NeoFronteras

Calentamiento global subestimado

Área: Medio ambiente — domingo, 10 de abril de 2016

Un par de estudios recientes señalan desde distintos puntos de vista que el calentamiento global que vamos a sufrir en la Tierra será superior a lo estimado.

Foto

El calentamiento global es un hecho, es algo que se puede medir. Debido a la politización que los políticos de derechas han ejercido sobre el tema, los climatólogos han sido cautos a la hora de elaborar predicciones sobre el alcance del fenómeno, quizás demasiado.

Un nuevo estudio, realizado por investigadores daneses y canadienses, publicado hace poco muestra que los modelos climáticos usados normalmente para simular la fusión de la capa de hielo de Groenlandia subestiman el impacto de episodios de tiempo excepcionalmente cálido.

El estudio analiza las causas de dos eventos de fusión ocurridos en 2012 del 8 al 11 julio y del 27 al 28 de ese mismo mes.

En uno de esos episodios la capa de hielo se derritió en más de 28 cm al día, lo que constituyó el ritmo de fusión diario más intenso jamás registrado. Aunque ambos eventos duraron sólo 6 días en total y un 6% de la estación cálida en donde se funde el hielo, contribuyeron con un 14% a la fusión total.

Aunque la fusión está dominada generalmente por la energía radiante procedente del Sol, los investigadores descubrieron, gracias a los datos tomados in situ por el sistema PROMICE, que en este caso la temperatura del aire y su contenido en humedad fueron más importantes que la irradiación solar.

Se espera que este tipo de fenómenos de fusión de origen no radiativo sean más frecuentes en el futuro según el calentamiento climático se haga cada vez más importante. Sirven, por tanto, de ejemplo de lo que sucederá en un futuro ya no tan lejano.

El hallazgo tiene implicaciones sobre cómo los modelos climáticos predicen la futura fusión del hielo en Groenlandia, pues se tiene en cuenta la irradiación del Sol como actor principal en la fusión del hielo y subestiman el efecto de otros agentes no radiativos en esta fusión.

El nivel del hielo puede llegar a reducirse en 10m en unos pocos meses, en gran parte debido a este tipo de eventos. Sucesos de los que no se tenía constancia hace 10 años y que actualmente son registrados rutinariamente gracias a la red PROMICE de instrumentos diseminados por la región.

El problema de la fusión del hielo en Groenlandia es que puede entrar en un ciclo de retroalimentación positiva si la cantidad de hielo fundida expone suficiente superficie rocosa, que es más oscura que el hielo y absorbe más energía solar.

Es difícil imaginar la cantidad de hielo acumulado en Groenlandia (o en el caso de la Antártida en el otro hemisferio). El nivel del mar alrededor de Groenlandia es superior a lo que debería debido a que la gravedad ejercida por ese hielo atrae el agua circundante. Si todo ese hielo se derritiera, el nivel del mar circundante disminuiría, mientras que en el resto del planeta subiría varios metros. La catástrofe sería inmensa y muchas ciudades costeras, e incluso países, desaparecerían.

Por desgracia, esta no es la única mala noticia al respecto. Otro estudio realizado por investigadores de Lawrence Livermore National Laboratory y de Yale University ha encontrado que los modelos climáticos también sobre-estiman la capacidad de reflejar la luz que tienen las nubes.

Al parecer todos estos modelos consideran a las nubes mucho más brillantes de lo que son en realidad, por lo que reflejan más luz solar en dichos modelos que en la realidad. El resultado es una predicción de calentamiento inferior a la real.

Según la atmósfera se calienta debido a los gases de efecto invernadero emitidos por el ser humano, las nubes compuestas por gotas de agua líquida se hacen más numerosas que las compuestas de cristales de hielo. Como las primeras reflejan más luz solar hacia el espacio siempre se ha pensado que esto sirve de freno al calentamiento al actuar como un ciclo de retroalimentación negativa.

Sin embargo, los parámetros usados en la mayoría de los modelos climáticos para tener en cuenta este fenómeno no son realistas. Los autores de este estudio han modificando estos parámetros de una forma más cercana a la realidad y han visto que esta retroalimentación negativa causada por las nubes es inferior a lo que antes se creía y, por tanto, las predicciones obtenidas ahora predicen un mayor calentamiento en el futuro.

La sensibilidad climática aumenta desde los 4 grados centígrados a los 5 o 5,3 debido a este efecto. La sensibilidad climática viene a significar el cambio en la temperatura superficial media global debido al efecto del dióxido de carbono.

Los modelos actuales predicen un aumento de entre 2,1 a 4,7 grados de calentamiento debido a que el dióxido de carbono atmosférico se multiplique por 2.

Este resultado se añade a otros estudios que concluyen que otros efectos de las nubes tienen a exacerbar el efecto del calentamiento global.

