NeoFronteras

Otra solución a la paradoja de Fermi: están muertos

Área: Espacio — domingo, 24 de enero de 2016

Una propuesta sostiene que si no encontramos señales de vida extraterrestre es porque esta desaparece pronto y frecuentemente al poco de formarse debido a la ausencia de sistemas de autorregulación del clima.

Foto

A estas alturas todos conocemos la paradoja de Fermi. De vez en cuando aparece una solución a la misma que es recogida en estas páginas.

La galaxia es un lugar muy grande compuesto por muchas estrellas. Los recientes descubrimientos de la misión Kepler nos hablan de muchísimos planetas que están el la zona habitable de su estrella, así que parece que la vida debe de aparecer en muchos sitios.

Pero ya Fermi se dio cuenta de que si la vida aparece y termina evolucionando hacia una civilización avanzada entonces sería muy fácil tener noticias suyas de una modo u otro.

Puede que el viaje interestelar lo suficientemente rápido sea imposible como para que nos puedan visitar, pero eso no es impedimento para que nos manden un mensaje de radio, algo barato y tecnológicamente sencillo.

Puede que, aunque la vida aparezca, la vida compleja o la vida inteligente sean cosas muchos más raras. Al fin y al cabo, una vez se formó la Tierra se necesitó muy poco tiempo para el primer microbio, pero miles de millones de años para que evolucionaran los seres complejos.

Otra de las soluciones que es que las civilizaciones avanzadas se autodestruyen antes de poder contactar con nadie. Nuestra propia experiencia con las armas nucleares o con la destrucción desbocada del clima y los sistemas ecológicos de la Tierra así lo parecen indicar.

La última propuesta viene de unos astrobiólogos de la Australian National University (ANU) dirigidos por Aditya Chopra. Según ellos puede ser que los alienígenas, incluso los microbianos están todos muertos.

Es muy posible que el Universo esté lleno de planetas habitables, pero estos planetas no pueden mantener las condiciones para la vida durante tiempos lo suficientemente largos como para que la vida evolucione hasta llegar a una civilización avanzada.

El problema es que, quizás, muchos planetas no puedan regular su clima de la manera tan buena como lo hace la Tierra. En nuestro mundo la cantidad de dióxido de carbono y agua forman parte de un termostato geológico que ha funcionado muy bien a lo largo de miles de millones de años. Incluso la propia vida altera con su presencia el clima.

Si nos fijamos en Marte o en Venus vemos que al poco de formarse posiblemente eran también planetas habitables, pero Venus se convirtió en una horno debido a un efecto invernadero desbocado y Marte perdió su atmósfera y se congeló al cabo mil millones de años. Si alguna vez tuvieron vida esta desapareció. Hubiera sido quizás distinto si Venus y Marte hubiera ocupado la órbita del otro, pero esto nunca lo sabremos.

En la Tierra el termostato global está regulado por el tiempo atmosférico y la geología. Una temperatura alta favorece la meteorización de las rocas y el secuestro de dióxido de carbono, que va a parar al mar en donde se deposita combinado con otros compuestos. Este proceso enfría la Tierra. Pero, al enfriarse, el tiempo atmosférico produce menos meteorización y retira menos dióxido de carbono.

Si se acumula mucho hielo este refleja más luz y, por tanto, se que enfría el planeta. Pero la meteorización no llega a afectar a las rocas bajo el hielo y se produce menos secuestro de dióxido de carbono.

Al final el dióxido de carbono es devuelto a la atmósfera para que caliente el clima cuando los volcanes entran en erupción. Algo que incluso sacó a la Tierra de periodos de bola de nieva en los que todo el planeta estaba cubierto por el hielo.

Esto significa que un planeta geológicamente muerto es un planeta congelado, como, por ejemplo Marte.

El caso es que si alguna vez surgió la vida en Marte o Venus, su supervivencia fue corta y no pudo evolucionar debido a su extinción en un ambiente en cambio muy rápido al que tan siquiera no pudo regular mínimamente.

Estos investigadores proponen que algo parecido a lo de Marte o Venus pasa frecuentemente. Esto puede pasar incluso muy al principio, cuando la vida es más frágil, por lo que esta puede extinguirse y no tener la oportunidad de evolucionar hasta algo complejo.

Según Chopra la mayoría de los habientes planetarios son inestables y esto no permite que aparezca y evolucione la vida.

Por tanto, y según estos investigadores, si no encontramos señales de vida extraterrestre no es porque la vida aparezca poco frecuentemente, sino porque esta desaparece pronto y frecuentemente debido a la ausencia de sistemas de autorregulación del clima.

