NeoFronteras

NeoFronteras cumple 10 años

Área: Esta Web — Martes, 23 de Junio de 2015

El 23 de junio de 2005 nació este sitio web dedicado a la difusión de la ciencia.

Foto
Fuente: Oregon State University.

Tal día como hoy, pero de hace diez años, NeoFronteras echó a volar con una entrada sobre colibríes. Sólo hay una oportunidad para celebrar los primeros diez años y quizás no haya otras celebraciones de este calibre más adelante. Es difícil saber qué escribir en este momento y, a la vez, sentir que el resultado siempre será una frustración, porque al final sólo le puedo dedicar un par de ratos.
Mucho ha pasado en estos diez años. Incluso la humanidad está a punto de completar la exploración de los principales mundos de nuestro Sistema Solar con la llegada, después de 3000 días de viaje, de la sonda New Horizon a Plutón, una epopeya de exploración planetaria espacial que la humanidad comenzó hace ya 53 años.
Pero también, durante esta década, se han descubierto muchas cosas, como el bosón de Higgs, la multitud de exoplanetas que hay por ahí fuera, nuevas especies de criaturas terrestres actuales y pasadas… Se han desvelado todo tipo de secretos sobre la vida, el ser humano, su mente y el Universo.
Parece que ya podemos ver la luz de las primeras estrellas que se formaron tras el Big Bang y tenemos unos mapas de fondo cósmico de microondas que nos permiten ahora vivir la época dorada de la Cosmología Observacional.
También ha habido falsas alarmas en este tiempo, como la de los modos B cosmológicos que nos hicieron inferir el multiverso o la de las bacterias hechas de arsénico con las que vislumbramos cómo podría ser la vida alienígena. Porque los neutrinos superlumínicos nunca tuvieron ninguna verosimilitud.
Pero seguimos sin tener fusión nuclear controlada, sin saber en qué consiste la materia oscura o si realmente existe la energía oscura o en qué pueda consistir. Tampoco tenemos una teoría que explique bien los superconductores de alta temperatura o una teoría cuántica de la gravedad. Y seguimos sin poder elegir con seguridad una de las posibles interpretaciones de la Mecánica Cuántica y descartar el resto. Parece que nos define más lo que ignoramos que lo que sabemos.
Algunos somos de una generación que sufrió hambre de conocimiento, la que vivió una juventud en la que los medios de información casi no informaban sobre ciencia, medios que, además, eran caros y malos. Todavía recuerdo algunos artículos en el diario El País que me dejaron ojoplático y en los que se decían cosas como que “la fibra óptica es mejor porque los fotones son más rápidos que los lentos neutrones que circulan por los cables de cobre” o que “las estrellas de nuestro Sistema Solar…” Esas barbaridades eran muy frecuentes. Había mucha ignorancia sobre estos temas y los libros interesantes de divulgación científica publicados en el año se podían contar con los dedos de una mano.
En esos tiempos no había Internet, ni wifi, ni blogs, ni redes sociales, ni smarphones, ni muchas otras cosas. Ahora ya no quedan aviones comerciales supersónicos, no hemos vuelto a la Luna y no parece que vayamos a Marte, pero tenemos Internet.
Algunos vimos nacer Internet tal y como la conocemos ahora. Al principio en las pantallas no gráficas de los ordenadores que había en las universidades. En esos tiempos había cosas como telnet, talk, gopher o finger que ya no se usan, o gestores de correos electrónicos muy sencillos con los que era una odisea enviar cualquier cosa.
Un día, a principios de los noventa, fui a visitar a mi amigo Nico a su departamento universitario y su director de tesis estaba jugando con algo nuevo. Se trataba del navegador Mosaic, que permitía visualizar páginas html en modo gráfico. Había nacido la www. En ese momento vi el futuro y supe que todo iba a cambiar.