Todos estos estudios recientes tienden a dar la razón a los científicos que en el pasado ya predijeron un calentamiento global rápido y que fueron tildados de catastrofistas.

Conforme se empiecen a notar los efectos del calentamiento global, se producirán más crisis de todo tipo a nivel global, incluyendo las guerras. Recordemos que el conflicto de Siria empezó con una sequía que desplazó a millones de personas del campo a las ciudades en poco tiempo. ¿Cómo intentarán contener los países más privilegiados a los millones de personas que llamarán a sus puertas?

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=4909

Fuentes y referencias:
Artículo original I.
Artículo original II.
Foto: William Colgan, York University.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

12 Comentarios

  1. petrus:

    La energía de las mareas, al remover y agitar todo el conjunto fluido de la Tierra está aumentando, seguramente, su energía y temperatura interna. pero los fluidos de la Tierra no son solo los mares, sino el manto y las partes fundidas internas y ahí sí que hay masas importantes.Tal vez la descargue periódicamente y el sistema de descarga de esa energía acumulada sea el aumento de la actividad volcánica… porque el agua del mar tiene energía que es emitida, al fin, al espacio en forma de calor, pero la energía de los “mares de lava” internos no se qué salida tiene salvo la conducción. ¿ Podría ser otro factor acumulable y por tanto periódicamente activo ?
    En cuanto al efecto de las nubes, solo recordar un hecho probado los días posteriores al 11S cuando se suspendieron muchos vuelos en todo el mundo y la temperatura cayó algo en todas partes, seguramente por irradiación nocturna aumentada…Al menos en mi zona, demasiados aviones, demasiadas estelas, día y noche.Eso sí es un hecho.

  2. Pocosé:

    “¿Cómo intentarán contener los países más privilegiados a los millones de personas que llamarán a sus puertas?”
    Pues como lo estamos haciendo ya, pagando para endosarselos a otros y con una gran empatía religiosa, por supuesto.

  3. petrus:

    Casualmente, y en otro foro, hace unos minutos, aparecía un post sugiriendo que la energía de las mareas internas debería traducirse en incremento de la energía y T interna del planeta y finalmente en un período de grandes erupciones, seguidas del frío correspondiente, por efecto del equilibrio consiguiente y la cubierta nubosa volcánica… Sería interesante comprobar si hay alguna coincidencia entre ambos sucesos a lo largo de la historia de la Tierra y en qué punto estamos.Porque a lo peor lo que nos espera no es precisamente muchísimo calor a largo plazo…
    Saludos

  4. tomas:

    Como buen pesimista en este tema, estoy convencido, salvo prueba en contrario, de que, en efecto, el calentamiento sera superior a lo estimado. A mí, lo que me extraña es en que no puedo encontrar en cuanto afecta el vapor de agua atmosférico a ese calentamiento, porque, se trata de una retroalimentación, y cuanto mayor sea la temperatura, mayor será la humedad, por lo que este vapor dejará de ser algo no debido al hombre, sino una consecuencia del aumento de la presencia de gases de EI de origen antopogénico.

  5. Miguel Ángel:

    Querido amigo “petrus”:

    ¿Dan fecha para esa glaciación? Hay estudios anteriores que la predicen para dentro de unos 10.000 años, otros hablan de unos 6.000, etc. ¿Podrías facilitarnos el enlace, por favor?

    De todos modos, ya sabes que hay posibilidad de que lleguemos a un “punto de no retorno” mucho antes de que llegue esa glaciación: un punto en que el calor se retroalimenta positivamente por varios factores, dependientes unos de otros, y ya no hay marcha atrás.
    Es muy similar a lo que en Medicina llamamos situación de “fallo multiorgánico”, en el que fracasan varios órganos vitales a la vez, como por ejemplo el corazón y el riñón y además el fallo de unos órganos exacerba el fallo de otros, y viceversa, en un círculo mortal…además de necesidad, puesto que no se salva ninguno, aunque esté en una UCI. Solo puedes ponerle morfina al paciente y decirle a los familiares que se está muriendo.
    Como bien dices, no sabemos con total exactitud en que punto estamos, y sería idóneo tener preparadas ya algunas medidas por si empiezan las erupciones volcánicas masivas.

    Abrazos.

  6. petrus:

    Hola Miguel Angel. Ya sabes, hacer de profeta y dar fechas, o números en general, suele ser temerario y peligroso, y aquí sería agorero. Sí que recuerdo haber leido, no se dónde ni cuando, pero creo que más de una vez, que el carácter cíclico de las glaciaciones puede indicar que no estamos lejos de otra nueva … También a veces se leen frases como ésta: memorizo… mmm . ” si se diera un verano frío que cubriera de nieve la península del Labrador, el incremento del albedo de la zona realimentaría el frío y podría ocurrir que ya no fuera posible el deshielo. Vamos, que seguro, nada, pero peligros, todos. De todos modos, en los últimos años, el coro general entona solo una canción: el calentamiento global debido a la influencia humana. Y yo creo que sí, pero no se el %. Hay tantas variables involucradas…

  7. castulor:

    En algunas zonas intertropicales se hacen especialmente notables los cambios de temperatura, incluso en ese rango que proponen los nuevos estudios, lo que pasa desapercibido porque se ha hecho obvio que para efectos del ‘statu quo’ las declaraciones mediáticas sean falseadas o derivadas, mientras el caos emergente demuestra con excepciones medibles aquí y allá, lo que eventualmente puede convertirse en regla..