Así que la solución a la paradoja de Fermi sería una extinción universal temprana a la que se denomina cuello de botella de Gaia. Esta hipótesis predice que la mayoría de los fósiles que se pueden encontrar en el Universo corresponderían a microbios extintos, pero no a formas de vida multicelulares o a seres inteligentes, pues estos tardan miles de millones de años en aparecer y la oportunidad casi nunca se da.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=4855

Fuentes y referencias:
Artículo original
Foto: Wikipedia.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

14 Comentarios

  1. tomás:

    Supongo que al decir “civilizaciones avanzadas” se refiere a tecnológicas, pero podría haberlas muy avanzadas en otras direcciones que no podemos imaginar.
    Por otra parte, atribuir fragilidad a lo no complejo me parece erróneo (párrafo 4º empezando por el final). La prueba es que los unicelulares fueron los primeros y parece que conseguirán ser los últimos.
    De todas formas, en general, es una solución a la paradoja de Fermi a la que habría que añadir -lo hace el artículo- que la tecnología sin control de sus posibilidades destructivas, es otra de las causas posibles de final de la vida; difícil de toda ella, pero no descartable.
    Hablaba hace unos días con una farmacéutica amiga de contradictoria ideología (católica, bondadosa, partidaria de que las familias tengan muchos hijos por el temor al islam en Europa, etc.) a la que yo advertía del peligro de la superpoblación y ella me expresaba su ciega confianza en que la tecnología resolvería el problema como lo había hecho siempre. Como se ve, incluso personas a las que se les supone una cultura, no quieren ver lo tan evidente: que los recursos tienen un límite y que nuestro sistema reproductivo no posee otro termostato eficaz que la falta de ellos y las enfermedades en forma de epidemias; lo malo es que hemos conseguido modificar el clima para mal y yo creo que con eso no se contaba hasta hace muy poco.
    Bueno, ya me he desviado del caso. Pues eso.

  2. Miguel Ángel:

    Me parece bastante consistente la hipótesis del cuello de botella que se propone en la noticia, nos pondría en el escenario de un Universo donde es prácticamente imposible entrar en contacto con otra vida inteligente porque a su infrecuencia se unen los problemas de distancias y comunicación. No obstante creo que podemos permitirnos vivir pensando que no estamos solos dado el número tan inmenso de oportunidades.

  3. apalankator:

    Yo creo que nos falta mucho por saber.
    A lo mejor existen planetas con suficiente cantidad de material radiactivo como para mantener temperaturas estables y agradables, y que orbiten a suficiente distancia de las estrellas para que no les afecte los cambios de fases de su sol, también hay que buscar vida en Encélado y Europa para ver qué se puede desarrollar con esos perejiles, o vaya usted a saber lo que puede suceder con lo grande que es el universo.
    Saludos.

  4. tomás:

    Ese “vaya usted a saber” es un argumento de imposible contradicción.
    Enhorabuena.

  5. Javier:

    Igual digo una tontería, pero siempre ando dándole vueltas al mismo tema. Mi pregunta es la siguiente: ¿Las condiciones para que aparezca la vida son las mismas que para que esta se mantenga? Me explico. La idea es que hoy en día nuestro planeta es apto para la vida, cosa que no merece la pena aclarar ni defender, pero si nuestro planeta fuese apto para que la vida apareciese… ¿No deberían estar creándose nueva vida primitiva constantemente? ¿es la vida una especie de milagro de la probabilidad? ¿O la mera existencia de vida compleja hace imposible la aparición de vida primitiva? Si digo alguna tontería disculparme, no soy experto en el tema y mis conocimientos sobre la materia son meramente amateurs.

  6. tomás:

    A mí no me parece ninguna tontería. Alguna digo yo a sabiendas y, muy posiblemente, sin saberlo y aún no me he dado cuenta de ello.
    Yo creo que tu cuestión tiene mucho sentido. Parece que podemos dar por seguro que las condiciones cuando se inició la vida eran muy distintas a las actuales -al menos a las que tenemos posible acceso-. Lo que no sabemos es si en estos tiempos, y en el breve lapso -como mucho cien o, si quieres, ciento cincuenta años- en el que la biología es consciente de un origen, y la tecnología -de tiempo mucho más corto; p. ej. la mitad del anterior-, en algún lugar que se parezca o no en algo al del principio -quizá en alguna profunda fuente termal submarina- se esté produciendo una abiogénesis que, posiblemente sea hasta inestable de manera que se forme y de se deshaga continuamente.
    O sea que en ese particular me apunto al estupendo argumento de “apalancator”: “vaya usted a saber”.
    Aunque, claro, eso tiene consecuencias cuando buscamos vida extraterrestre. Sobre todo si la pretendemos inteligente y, además, tecnológica. Son casi ilimitados los planetas que existen en el universo; son muchísimos los que hay el nuestra galaxia; serán muchos los que estén en la zona habitable de su estrella; serán algunos los que coincidan temporalmente con nosotros… pero lo que es cierto es que las condiciones precisas para llegar al ser tecnológico son asombrosamente numerosas. Solo tenemos que pensar en los millones o miles de millones de especies que se han dado en la Tierra, y eso tras superar un inicio superproblemático, cuya probabilidad es también exigua. En esto último sólo podría ayudar el que los requisitos para la vida sean, por decirlo de algún modo, universales; o que, al menos, se den en nuestra galaxia.
    Y si mis palabras encierran tonterías evidentes u ocultas, pues nada, pido perdón, y se me perdona, que para eso somos buenos chicos -y chicas, casi ausentes, a las que echo mucho de menos-.
    Mis mejores saludos.