Estos adelantos permitieron colgar las publicaciones científicas on-line y que las universidades escribieran notas de prensa sobre ellas en su propia página web. El hambre de conocimiento ya podía ser saciada. Al menos para los que la padecían y tenían acceso a la red.
Luego Internet empezó a democratizarse y casi todo el mundo tenía acceso a la red mediante un módem (¿recuerda, amigo lector, esos ruidillos al conectar?). Por aquel entonces la información iba de arriba a abajo y poca información iba de abajo a arriba o de lado a lado. La aparición de los blogs y las redes sociales cambió el panorama.
Un día estaba hablando con mi amigo David por teléfono sobre cómo divulgar ciencia en Internet cuando este me dio la idea de usar una herramienta tipo blog. Algo, esto de los blogs, que, cuando esto sucedía, casi nadie sabía lo que era.
Decidí crear la página web que me hubiera gustado que existiera y que entonces no había. Busqué un nombre que no tuviera dominio y que no produjera casi entradas en el los buscadores: NeoFronteras.
En esa época tenía más tiempo que ahora y me puse manos a la obra. Diseñé la CCS con un aspecto que más tarde cambiaría por otro más elegante y de tonos azules, el mismo que todavía usa esta página web. Pero se necesitó mucho trabajo con la parte técnica en esos comienzos.
NeoFronteras empezó a nacer en un día indeterminado de junio de 2005 y a veces me daban las 4 de la madrugada (trabajaba de tarde), absorto con los detalles informáticos del blog.
Pronto descubrí que el asunto del hosting era/es una pesadilla y que, además, hay mala gente que ataca sitios tan inocuos como NeoFronteras. Incluso algunos ponían en los comentarios insultos gratuitos.
En aquella época casi no había blogs y menos de ciencia. Al principio esta web tenía un tráfico brutal y tenía cientos de miles de visitas mensuales. Sí, web, porque siempre pensé que NeoFronteras no era un blog y que sólo la parte de opinión (tan abandonada) se podía calificar como tal.
Ahora la competencia es muy alta y no sólo por los blogs de ciencia, sino por toda la oferta de información que hay. Parece que ya nadie sigue la famosa regla esa de callarse si no tienes nada interesante que decir. Ahora el problema no es la falta de información, sino encontrar la información interesante entre tanta oferta.
En estos días la información se consume mal, a trompicones, sin reflexión, a 140 caracteres y no más, no sea que tengas que pensar un poco. Todo está a golpe de dedo índice o de ratón, pero la necesidad de sobreestimulación nos tienta a no terminar de leer nada, ha hacer clic una y otra vez e ir a la deriva, a perder tiempo, “sustancia” ésta de la que está hecha la vida.
Vivimos en un mundo de espejismos, virtual y de consumo. Sometidos a unos deseos inducidos que nunca nos satisfacen ni son satisfechos. Vivimos sin vivir en nosotros. Si usted, amigo lector tiene la opción entre leer esta web o vivir, realmente vivir, no lo dude y viva.
¿Por qué escribir en una web de ciencia? Pues porque no hay mejor manera de aprender algo que tratar de explicárselo a los demás (los que somos profes lo sabemos). Pero, sobre todo, por ese inmenso placer que se siente al conocer un nuevo descubrimiento o hallazgo científico. Es ese orgasmo intelectual, esa sensación que te obliga a contárselo a alguien para saber si siente lo mismo. Es algo que necesitas compartir con otros. Es una manera de reconocerse en los demás: “mira esto, ¿no es precioso?, ¿verdad que es maravilloso?” Esa fascinación es una de las satisfacciones más grandes de la vida. Porque el ser humano es un ser curioso y necesita algo más que comer y perpetuar la especie.
La ciencia no es más que la búsqueda racional y objetiva de nuestro origen, de nuestra esencia y destino. ¿Qué somos?, ¿de dónde venimos?, ¿qué me hace humano?, ¿cómo funciona la vida?, ¿cómo se originó todo?, ¿qué es el espacio?, ¿de cuánto tiempo dispongo?…
