NeoFronteras

Cómo conseguir cumplir los acuerdos de París

Área: Medio ambiente — Viernes, 6 de enero de 2017

Hay que multiplicar por 10 el actual ritmo de implantación de las energías limpias si se quiere alcanzar la meta de los acuerdos de París.

Foto

Nos encaminamos hacia la destrucción total de los ecosistemas terrestres, por lo que la capacidad de que estos mantengan a la actual o futura población humana se verá muy mermada.

Además de la destrucción directa de estos ecosistemas a través de la tala descontrolada, la sobrepesca, la contaminación, la acidificación del mar, etc, está el cambio climático provocado por nuestras emisiones al quemar combustibles fósiles.

La curva de emisiones de gases de efecto invernadero se puede cambiar si usamos fuentes de energía alternativas. La pregunta es a qué escala tenemos que usar estas fuentes de energía para conseguir esa meta y, por ejemplo, conseguir cumplir los acuerdos de París, ahora en peligro por la elección de Donald Trump.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Duke liderados por Gabriele Manoli se ha puesto a calcular esto y su estudio, ahora publicado, llega a una conclusión: para conseguir cumplir los acuerdos de París hay que multiplicar por 10 el actual ritmo de implantación de las energías limpias. Es decir, un orden de magnitud.

Según Manoli se necesitan nuevas estrategias radicales de implantación de tecnologías avanzadas a escala global a un ritmo sin precedentes.

El estudio usa un modelo de ecuaciones diferenciales basado en el incremento del ritmo de las emisiones per cápita de dióxido de carbono desde la Segunda Revolución Industrial. Este fue un periodo de rápida industrialización que comenzó a finales del siglo XIX y siguió en el XX. Los investigadores comparan este ritmo con la velocidad a la que se dan las innovaciones sobre tecnologías de bajas emisiones.

El análisis muestra que per cápita las emisiones de dióxido de carbono se han multiplicado por 100 en los últimos 60 años, típicamente con ciertos saltos. Este crecimiento puntuado se ha dado debido al desfase temporal entre la velocidad de adopción de tecnologías limpias y el crecimiento rápido de la población.

Algunas veces esos desfases se deben a hechos naturales, pero muchas otras se deben a barreras políticas y económicas.

A partir de todo esto a los investigadores les es fácil calcular el ritmo de innovación en este asunto para así poder alcanzar los dos grados de incremento máximo de estos acuerdos. La conclusión es que esta meta no se puede alcanzar si no se implementan las nuevas tecnologías a un ritmo 10 veces superior al actual.

“Ya no es suficiente tener tecnologías que reduzcan las emisiones. Tenemos que escalarlas y extenderlas globalmente a una velocidad sin precedentes”, sostiene Manoli. Según dice este investigador, esta aceleración en la adopción de nuevas tecnologías limpias es imprescindible si queremos “retrasar el reloj del juicio final”.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=5243

Fuentes y referencias:
Artículo original
Foto: Wikimedia Commons.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

23 Comentarios »

  1. Tomás:

    A cualquier medida para resolver el fin de la civilización, quizá del ser humano y posiblemente de un altísimo % de la vida actual, se opone nuestra estupidez en forma de egoísmo personalista, regionalista, nacionalista, separatista, fundamentalista, idealista y todos los “istas” que se nos ocurran y sirvan para diferenciar a unos de otros y enfrentarnos; también religioso, cultural y hasta de equipo de fútbol. Veo la cosa sin solución cuando nuestra mayor prioridad habría de ser salvar nuestra biosfera. Pero no. En los medios de comunicación es más importante un tema como la relación sexual del primo del amigo del hijo de la Pantoja o si hubo penalti o no antes del un gol. Lo demás no importa.
    Así que ánimo: esto queda resuelto.

  2. NeoFronteras:

    Vivimos la era de la estupidez. Un conspiranoico diría que nos echan algo al agua.

  3. Miguel Ángel:

    Hoy sí que le han dado unos segundos en los telediarios para decir que se descongela otra plataforma más en la Antártida, pero tienes razón, querido Tomás, interesan más los amoríos del Paquirrín.

  4. Tomás:

    Eso de la plataforma desprendida se las trae. Se ha dicho y leído que su tamaño es vez y media la superficie de Asturias; que es mayor que La Rioja; también que es mayor que Álava. Incluso me parece recordar que se la ha comparado con Manhattan. He oído que si se derrite, subirá el nivel del mar 10 cm, pero la cuestión es que si está flotando, el nivel ya ha subido. El periodismo está un poco flojito de exactitud.