  8. Tomás:

    Por fin he logrado converger datos hasta unas cifras posible y aproximadamente razonables. El vapor de agua se llevaría el 60 %; el CO2, el 22 %; el CH4, el 8 %; el O3, el 7,3 % y otros el 2,7 % restante. El problema está en que el CH4 puede dispararse -por el permafrost y los clatratos submarinos- y aumentar a una velocidad no proporcional, sino casi explosiva y que, al ser su molécula mucho más efectiva en el calentamiento que la del CO2, la suma de ambas acciones, potenciaría el calentamiento y, con ello, la cantidad de vapor en la atmósfera. Ahora bien, veo que no se tiene claro hasta qué punto el más vapor formaría más nubes y el papel de estas, pues si bien reflejan la luz solar de día, sobre todo en las horas centrales; el resto, especialmente de noche, pero supongo que también cuando los rayos solares incidan a menos de 45º, su papel es el de guardar el calor, como una manta. Por mi parte, creo que el vapor, si bien es necesario para formar las nubes, necesita de bajas temperaturas para ello, y si el planeta se calienta, no necesariamente formará más nubes. Pero no tengo datos, ni posiblemente capacidad para hacer ni una lejana aproximación y menos aún para pronosticar esa acción futura. Incluso me temo que tampoco sean capaces los del IPCC.
    Pero el gran problema para la humanidad es que, a ese peligro que tiene toda la pinta de ser cierto, hay que sumar la degradación de la superficie terrestre, la polución oceánica (ya no hay pescado sin mercurio, por ejemplo -y hay muchos más ejemplos-), la sobrepesca que está acabando con tantas especies y, en general, con la sobreexplotación de todo tipo de recursos.
    Sé que esto no responde a las preguntas del 5 de Miguel Ángel, pero es que el problema de una glaciación está mucho más lejano. El que me preocupa es este otro, que sufrirán nuestros descendientes, yo diría que con absoluta seguridad.
    Abrazos generales.

  9. NeoFronteras:

    Si una civilización alienígena nos visitara no entendería nada. Quizás hasta nos practicaría una eutansasia masiva.
    Esto es lo que pasa, por ejemplo, en Australia, en donde un río puede prenderse debido a la práctica del fracking:

    https://youtu.be/NvJAKVnK4qM

  10. Miguel Ángel:

    Es que no es fácil de entender, se lamentan de que se están quedando sin la Gran Barrera pero siguen contribuyendo al calentamiento con prácticas como esa. Y encima fueron de los primeros en plantarse durante la cumbre sobre cambio climático.

  11. Tomás:

    Pues sí. Me ha horrorizado ver salir gas ardiendo de las aguas en el envío de Neo en su 9; más de lo que ya me golpeó el horror cuando el subsuelo de las secas Tablas de Daimiel ardieron por primera vez y que, según explica “El País” hoy, han comenzado a hacerlo otra vez.
    Además, como otro ejemplo, “La Vanguardia” hablaba ayer de que -según informa GBRPMA, la autoridad que supervisa el estado de la Gran Barrera-, ha muerto el 50 % de los corales en la parte norte. Dice que, en Febrero, la temperatura de las aguas superficiales al norte de Queensland alcanzó 33 ºC.
    Esta misma mañana acabo de oír por radio la intención -pero también la grandísima dificultad- de recuperar la anterior vida marina en el Mediterráneo.
    Parece que ya cada vez hay más razones que desautorizan a quienes nos llamaban algo así como “calenturientos” a quienes previmos hace ya décadas este estado. No es para estar contento el que esté resultando cierto. Es tristísimo, es desesperante que a pesar de las evidencias se siga agrediendo el vital patrimonio humano por unos pocos sin que les importe que el planeta no es suyo; que es de todos.
    Es para decir un taco muy gordo.

  12. Tomás:

    Cuando digo “febrero”, los habituales ya sabemos que es verano en el hemisferio sur, y que el estado de Queensland está en la zona intertropical, donde la amplitud de temperaturas a lo largo del año es pequeña.
    Perdón por la obviedad de la advertencia, pero es que muchos de los que vivimos en las zonas templadas del hemisferio norte leemos muy deprisa, y en estas tierras la diferencia entre invierno y verano es bastante amplia.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.