Pero la ciencia contesta mejor a los “cómo” que a los “porqués”. Las preguntas últimas y definitivas siempre se nos escapan como arena entre los dedos: ¿por qué hay algo en lugar de nada?, ¿se da la nada?, ¿qué es “existencia”?
Plantear todas estas cosas en un país en el que se ha dinamitado a propósito la educación y se desprecia el conocimiento es casi una ardua tarea. Ya sólo queda que a los profesores se les escupa en la cara.
No “señores”, no. El conocimiento está por encima de los mercados. No se trata de (mal) “formar” de modo barato lo (mínimo) “suficiente” al (mal) “ingeniero” que (quiere) “necesita” el (inmundo) mercado, sino generar el caldo de cultivo en el que aparezcan los genios que consigan cambiar el mundo, los que nos acerquen a las estrellas.
En estos diez años uno cree haber mejorado su escritura en un lapso de tiempo en el que incluso han cambiado las reglas ortográficas (aunque me resisto a escribir “solo” en lugar de “sólo” o “guion” en lugar de “guión”); pero, mal o bien escritas, en este tiempo NeoFronteras ya ha superado las 3000 entradas. Es difícil saber elegir una de ellas, pero siempre habrá algunas más fascinantes que otras.
Pido perdón por los errores cometidos, que no han sido solamente gramaticales. A veces es difícil escribir y llevar esto esto si no se dispone de mucho tiempo.
Es fácil saciar ahora al hambriento de conocimiento, pero es imposible enseñar algo al que, siendo un indigente intelectual, no quiere aprender. Ya no se trata solamente de los creacionistas, magufos, ufólogos, antivacunas y conspiranoicos; seres a los que no merece la pena intentar convencer de nada. En estos diez años hemos visto cómo se acumulan las pruebas sobre los cambios que el ser humano está provocando en el clima terrestre y, sin embargo, hay fanáticos que lo niegan. Esto se ha convertido ya en toda una ideología, incluso apoyada por ciertos partidos políticos rehenes de las corporaciones.
Estos negacionistas leen algo sobre el cambio climático en cualquier sitio y les sube la presión sanguínea, entonces se llenan de ira, se les pone la cara roja y desean linchar al que no comparte sus mismas creencias irracionales. Lo mejor es no hacerles caso y publicar otro resultado sobre el tema. El negacionismo climático se parece a una religión. La fe, en muchos casos, es uno de los peores inventos de la humanidad.
La miseria moral está alcanzando altos grados infamia en el mundo actual, mundo en el que los intereses económicos de unos pocos están por encima de la salud del planeta, nuestro único hogar posible en el Cosmos.
Estamos en un momento singular, un punto de inflexión crítico como nunca se había dado en este mundo. Todo confluye aquí y ahora. Todo el pasado, todos nuestros conocimiento, todo lo que somos y no somos. Todo lo bueno y todo lo malo. Podemos alcanzar el cielo o el infierno definitivo. Todo depende de lo que hagamos ahora mismo.
Así por ejemplo, estamos a punto de saber si hay otros planetas habitables o incluso habitados alrededor de otras estrellas, cada día averiguamos de nuevas curas para enfermedades o de terapias para retrasar el envejecimiento y la muerte, ahora comprendemos mejor nuestro comportamiento y nuestro cerebro, vemos los átomos y los manipulamos individualmente a nuestro antojo, creamos materiales con propiedades increíbles, comprendemos el pasado de la Tierra, de la vida y del propio Universo como nunca antes lo habíamos hecho…
Pero seguimos gastando cantidades inmensas de dinero y recursos en máquinas de guerra y en las propias guerras. ¿Qué sabríamos a estas alturas si, por ejemplo, el 50% de los gastos militares mundiales de estos últimos diez años se hubieran invertido en ciencia?, ¿la cura del cáncer o de la demencia senil?, ¿una vacuna para la malaria?, ¿la batería perfecta?, ¿la autosuficiencia energética?… Los gastos militares son sólo una inversión en muerte diferida. ¿Por qué no lo vemos? Ya hasta incluso se están volviendo a fabricar y desplegar nuevas armas nucleares.
