NeoFronteras

Las cacatúas saben usar llaves

Área: Etología — domingo, 12 de noviembre de 2017

Unos experimentos demuestran que las cacatúas saben usar objetos a modo de llaves y que, por tanto, poseen un sistema de referencia alocéntrico.

Foto

La cacatúa es un animal que su medio natural no se caracteriza por el uso de herramientas, pero en cautividad exhibe una increíble capacidad para la creación y uso de las mismas, como ya hemos visto en este sitio web.

Usar el destornillador adecuado para un tornillo concreto es una de las tareas que realizamos los humanos de forma cotidiana y que desarrollamos en los primeros años de nuestra vida. Los niños de dos años consiguen introducir ciertas piezas geométricas en agujeros con la misma forma, para ello tantean esas piezas hasta ver cómo encajan.

Para poder realizar este tipo se tareas tienen que pasar de usar su propio cuerpo como sistemas se referencia a usar otros objetos del ambiente. A esto se le denomina sistema de referencia alocéntrico. No es sorprendente que esto sea una condición previa para el uso de herramientas.

Otro aspecto importante en la realización de tareas es la geometría y la simetría. Insertar una bola en un agujero circular no requiere de orientación porque tiene una alta simetría. Pero insertar un cubo en un agujero cuadrado requiere de cierta orientación para poder insertarlo.

Los humanos consiguen insertar la bola cuando tienen un año de edad. Pero para la segunda tarea del cubo se requiere de otro año. Los niños de 3 a 4 años rotan este tipo de objetos antes de insertarlos. Este tipo de alineamiento visual no es empleado por los primates, como capuchinos o simios. Pese a su considerable destreza, sólo pueden insertar piezas simples en sus agujeros al cabo de muchos intentos.

Ahora, Cornelia Habl (Universidad de Viena) y Alice Auersperg (Universidad de Medicina Veterinaria de Viena) han realizado pruebas en las que unas cacatúas tenían que encontrar y usar la llave en concreto para abrir la cerradura adecuada. Las cacatúa no sólo seleccionaron la llave adecuada, sino que insertaron la llave en la cerradura correcta en menor número de intentos que los primates en estudios similares.

Esta habilidad fue comprobada a través de una serie de pruebas en las que tenían que usar esos objetos para conseguir una recompensa en forma de comida.

Los investigadores usaron una caja transparente con una especie de cerradura intercambiable en cuyo centro había un agujero con cierta forma dependiendo de la “cerradura” instalada. Al meter la “llave” adecuada por el agujero, una plataforma en el interior de la caja se plegaba para dejaba caer un fruto seco.

Cada vez, las aves fueron capaces de seleccionar la llave adecuada de entre un grupo de cinco cuya forma encajaba en la cerradura de turno. Lo interesante es lo consiguieron de forma inmediata sin entrenamiento previo. Además, giraban los objetos complejos para minimizar el esfuerzo de la inserción. Así, por ejemplo, una llave en forma de cruz era girada 90 grados para poder ser insertada. Algo similar pasaba con la llave en forma de L.

Todo ello indica que las cacatúas poseen un sistema de referencia alocéntrico cuando mueven objetos en el espacio similar al que tienen los niños de 2 años de edad.

El hallazgo sugiere que la habilidad de alinear objetos sobre un substrato no está limitada especies con manos.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=5824

Fuentes y referencias:
Artículo original.
Una cacatúa fabrica y usa herramientas.
Tecnología intencional en cacatúas.
Foto: Universidad de Viena.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

4 Comentarios »

  1. Miguel Ángel:

    Estas cacatúas han mejorado los resultados de los primates. ¿Han probado con cuervos?

  2. apalankator:

    Muy curioso, se me ocurre que pudiera haber pasado que un ave perdiera la capacidad de volar por ejemplo en una isla carente de depredadores, y empezaran a utilizar las alas como “brazos” y con el tiempo se les desarrollaran manos.
    Yo intentaría el mismo experimento con un hoazín, a ver si se puede ayudar con las garras.

  3. Tomás:

    Creo, amigo “apalank.ator”, que nos quedaríamos alopécicos de puro muertos antes de que ese experimento que pareces proponer de encontrar una isla y dejar unos cuantos hoazines a ver si pierden plumas y les crecen manos, tuviera éxito. Claro que a lo mejor, como eres hombre sensato, a lo que te refieres es a hacer la experiencia de la cacatúa sustituyéndola por el hoazín. Eso ya está mejor, pero con la cantidad de gallinas que tenemos por aquí, prefiero esta especie: no veas la cantidad de individuos que hay en las granjas; supongo que también por tu tierra.
    Un abrazo.

  4. Tomás:

    Me he saltado a mi querido Miguel Ángel. Me apunto con los cuervos, pero añado elefantes, delfines, pulpos, orangutanes y bonobos. A estos últimos les pondría una bonita bonoba dentro -o al revés (al revés la bonoba no, ni el bonobo; quiero decir intercambiados: bonoba fuera, bonobo guaperas dentro)-.

    Bueno, ya más en serio, parece que las áreas del cerebro para una determinada acción se diferencia mucho. Quién sabe si animales que no pasen, por ejemplo, la famosa prueba del espejo, son capaces de alguna tarea compleja que no se nos haya ocurrido.

    Fuerte abrazo, mi buen amigo.

RSS feed for comments on this post.

Deje su comentario si lo desea (Normas de participación)

Este sitio web usa cookies, el lector, al navegar por él, acepta por defecto su uso. Esta entrada se cerrará automáticamente a comentarios a los 30 días de su aparición. Su comentario no se publicará al instante, necesita ser aprobado y su aparición puede demorarse (mucho más en periodo vacacional). No olvide escribir el código numérico antispam, es muy importante. El retorno de carro es automático. Por favor, si no va a intentar escribir correctamente no envíe comentarios. Los comentarios pueden ser editados o incluso eliminados si no cumplen las normas de participación.

Si tiene problemas comentando lea esto.

(obligatorio)

(obligatorio)


*