  7. r:

    Estimado Javier; tampoco soy experto, pero además del interesante comentario que menciona tomás, deseo añadir que R. Dawkins en su obra “El gen egoísta” habla un poco sobre la maravillosa cuestión que planteas, así que cito textualmente:

    “Procesos análogos a éstos deben haber dado origen al «caldo primario» que los biólogos y químicos creen que constituyó los mares hace tres o cuatro miles de millones de años. Las sustancias orgánicas llegaron a concentrarse en determinados lugares, quizás adquiriendo la forma de una capa semiseca en torno a las playas, o bajo el aspecto de pequeñas gotitas en suspensión. Más tarde, bajo la influencia de una energía tal como la luz ultravioleta proveniente del Sol, se combinaron con el fin de formar moléculas mayores. En la actualidad las grandes moléculas orgánicas no durarían lo suficiente como
    para ser percibidas: serían rápidamente absorbidas y destruidas por las bacterias u otras criaturas vivientes. Pero tanto las bacterias como el resto de nosotros somos recién llegados, y en aquellos tiempos las grandes moléculas orgánicas podían flotar a la deriva sin ser molestadas, a través del caldo cada vez más espeso”

    Saludos

  8. lluís:

    Bueno, pues si se puede escarbar por esos mundos de ahí afuera y se encuentran algunos fósiles de microbios ya tendríamos pruebas de que algún día hubo algo vivo en alguna parte. ¿No se puede escarbar en Marte y dar con un fósil microbiano?.
    – En cuanto al comentario de tomás, con relación a la farmacéutica y su cultura,cabe decir que por mucha cultura (al menos científico-química) que puedan tener los farmacéuticos, esto no les impide tener sus farmacias llenas de productos homeopáticos, alternativos, aromaterápicos y demás zarandajas.
    – Un saludo a todos.

  9. NeoFronteras:

    Bueno, no parece que las condiciones que dieron lugar a la vida puedan darse después una vez la vida se inicia.
    La abiogénesis no podría competir frente a unos microorganismos capaces de metabolizar cualquier molécula ligeramente compleja que pueda entregar energía en su degradación, oxidación o fermentación.
    Además está el hecho de que la vida ha creado una atmósfera oxidante que degrada cualquier molécula orgánica.
    Así que, una vez aparece la vida, no vuelve a aparecer de nuevo.

    Además, se cree que las condiciones que dieron lugar a la vida fueron un tanto extremas en composición (atmósfera y química oceánica distinta) y alta radiación (no había ozono) y/o alta temperatura (geología activa, fuentes hidrotermales, etc)…

  10. apalankator:

    Se me ocurre una pregunta, ¿Podría ser que civilizaciones extraterrestres estén intentando contactar con nosotros mediante señales emitidas en alguna radiación desconocida o codificada en la emisión de algunas partículas que no conocemos o no detectamos con la suficiente nitidez?.
    Saludos.

  11. Javier:

    Gracias por vuestras respuestas. Mi mente esta mucho mas clara ahora con respecto a ese tema! Y respecto al tema principal del articulo, me pregunto si tal vez, y digo solo tal vez, estamos dando por supuesto muchas cosas, como simplemente que una raza extraterrestre tenga intención de gastar recursos y esfuerzos en contactar con otra especie. Tal y como yo lo veo, nuestra necesidad de… “hacer amigos” por decirlo de alguna manera, viene dada por nuestra naturaleza social, y nuestro ansia de conocimiento que muchas veces contradice directamente nuestro instinto de supervivencia. Lo que quiero decir es que tenemos que considerar la posibilidad de que no sean animales sociales, y el contacto con una raza extraterrestre le resulte mas bien algo muy peligroso, por lo que no enviará su señal a ninguna parte. Seria algo así como casi todos los animales de este planeta, que intentan pasar desapercibidos constantemente para no atraer a los depredadores. Igual nosotros nos sentimos demasiado seguros por ser la especie dominante en este planeta y carecer de depredadores, pero en la supervivencia, aquel que pasa desapercibido suele ser el mas adaptado.
    Un saludo.