En estos diez años hemos aprendido que ya consumimos 1,5 veces lo que el planeta produce si hablamos de recursos renovables. Los bosques y selvas se talan, los desiertos crecen, los glaciares se funden, la erosión elimina el suelo fértil, el coral muere y desaparece, el mar se acidifica y se llena de plásticos, envenenamos el aire y el agua con nuestros tóxicos, agotamos los acuíferos, matamos a las abejas con nuestros insecticidas… Todo esto es culpa nuestra.
Pese a las inquietudes que siempre tuve sobre estos temas, no era plenamente consciente de todo esto, del gravísimo estado ecológico y climático del planeta, hasta que empecé a escribir entradas sobre ello en NeoFronteras. ¡Hay tantas noticias todos los días sobre este problema! ¿Por que no abren los periódicos y telediarios con ellas?
En cuanto a los recursos fungibles podemos afirmar que se están agotando. Ya sabemos que hay petróleo, metales o uranio para unas pocas décadas, no más. Porque no hay suministro ilimitado en un planeta finito como la Tierra. Porque la Tierra es finita. Parece increíble que haya que recordar una obviedad como esta.
Encima, ¡hay tanta desigualdad!, ya incluso de oportunidades. Todo se ha sacrificado en el altar del becerro de oro.
Una civilización que no aprende a administrar sus recursos desaparece. Es una verdad histórica.
Ya vemos los primeros síntomas de decadencia con los fanatismos creciendo por todas partes. Fanatismos que abrazan los desesperados en su ignorancia, egoísmo o estulticia. Porque los fanatismos crecen muy bien en el prado de la ignorancia.
Fanatismos que llevan a la guerra y a la destrucción de los países, de sus habitantes, de su cultura y de su patrimonio.
Recientemente las autoridades oficiales de Malasia metieron en la cárcel durante unos días a una montañera y la multaron fuertemente por ponerse en top less en una cumbre para celebrar el haber subido al pico más alto de Borneo. La acusaron, junto a otros compañeros, de haber ofendido a los dioses de la montaña sagrada y haber provocado con ello un terremoto que produjo unos muertos en el país. A veces, simplemente no parece que estemos ya en el siglo XXI. Pero a nadie le parece preocupar la brutal deforestación de la selva más antigua del mundo enclavada en esa misma isla.
Quizás pronto alguien consiga crear por fin un virus mortal en su garaje de Oriente Medio o de Texas y que la población mundial quede diezmada o desaparezca de la faz de la Tierra. Si así ocurre posiblemente lo merezcamos. Una civilización en la que una gran parte de la población es víctima propiciatoria y se le niegan recursos y conocimientos para beneficio y poder de unos pocos no merece ser llamada civilización ni humana.
El caso es que todo esto confluye justo ahora. Vivimos tiempos interesantes, para bien y para mal. Todo el futuro depende de lo que pase en estas pocas décadas que están por venir. Es el momento de tomar decisiones, incluso para la mala opción del pecado de omisión. No podemos abandonar el juego y este avanza apostemos o no en él. Ahora parece que nos define más lo que no hacemos que nuestras acciones.
De lo que hagamos ahora dependerá nuestro destino como especie, quizás la única especie inteligente de la galaxia.
De lo que finalmente pase, de lo hermoso, de lo fascinante, de lo triste, de lo que se descubra, de lo que hagamos, de lo que avancemos, de lo que retrocedamos, de lo que logremos en la frontera del conocimiento intentaré dar cuenta, aunque sea sólo en parte, en esta humilde web.
No me gustaría despedir esta entrada sin mencionar a todos aquellos que contribuyen o contribuyeron en el pasado con sus comentarios y artículos. Algunos son ya casi amigos. Sin ellos, sin su enriquecimiento, esta web no sería la misma. ¡Gracias a todos, por leer, por comentar, por mejorar esto, por difundir lo que aprendido y por estar ahí!

