiempo se agota y no sé si el planeta soportará una o dos generaciones más con esos métodos.
    3º La educación es algo acumulativo. Si en tu casa no la ves, resulta difícil aprenderla en la escuela, así que los mass media, especialmente televisión y radio, deberían colaborar en el proyecto para educar a las familias, pero dependiendo tanto de la política, están manipulados por ella. Y no está por la labor. Ayer escuchaba la radio -suelo aprovechar para ello cuando desayuno o me preparo la comida- y dijeron más o menos: ahora vamos con la noticia del día… y pensé que se referiría a la situación en Crimea o al avión desaparecido en Vietnam. No, se referían a la pierna de un jugador no sé si del Barcelona o del Madrid. Como decía Neo no hace mucho, el fútbol es el opio del pueblo. Entonces su interés está en desinformar, no en educar.

    Hay más razones para que las gentes estén por otros intereses, para que sufran un estrés que les impida pensar en otra cosa que en resolver su acuciantes problemas inmediatos. Provocar un verdadero agotamiento en la jornada de trabajo y un tremendo temor real a perderlo. ¿Van a informarse del deterioro del planeta, que perciben lejano en el mejor de los casos o su mente les avasallará con la preocupación de perder su casa, por ejemplo?

    Mal remedio tiene esto, querido amigo; muy mal remedio.

  5. javier:

    Estimado r:
    Asumir que responsabilidad?, en esta “organización mundo” la mayoría estamos excluidos de tomar acción o decisión (quizás puedo tomar decisiones pero no tendrán impacto), por ejemplo el País donde vivo -Chile- es bastante sucio en la generación de su energía y sería fantástico detener esa generación de gases contaminantes, en síntesis si Chile mañana detiene por COMPLETO la generación de gases con efecto invernadero (lo que sería espectacular) estaríamos contribuyendo con una disminución del 0,01% del total mundial de la emisión de estos contaminantes y tomando en cuenta que estas emisiones aumentan continuamente en el tiempo el resultado es: NULO (mejor: sin sentido). Ese era el sentido (el actuar en conjunto a nivel mundial) del Protocolo de Kioto que ya nadie respetó y los principales contaminantes: USA y China, luego los Europeos, rusos, indios, responsables de mas del 80% de este tipo de contaminación.

    No queda mucho como plantea el controvertido y por lo demás acertado Sr. James Lovelock, el error ya esta hecho, el sistema “tierra” ya esta dañado y atravesamos hace rato el umbral de no retorno, solo cabe esperar y ser espectadores del final de nuestro mundo como lo conocemos.

    Saludos

  6. r:

    Sé bien y todo el mundo sabe que nuestro futuro se ve bastante mal pero eso, amigos, de ningún modo significa que todo esté perdido. Respecto al futuro, pues no importa el nombre que tenga la persona o lo inteligente que sea, nadie sabe con certeza que pasará.

    Saludos.

  7. tomás:

    Estimado “javier”:
    No podemos dejarnos abatir. Ni siquiera sabemos si encontraremos algún modo de limpiar la atmósfera y los mares. Por otra parte, si somos verdaderamente responsables pongamos nuestro granito de arena cada día y hagamos algo para que los demás lo hagan. Si cuento lo que significa mi participación personal en esa lucha, saldrá un 0, seguido de muchísimos ceros y, sin embargo, debo hacerlo. Te aseguro que ese infinitesimal es la razón que usan algunos para no hacer nada o, peor aún, para contaminar.
    Un abrazo.

  8. Miguel Ángel:

    Pues, haciendo un pequeño juego de palabras, diría que esas aportaciones infinitesimales son de agradecer hasta el infinito; que sumándolas perfilarían un futuro infinitamente mejor y que más nos vale aprender la lección dándole infinitos repasos si no queremos anticipar nuestra propia finitud.

    Vaya por delante mi enhorabuena y agradecimiento a los amigos “r” y “tomás”, aunque mi agradecimiento sea también infinitesimal, pero también os lo agradece el planeta y eso son ya palabras mayores.

    Querido “tomás”:

    Le preguntas a “r” qué es lo que propone, supongo que con intención de ampliar tu abanico de posibles soluciones…supongo también que la respuesta está en su 1 y en el vídeo que ha compartido, es decir, aceptar nuestra responsabilidad individual y no delegar en los demás y apostar por el poder de la colaboración, que es como acaba el vídeo. Como comienzo me parece excelente, aunque después haya que pasar a considerar acciones más específicas.

    Estimado javier:

    No eres el único al que le causa desaliento ver cómo en cumbres como la de Kyoto, que en principio están concebidas para salvaguardar la buena salud del planeta, se convierten en una merienda de negros donde cada cual defiende sus intereses particulares. A veces de forma disimulada, otras comprando votos de paises pequeños y otras de forma más descarada (como Japón con las ballenas).
    Pero también lo podemos ver por el lado positivo: este tipo de cumbres son pioneras ya que jamás se hicieron con anterioridad y, a la hora de plantearlas, ya supuso un gran reto el simple hecho de sentar juntos a paises con un dilatado historial de enemistad.
    Tienes razón en que se necesita un cambio de actitud y perspectiva en las altas esferas (paises y gobiernos), porque esta competición sinsentido a la que estamos jugando me recuerda mucho a la de Isla de Pascua: ¡a ver quien construye el moai más grande!…y siendo chileno ya sabrás cómo acabó el asunto.
    Jared Diamond estudió el caso de Pascua y dice que los cambios de arriba a abajo (cambios en los gobiernos que lleguen al ciudadano) son importantes. Pero también considera que son muy importantes los cambios de abajo a arriba (pequeñas acciones en cada una de las personas que acaben llegando e influyendo arriba en los gobiernos).