  5. Dr. Thriller:

    Bueno, básicamente los humanos nos clasificamos en dos grupos. Uno, minoritario y que siempre ha armado todos los saraos, que es el de aquellos que tienen privilegios como fruto de su creencia, real o estratégica, de que somos desiguales y que unos se merecen más que otros. Mantener este tinglado es más complicado de lo que parece, y degenera siempre en lo que vemos a nuestro alrededor, lo que siempre hemos visto, por cierto. Luego estamos los que creemos, entre otras muchas razones, por puro egoísmo y autoestima inflada hasta la frontera de Kálman (y más allá), de que en realidad las diferencias son irrelevantes y de que hay ricos exactamente porque hay pobres, y que una sociedad igualitaria pues a saber qué problemas tendría, pero estos segurísimo que no. Pero de alguna manera viajar hasta eso es muy, muy difícil.

    Y obviamente, un colateral para tener a la gente controlada (a los de abajo, básicamente), qué digo controlada, hacer de ellos una maraca, es idiotizar al personal, con la enorme variedad de religiones, ideologías, creencias, y demás software tóxico que puebla hasta el desbordamiento los libros de historia. Mientras no se solucione esto, todo lo demás serán parches, que por otro lado, bienvenidos sean, cuanto peor, siempre peor, y un poco puede ser mucho: la diferencia entre la vida y la muerte.

    Dicho todo lo cual me congratula que se multipliquen los estudios que afirman que, paradójicamente, el cambio climático puede llevar a una era glacial. El último y más reciente es el que habla de que el calentamiento actual puede llevar al cortocircuito de las corrientes oceánicas, y con ello a una nueva era glacial. Ah, los glaciares no son cosa de broma, se puede uno plantear poner diques al mar, pero para un glaciar, oiga, eso es digno de verse. Cómo una brusca caída de temperaturas puede redistribuir el CO2 en exceso es algo que no soy capaz de imaginar (es posible que retorne a la atmósfera), pero estoy convencido (esto es, pues sí, fe, pero por analogía: a fin de cuentas tiene todo el sentido de que la ecosfera sea un buffer, ciego, claro está, y que de alguna manera pueda responder incluso a eventos drásticos), porque si baja el nivel del mar la acidificación aumentará en vez de disminuir (si baja la temperatura además aumenta la solubilidad).

    En Rusia están teniendo el peor invierno en 150 años, con registros negativos, mientras en Europa Occidental el incremento de temperaturas sigue su curso.

  6. petrus:

    La taxonomía del Dr. Thriller , en buenos pobres y malos ricos o viceversa, según desde qué lado se mire, me recuerda la tentación innata que tenemos los humanos de buscar soluciones sencillas a problemas complejos. Aunque recuerdo que me funcionó una vez en un examen y un problema sobre probabilidades … cuando ví que la probabilidad de que aquello ocurriera ( complicada) era, en ese caso, igual a uno menos la p. de que no ocurriera ( sencilla) , y bingo… pero en general la cosa no funciona así. Es más, parece claro que en el ser humano hay una propensión genética a ( como las ardillas, ricas o pobres, ateas o creyentes) recoger y guardar cuanto más mejor , y cada generación se lo propone como si las anteriores no hubieran existido. Por eso no me fío demasiado de las clasificaciones ,sino , en este caso al menos , de la clase única, esa que dice que todos somos muy, pero que muy parecidos, de manera que, si mañana me tocara la primitiva, yo también podría enterrar fácilmente mis ideas filantrópicas y empezar a pensar que quizás me convenga invertir en las empresas más rentables… digan lo que digan los acuerdos de París.

  7. petrus:

    Derrotismos aparte, la solución sencilla para este problema tan complejo, tal vez exista. Se llama Educación. Pero tenemos tantos modelos y tan distintos, que va a resultar difícil ponerse de acuerdo para poder ” retrasar el reloj de la hora final” a que se refiere Manoli.

  8. NeoFronteras:

    Dr. Thriller:
    Se ha propuesto que el calentamiento global podría ocasionar inviernos más fríos en algunos lugares, por ejemplo, cambiando la corriente del Golfo. De ahí a un era glaciar hay un trecho.