Un fuerte abrazo.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

33 Comentarios

  1. Gerardo:

    Felicitaciones!! tengo varios años siguiendo este blog y he disfrutado mucho del conocimiento que nos ofreces! ya no puedo esperar a felicitarte por los 20 años! :-)

  2. Miguel Ángel:

    “Mientras la ciencia a descubrir no alcance
    las fuentes de la vida,
    y en el mar o en el cielo haya un abismo
    que al cálculo se resista;

    Mientras la humanidad siempre avanzando
    no sepa a dó camina;
    Mientras J.J. escriba en Neofronteras,
    ¡habrá poesía!”

    La mejor página de Ciencia en castellano, diferente…”una cosa rara”, como la ópera de Vicente Martín y Soler que lleva el mismo nombre: una oda a la belleza y la honestidad.
    El mejor lugar para perderse… https://www.youtube.com/watch?v=sIoquPMcG_E …y volvernos a encontrar.

    Mi más sincera felicitación y reconocimiento, queridísimo maestro y amigo.

  3. tomás:

    Tomo tu abrazo, admirable y generoso Neo, tal como mereces: de abajo arriba . Cuanto daría por estar a tu altura o a la de mi gran amigo Miguel Ángel -y de algún compañero más, por supuesto-. Porque no solo demostráis saber, ingenio y generosidad -entre otras virtudes-; también rebosáis bonhomía.
    Y sí, creo que la ciencia ha de dedicarse más al cómo que al por qué. En ese intervalo has incluido “¿qué ‘es’ la existencia?”, y en la pregunta destaca la respuesta: la existencia, simplemente, ‘es’. Y nunca podremos avanzar más en eso. Otra cuestión es si preguntásemos ¿por qué la existencia es como es?, que me parece inconsecuente; no hay respuesta posible. Sin embargo sí podemos indagar, avanzar, conocer algo más en ¿cómo es la existencia?
    Cuanto dices está pleno de autenticidad y me sumo a tus opiniones.
    A veces he pensado cuanto echaría de menos esta página. Quisiera que no acabase nunca, pero debo admitir que todo es finito.
    Mientras tanto, que dure, y, para ella y para tu persona deseo lo mejor.

  4. Javi:

    Diez años son una eternidad en estos mundos digitales. Llevo mucho tiempo leyendo esta página y solo puedo deciros que enhorabuena.

  5. Alejandro:

    Si, vivimos tiempos interesantes, para bien y para mal.

    Pero el futuro llegará la semana que viene, y esta es una efeméride que se celebra con orgullo. Es mucho el esfuerzo que le dedicas a este blog y te estamos muy agradecidos por ello.

    ¡Tómate una cerveza a la salud de tus fieles!

  6. zendal:

    Enhorabuena por estos 10 años. No se si todos, o gran parte de ellos, que tú página forma parte de la pequeña lista diaria/semanal de páginas que leo.

    Gracias por tu enorme trabajo y esfuerzo.

  7. Albert:

    “…La fe, en muchos casos, es uno de los peores inventos de la humanidad”
    Ya lo decía Carl Sagan: La primera gran virtud del hombre fue la duda y el primer gran defecto la fe.
    Felicidades por el aniversario y ánimos para continuar divulgando Ciencia y Tecnología, saludos cordiales.

  8. petrus:

    Me alegro de que Carl Sagan utilizara “muchos” en lugar de “todos” , porque si no hubiera habido fe ( o por lo menos esperanza) en el comienzo de esta página, no se cumplirían ahora diez años de éxito y divulgación de ciencia de calidad. Enhorabuena al artífice y también a los que disfrutamos de su obra.

  9. Cristian:

    Estimado Neo.
    Soy otro lector silencioso de varios años, de por lo menos 7, me he informado y aprendido gracias a tus artículos, y los siempre interesantes comentarios que estos generan.
    Quiero darte las gracias y mis mas humildes felicitaciones por este maravilloso trabajo.
    Ánimo para continuar y comparto el anhelo de otros aquí para que esto no conozca el fin.
    Cordiales saludos

  10. Teaius:

    La primera vez que entré, hace muchos años, me sorprendió la increible capacidad que tienes para explicar las cosas más complicadas de la manera más sencilla. Me dije, “joder que bien explica esté tío las cosas”.