  12. Pocosé:

    Estimado Javier:
    Si analizamos las especies de este planeta con mayor grado de algo que pudiéramos llamar inteligencia, prácticamente toda son sociales, con comportamientos no estrictamente genéticos, osea con cierta capacidad de trasmisión memética.
    Un tipo de ente capaz de aprender sin recibir enseñanzas de otros congéneres, debiera tener unas características muy distintas a los seres vivos que se dan en este planeta.
    ¿Un software metaconsciente sobre un hardware poco limitado en capacidad y longevidad? ¿Que interés podría tener un ente de estas características en contactar con nosotros?

  13. Alejandro Sánchez:

    Sabemos tan poco que cualquier teoría es muy especulativa. El número de planetas habitables es tan alto en nuestra galaxia, que incluso esta teoría Cuello de Botella de Gaia no explica todo y bien puede coexistir con la original de la Paradoja de Fermi. Sobre la Paradoja de Fermi, los expertos dicen que estamos volviendo a una era de rearme nuclear, bajo una artificial nueva guerra fría, una locura que se expone en el video del siguiente enlace https://www.youtube.com/watch?v=s33hc_U3QME . Es de esperar que no nos convirtamos en un fantasma radioelectromagnético en el espacio exterior y que elevemos nuestra conciencia más allá de los límites de la simple y limitada razón pura, que es la que reina hoy con su tecnociencia y una filosofía y pensamiento únicos que arrinconan a la humanidad a un sistema mundo sin futuro alguno.

  14. James K, Claxwell:

    “Se me ocurre una pregunta, ¿Podría ser que civilizaciones extraterrestres estén intentando contactar con nosotros mediante señales emitidas en alguna radiación desconocida o codificada en la emisión de algunas partículas que no conocemos o no detectamos con la suficiente nitidez?.”

    Desde luego, la radiación electromagnética, llevamos 90 años escuchando, desde 10 Mhz (Fuera de la ionosfera) hasta centenares de Gigahertzios.

    Y con la nuestros actuales emisores y receptores, creo que se puede llegar a unos cientos de años-luz de distancia (El estudio es algo viejo, de radioastronomia del año 1990).

    Para que te hagas una idea, la New Horizonts, esta mas alla de Pluton, y llega a la tierra con una poptencia de emision de 12 Watios.

    Si, has leido bien, 12 Watios.

    Tu telefono mobil, emite en rafagas , y creo que a unos 15 Watios.

    Lo que no se es la velocidad binaria de la neew Horizonts, pero de las Vogayer, creo que cientos de veces mas lejos que pluton, emiten con unos 150 Watios, y una velocidad binaria de unos 190 bits al dia.

    190 joyas que atarviesan algo inconsebible.
    Ahora, mientras escribo esto, y tu lo lees, alla, lejos, las vogayer estan emitiendo por su antena parabolica esos lindos campos electromagenticas, hacia un punto oscuro (Nuestra tierra), cerca de un puntito en su cielo, nuestro sol.

    ¿Es posible?.

    Lo que mas me fastidia, es saber que en estos 90 años, hemos mejorado los sistemas de modulacion, para llegar mas lejos con la misma potencia.

    ¿Y que ocurre?.

    Que en el aire, si escuchas directamente lo que salia en 1915, oias con solo un diodo, Amplitud modulada.

    VEias la voz en la señal electromagentica.

    Ahora, si ves la señal electromagnetica que sale de una estacion base de telefonia mobil, o de una emisora de TV, o de las mismas voyager, o de la new horizonts, no tiene casi NADA que ver con los bits que lleva.

    Las mejores modulaciones, capaces de llegar mas lejos con igual potencia, en el aire, se parecen mas, a ruido blanco.

    De modo que para mi, a dia de hoy, si ellos emiten sin intencion de contactar, solo escucharemos ruido blanco mas o menos variante en sus estadisticos.

    Justo lo que escuchamos muchas veces.

    No lo podemos diferenciar de simple ruido termico (La luna emite radiacion electromagnetica termica).

    La pelicula ‘contact’ da una buena solución:

    PON,,PON-PON,,PON-PON-PON,,PON-PON-PON-PON-PON,,,,,,

    1,2,3,5,7,11,13,,,,, Numeros primos.

    No se me ocurre mejor medio de contactar, y decir, “hola, somos chicos listos, ¿Nos escuchas?”.

    Pero claro, hace 300 años ni se sabia que existia el campo electromagnetico.

    A saber los campos que ahora hay a nuestro alrededor y dentro de 300 años escucharemos.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.