  9. JavierL:

    Muy de acuerdo con el 6 de perros, como dicen, nadie es el villano de su historia, los villanos siempre son otros, y es que el cerebro humano (sano) no puede considerarse malo y seguir haciendo la cosas malas, luego la solución del cerebro es justificarse, crear un conjuntos de razones por la cuales hace lo que hace, como una simple víctima de las circunstancias o la clásica de restar importancia a sus malas acciones.

    Ahí el rico mide la cantidad de empleos generados y no la calidad de ellos, el borracho las razones de porque beber y no el dinero derrochado, el pobre las condiciones de su vida y no que puede hacer para mejorar, el asesino siempre fue ofendido o llevado a…

    Y cada uno de nosotros resta importancia a su contribución consumista a la destrucción de la biosfera y/o al cambio climático.

    Básicamente la gente no ve la realidad sino su propia realidad, filtrada y coloreada por su cerebro.

    Esa es la realidad histórica de la humanidad, no creo que sea la era de la ignorancia, sino que siempre lo fue, sólo que ahora somos muchos y la tierra la siente.

    Más bien creo que la ciencia fue tan rompedora por forzar a aceptar la realidad a través la experimentación y en contra de nuestros prejuicios y deseos. Y la ciencia cada vez iluminará más a la humanidad para salir de esa oscuridad.

  10. Dr. Thriller:

    Petrus, yo no he dicho que los pobres sean buenos. No milito en el maniqueísmo. Lo que estoy diciendo es que la sociedad humana desequilibrada es el origen de los problemas, y me avalan multitud de estudios, probados, de sociología y antropología. La gente no es buena ni es mala, esas son categorías de coña, la gente se adapta a su entorno y responde a él con pautas innatas, aprendidas y razonadas, pero la sociedad se un sistema holístico que se retroalimenta con sus partes. Con otras palabras, ya sabemos que es malo estar obeso, un tipo de maldad diferente a estar escuálido (poco recomendable también).
    Somos una especie que se adaptó a funcionar en clanes de 50-300 individuos organizados de varias formas, con un pack de pautas sociales incorporado que se da hostias con el reparto del trabajo y la existencia de privilegios arbitrarios derivados de una pésima gestión de los recursos, por no hablar de conceptos tan peculiares, sociológicamenge hablando, como la propiedad (que derivó de forma naturalísima en el esclavismo). Todas las culturas “civilizadas” humanas se han traído problemas muy serios a sí mismas y han impactado en su entorno de forma que ahora se le dice “no sostenible”, sin necesidad vital de ello (sólo cultural), no creo que esto sea un problema de ricos buenos o pobres mártires, sino de las propiedades emergentes que nos dieron un éxito evolutivo tienen un colateral, aleatorio o no, de autodestrucción, por puro estrés al someter a las piezas a un entorno, artificial creado por ellas mismas, que es el que usted puede observar.
    Le recuerdo que la especie humana tiene al menos 100.000 años, y que los digamos problemas que creamos empiezan con la creación de sociedades de clases, y esto no me lo invento yo, es otro paradigma de la antropología.

    Respecto a la era glacial, los registros indican sin excepción un calentamiento sin interrupción, global, desde el uso masivo de energía fósil, esto no admite discusión. Ahora, cómo evolucione esto no lo sabemos. Lo único que se puede decir con certeza es que o se para este suicidio, o el resultado va a ser muy desagradable en cualquier caso, exactamente lo que vaya a pasar yo no pondría tampoco la mano en el fuego. Si unas regiones por otro lado continentalmente amplias, pasan a tener inviernos muy crudos, es posible que la reflectividad pueda disparar una retroalimentación más fuerte que la capacidad de invernadero de la atmósfera. He leído artículos, supongo que completamente en serio, de lo bien que le va a sentar al Canadá el calentamiento global. Pues aparte de que aún en ese escenario le iba a sentar como el trasero, aún tendría coña -es un decir- que los glaciares volviesen a campar por sus respetos en Chicago y Ottawa.

  11. Miguel Ángel:

    Tenemos unas 14.600 guerras documentadas: esa es la historia de nuestra especie.