    Desde entonces no ha salido la página de mis marcadores favoritos.

    Felicidades.

  11. Teaius:

    La primera vez que entré, hace muchos años, me sorprendió la increible capacidad que tienes para explicar las cosas más complicadas de la manera más sencilla.

    Desde entonces no ha salido la página de mis marcadores favoritos.

    Felicidades.

  12. Jcarlos:

    Como muchos supongo, solo aspiro a intentar alcanzar una pequeña parte de la sabiduría, no solo conocimiento, que atesoran estos diez años de Neofronteras.

    Es cierto que en estos tiempos de consumo superficial, de busqueda del espectáculo desechable, esta web es una isla del espíritu crítico que debería guiarnos a todos.

    Espero seguir aprendiendo de todos vosotros muchos años más (perdonad el tuteo, pero son muchos años leyendo vuestros nombres).

    Enhorabuena!

  13. Juan José:

    Solo dar las gracias por estos diez años en los que he aprendido y disfrutado mucho leyendo tanto los artículos como los comentarios de este blog.

    Un abrazo y Felicidades

  14. Lucía:

    Saludos.

    Estoy sorprendida del tiempo que ha pasado y muy contenta porque el nivel de esta web siempre ha sido excelente. La descubrí hace 6 u 8 años y desde entonces no me la pierdo. Antes comentaba, de manera ocasional,pero desde que descubrí las noticias por RSS, soy sólo lectora devota. Gracias por acercar y hacer la ciencia más comprensible y parte de mi día a día, cuando era estudiante;y por ayudarme en la labor de docencia e investigación, ahora con mis alumnos.

    Desde el otro lado del charco (en México) muchísimas felicidades, y ojalá sigan con el proyecto mucho tiempo más.

    Lucía Casillas (o a veces,también Gladia)

  15. tomás:

    ¡Hombre, Alejandro! Ya que la invitación a Neo te sale gratis, acompáñala al menos de media docenita de ostras, un botecito de caviar y una ración de angulas. Y si fuera preciso que la cervezas fuesen dos o tres, por sin-dinero que no quede. Ya sabes: ahora casi todo es “sin”.
    Así que no seas tacaño.

  16. Atanasio:

    Has hecho -y sigues haciendo- una gran obra de divulgación científica. Tu trabajo es muy bello,útil y ameno, y significa mucho para quienes lo apreciamos. Ojalá sigas mucho tiempo con nosotros. Gracias,Neo.

  17. Luis Gómez:

    Felicidades por tus diez años. Llevo varios años de seguirte.
    Leyéndote he revivido mi historia respecto al hambre de conocimiento y la escaso y desactualizado que era el material antes de internet.
    Personas como tu han contribuido a descorrer el velo y democratizar el conocimiento de un modo confiable. Así como necesitamos buenos investigadores, necesitamos buenos divulgadores.
    Sigue adelante. Gracias. Dios te bendiga.

  18. RicardM:

    Hace 5 años (parece que fué ayer) te felicité por el quinto aniversario. Ahora es justo y necesario volverte a felicitar por estos 10 años.
    No voy a mencionar, porqué otros ya lo han hecho justamente, tu capacidad como divulgador. Pero si añadir que tus artículos y comentarios me han impulsado en muchas ocasiones a ir las fuentes (que siempre incluyes) para ampliar conocimientos. Sinceramente pienso que este hambre de saber que provoca NeoFronteras es su mayor mérito.
    Siendo del “vieja escuela” me identifico mucho con los comentarios de este artículo y comparto tu diagnóstico. No obstante, pese a no tener muchas razones para el optimismo, que NeoFronteras haya iniciado su singladura, y cumpla aniversario, en uno de los dias más luminosos del año quizá sea indicativo de buenos augurios, aunque sea a nivel subconsciente.
    En cualquier caso: Larga a vida a NeoFronteras!