  9. tomás:

    Querido Miguel Ángel:
    Así es, en efecto y el vídeo recomendado es muy de agradecer a nuestro buen compañero de pensamiento y voluntad “r”. Es que se me ocurrió que podía tener pensada alguna idea de esas que, a veces, son geniales. Y no es que lo que propone no lo sea: el mundo sería otro si cada uno nos guiásemos por el motivo de cumplir con nuestro deber hacia la sociedad. ¡Y pensar que bastaría con ser egoístas! Bastaría pensar solo en nuestros hijos y nietos… ¿no será que no suele pensarse en el futuro sino solo en lo más inmediato? Algo ha de haber en la mente humana que nos haga indiferentes a un peligro lejano o incierto. Por ejemplo me admiro de que la gente viva en las proximidades muy cercanas al Vesubio. Y creo que suman cerca del millón.
    Quizá nuestra mentalidad que se consolidó en África nos proporciones esa indiferencia que solo se alerta ante lo inmediato. Pero, que yo sepa y en términos generales precisamente el cortex prefrontal está especializado en la previsión.

    Sinceramente me resulta incomprensible, así que un fuerte abrazo para ti, para “r” y “javier” que andamos juntos por este tema.

  10. r:

    Gracias Miguel Ángel y Tomás. El mérito debería ser para el autor del vídeo porque yo simplemente he puesto aquí el enlace y nada más. Sin embargo me temo que el pesimismo de Javier no es infundado aunque no comparto eso de que principalmente las personas no actúan a favor del ambiente porque están excluidos de tomar acción.

    Para mí, la causa de nuestros problemas ambientales es la indiferencia. Un día de estos discutía con unos amigos las terribles consecuencias del calentamiento global que han predicho los expertos para el futuro, ellos me dijeron “eso no va a pasar porque ningún científico es más grande que el de arriba”. Además de la rabia que me provoca esa maldita forma de pensar, considero que esa idea de que un ser poderoso va a aparecer en el último momento para salvarnos, hace mucho daño. Si yo creo ciegamente que pase lo que pase voy a sobrevivir al colapso medioambiental que se avecina porque de alguna manera los dioses me ven con buenos ojos, pues créanme que haré poco para impedir la catástrofe y lo peor de todo es que mucha gente razona así.

    Saludos.

  11. tomás:

    ¡Vaya frasecita! Por esa regla de tres “el de allá arriba” no debiera haber permitido las dos guerras mundiales, el maremoto del golfo de Bengala, el accidente de Chernobil, etc…
    Las religiones cumplieron su papel y dejaron de convenir al pensamiento humano hace mucho, pero algo ha de haber en nuestra mente que nos hace confiar en un salvador, en una especie de líder superhombre. Fíjate cómo apareció Supermán en un momento penoso de la historia y cómo se reclaman líderes en las naciones cuando hay problemas graves, aunque esos líderes sean dictatoriales.
    Al parecer, la religiosidad tiene un componente genético de un 50 %, según experiencias estadísticas con gemelos univitelinos y mellizos. También se ha constatado que, pese a que la religiosidad conlleva gasto de tiempo inútil en rezos y ceremonias conjuntas, motiva el altruismo, aunque también al listillo que, ante ese campo de confiados, aprovecha la ocasión de medrar en esa sociedad quizá tomando el papel de la voz y voluntad de ese que está “más arriba”.
    Pero como la cosa no está clara, esperaremos que se vayan descubriendo los secretos que hacen que la gente se desentienda de los problemas y adjudique la solución de ellos a ese de “más arriba”.
    Un abrazo.

  12. NeoFronteras:

    Es verdad que la gente corriente está fuera de la toma de decisiones políticas, incluso en una democracia. También es verdad que por muy buenas intenciones que tenga algunos aspectos de la vida están fuera de su control. Pero muchos otros sí.
    Quizás no tengamos dinero para un auto eléctrico, pero sí podemos boicotear ciertos productos y llevar una vida un poco más acorde con el medio y probablemente más feliz. Como votantes se tiene poco control, pero como consumidores la presión puede ser enorme.
    Lo demás es de la misma escuela que: “no podía hacer nada”, “no estaba en mi mano”, “no sabía nada”, “no me enteré”, “vi pasar los trenes pero creía que llevaban otra cosa”, “sólo obedecía órdenes”.
    El ser humano tiene una responsabilidad individual enorme en cada acto que realiza y que queremos ignorar continuamente y cobardemente. Por otro lado, se es más feliz cuando lo que se piensa y lo que se hace coinciden.

  13. tomás:

    Estoy totalmente de acuerdo, estimado Neo y supongo que no te habrás guiado por mi última frase: “Pero como la cosa no está clara, esperaremos…”. En absoluto soy partidario de esperar para actuar. Me refería a esperar a que la ciencia avance en el por qué de ciertos comportamientos. Me parece perfecta tu propuesta de no consumir ciertos productos, de exigir que el agua del grifo sea saludable, de gastar la menor electricidad y combustibles que podamos, y así sucesivamente. Además ahora, con Internet, tenemos la posibilidad de que cualquier voz tenga un eco tremendo.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.