  19. josejuan:

    Ya han comentado que escribes genial, también a mí me impresionó la primera vez que entré :)

    Enhorabuena y felicidades; y sobre todo, muchas gracias por compartir lo que escribes, por tu tiempo y por tu esfuerzo.

  20. Stephan:

    Esta web es como el rincón tranquilo donde me ponía a leer cómics de super héroes cuando era niño, me recuerda cada vez que entro que ciertas formas de pensar que componen mi cabeza no están solas en el mundo y siempre habrá alguien con las mismas inquietudes. Gracias.

  21. smartton:

    Redundando en lo dicho, mi enhorabuena también por esta excelente aportación al conocimiento y aprendizaje de tod@s que es Neofronteras. Con frecuencia he sacado como tema de conversación o de debate entradas de este foro, lo cual creo que es una de las mejores cosas que se pueden decir del mismo.
    Aprecio especialmente su carácter transversal (física, biología, sociología/psicología, etc…), su estilo divulgativo e incluso la filosofía subyacente en la identificación de algunos problemas que afectan a todos.
    Felicidades y gracias por tu labor!

  22. lluís:

    – Creo que fue en el 5º aniversario de esta página en el que le deseé a Neo 30 años de vida a este sitio.Neo, respondió que eso era mucho tiempo. Bueno, ya ha pasado una tercera parte de esos 30 años.No veo ningún motivo para que este sitio no aguante otros 20 años más,al menos ese es mi deseo.Aunque Neo dice que solo le puede dedicar un par de ratos y evidentemente su esfuerzo es considerable, y quizás sí, quizás canse un poco y resulte frustrante el no saber qué escribir ( no será porqué la ciencia no suministre noticias interesantes con bastante frecuencia, pienso yo), pero estoy convencido de que al menos otros cinco años más sí los podremos celebrar.
    – La labor que realiza este sitio es importante, divulgar la ciencia siempre lo ha sido de importante, pero creo que ahora lo es mucho más. Las fuerzas del oscurantismo, de los alternativismos, de las supercherias y las patrañas postmodernistas han resurgido con inusitado brío. Cuando pensabamos que el triunfo de la razón, del pensamiento crítico y de la ciencia estaba ganando la batalla al pensamiento mágico, pues resulta que nada más lejos de la realidad. Y es por ello que los buenos divulgadores de la ciencia siguen jugando un papel fundamental en la defensa de los valores democráticos,de progreso, formación y libertad de los ciudadanos del mundo.
    – Felicitémonos todos por la existencia de este sitio y agradezcamos la abnegada labor de Neo.

  23. NeoFronteras:

    Muchas gracias a todos por vuestros ánimos y palabras.

  24. Radek:

    ¡Felicidades Neo! Si bien no creo entrar en el “target” del sitio, Neofronteras está desde hace años en mi barra de favoritos y me alegra la noche cuando encuentro varios artículos sin leer. ¡Muchas gracias!

    (Por cierto, si tuviste ánimo de seguir publicando a pesar del primer comentario a tu primer artículo, creo que tenemos Neofronteras hasta la singularidad al menos.)

  25. SubSonica:

    Felicidades y enhorabuena por seguir publicando NeoFronteras, a pesar de todas las dificultades técnicas, sinsabores, trolls y ambiente refractario al conocimiento en este pais en general. Todo ello hace que tenga aún más mérito que Neofronteras siga funcionando cada día. Un abrazo!

  26. apalankator:

    Te sigo desde que descubrí este blog hace unas semanas, conmigo has ganado un admirador y un seguidor fiel.

  27. Pocosé:

    ¡¡Enhorabuena!!
    Muchas gracias por este fructífero decenio y un sincero deseo de que sean muchos más.

  28. Alejandro:

    ¡Pues sí, Tomás, las invitaciones virtuales me salen baratas! :P
    A una cervecita en formato líquido sí que os invitaría.

    En cualquier caso, espero que Neo se haya dado alguna alegría para celebrarlo.

    Una sugerencia. Yo leo NeoFronteras por RSS y me pierdo los comentarios. Estaría bien poder suscribirse a los comentarios por RSS.

    Abrazos.

  29. David:

    Por si esto es un anuncio para un próximo cierre del blog científico, por deseos de su autor de cambiar de actividad, o por falta de tiempo, cansancio, u otros motivos. He estado buscando otros blog de ciencias. francis.naucas, me ha gustado mucho. He estado leyendo uno http://francis.naucas.com/2015/06/04/ojeando-articulos-sobre-la-superconductividad-de-alta-temperatura/ “El futuro de la fibra optica”, He leido por encima otro, que parece interesante: http://francis.naucas.com/2015/06/22/sobre-la-teoria-cuantica-de-la-consciencia-de-hameroff-y-penrose/#more-32843 Parece que tabien participa en el programa “La rosa de los vientos”, de Onda Cero radio, en la sección “Eureca”.

    También esta cienciacanija, donde he leído un reportaje interesante e inquietante http://www.cienciacanija.com/2015/02/01/rtve-promueve-la-pseudociencia/

    Me gustaba mas RTVE, cuando quería parecerse mas a la BBC, haciendo programas musicales, series documentales como El hombre y la Tierra, la coproducción El planeta milagroso, el documental Un volcán llamado Canarias, entre otros. También había uno muy bueno donde te ponían una película, y después había un debate sobre esta y sobre la temática, La clave, se llamaba… Si, los años de 1980, fue una época muy hortera, pero había mas originalidad y era una televisión mas cultural que ahora. También había menos competencia por aquel entonces, claro… Ahora hay mucho debate político por la televisión, fútbol, un programa de consejos publicitarios con trocitos de película insertados, a modo de intermedio o descanso. Aunque también hay documentales en Discovery Max, como el Como se hace, y el repara coches, además de los de animalitos y los de veterinaria.

    También, en esta web, esta interesante el reportaje “se-hallan-planetas-similares-a-la-tierra-de-11-200-millones-de-anos-de-antiguedad.”

    Por ultimo, también esta la pizarra de Yuri, que también tiene reportajes interesantes, como ” Viviendo en un planeta joven de un universo bebe”, ” 100-001-galaxias-y-ni-una-inteligencia-avanzada-evidente”,”la-maquina-a-bobinas-magneticas-del-joven-sargento-lavrentiev”, o el inquitante reportaje “jovencitas-con-collar-electronico”. De ahí a estar chipeado y siempre localizable, como en la película “La Fuga de Logan”, ya queda menos…

    Un saludo.

  30. NeoFronteras:

    David:
    Si coloca comentarios con varios enlaces el sistema lo interpreta como spam (lógicamente) y hay que rescatarlo manualmente en el caso en el que se mire si hay o no ese tipo de comentarios en la carpeta de spam. A estas altura lo debería saber, pues ya le ha pasado varias veces.

    Por otro lado, es positivo que le preocupe las pseudociencias. A ver si con el tiempo también progresa en compresión lectora, pues en esta entrada no se ha dicho que se cierre NF en algún momento cercano.

  31. tomás:

    ¡Hombre, David! Lo que has hecho está muy feo. Prefiero creer que -dadas tus aficiones paracientíficas-, cuando escribiste, estabas en ese universo que bebe. Hala, a dormirla.
    Cuantos nos hemos felicitado por estos diez primeros años, quisiéramos que no acabase nunca la divulgación y docencia seria con que Neo nos obsequia.

  32. cosme:

    yo soy un visitante que se muy poco de ciencia pero siempre me interesan los avances y gracias a tus publicaciones algo aprendo, abrazo y por muchos años mas, salud!

  33. fda:

    Felicitaciones por estos 10 años! Yo, de ciencia sé poco y nada pero les agradezco este espacio donde poder aprender, maravillarme e informarme de lo nuevo, lo viejo y lo curioso. Espero de corazón tenerlos muchos años más.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.