    En cuanto a la desigualdad, nuestro comportamiento es muy similar al de cualquier otro primate: tenemos bastante tolerancia ante la desigualdad, pero no ante lo que consideramos injusto. Los primates aceptan que el macho dominante acapare los mejores trozos de comida sin mayores disputas, pero si les ponemos a realizar una misma tarea y recompensamos a unos más que a otros, entran en cólera inmediatamente.
    Paralelamente, los humanos aceptamos mejor que la desigualdad (por ejemplo, que alguien sea rico porque gestiona una empresa potente) que la injusticia de ver que a un colega le pagan más por realizar el mismo trabajo.
    No obstante, yo también apuesto por una sociedad más igualitaria, seguramente porque me parece que tiene mucha mayor base moral que la sociedad de castas, de ricos y pobres que prácticamente es lo único que hemos conocido desde el Neolítico. Y posiblemente tenga bastante de utópico, porque mientras haya guapos y feos tampoco seremos del todo iguales y seguiremos compitiendo al buscar pareja, por ejempo. Pero coincido contigo, amigo Dr. Thriller, en que se podrían evitar muchos conflictos minimizando la desigualdad.

  12. Miguel Ángel:

    …y sobre esa hipotética era glaciar, lo importante es que no sirva de excusa para caer en la inacción porque igualmente sería desencadenada por el calentamiento actual.
    Mejor no seguir atizando el fuego, ya sea que derive en un calentamiento indefinido o en otra era glaciar. Incluso aunque funcionasen macanudamente los buffers y no hubiese gran repercusión climática, como comentó en una ocasión Neo, respirar un aire con menos contaminantes ya debería ser motivo suficiente para dejar de quemar combustibles.

  13. Dr. Thriller:

    La humanidad puede sobrevivir a la desigualdad, eso está a la vista. Incluso, científicamente hablando, prosperar de forma neta (es decir, incrementar el acervo de conocimientos). Creo que esta afirmación es bastante sólida, otro tipo de progresos propuestos es algo abierto a disputa. Ahora, a mi modo de ver, esta desigualdad genera numerosos subproductos y colaterales, por no ser prolijo, tiene gran parte (o toda en algunos aspectos) de causa de los problemas que casi todas las civilizaciones, y la nuestra en particular, creamos sobre nuestro entorno y a nosotros mismos a mayores. En suma, somos animales culturales y nuestra cultura genera gran parte de nuestro comportamiento. Como digo arriba, una sociedad igualitaria generaría menos problemas de este estilo, seguramente más de otro tipo, pero tiendo a pensar que, concretamente, este comportamiento suicida con la naturaleza no se daría, directamente, o sería mucho más atenuado. Es interesante subrayar que el estudio de las religiones dice mucho de la cultura que las crea (y fenómenos digamos pararreligiosos son muy comunes), por otro lado una sociedad puede no ser igualitaria y crear comparativamente menos problemas, no estoy hablando del índice de Gini pero algo remotamente similar, y finalmente, en sociedades desigualitarias los grupos con mayores privilegios y poder siempre se buscan el camino o la forma de hacer prevalecer su voluntad total o parcialmente, en el caso que nos afecta, los grupos sociales (llamésele empresas, corporaciones, “casta”, palabro rumbo al desgaste por uso publicitario, etc) que realmente tienen poder para cambiar el rumbo no lo hacen porque de alguna manera eso limita o pone en vías de disminuir su poder, usualmente en favor de otros grupos en competición. Supongo que todo sistema autoorganizado tiende a la supervivencia, al menos sistemas sociales, y se ve en la historia como subgrupos sociales sacrifican a su sociedad como un todo en aras de su supervivencia. Esto es muy peligroso en los márgenes que nos movemos actualmente. Un sistema igualitarista acotaría sensiblemente todo esto y lo más importante, podría hacer inviable la supervivencia de subgrupos fuera del grupo. Todo “podría”, claro, esto son hipótesis mientras no se puedan (si se) probar definitivamente.

    Por cierto, nos olvidamos de los bonobos. Son primates también, y con comportamientos muy distantes de otros primates.

    Cambiando de tercio, si el buffer funciona (si existe, etc.), lo que salvará es el ecosistema como un todo, no esto ni aquello ni desde luego nuestras posaderas. Por ejemplo, si como la mayoría piensa, tenemos un incremento neto de temperaturas sostenido y un aumento del nivel del mar, es claramente un buffer: el aumento de la superficie marina suavizará el clima y el aumento de masas de agua líquida desacidificará el pH (lo subirá, técnicamente hablando). Pero esto no tiene por qué ser así, a veces es imprescindible que haya abogados del diablo, porque este guión de ahí arriba así puesto y tal, ni parece tan terrible. Simplemente pensar como el bloque económico n°1 del mundo, la UE, es incapaz de acoger y gestionar a un número de inmigrantes que no llegan al 1% de su población, generándole una brutal inestabilidad política, como para pensar lo que sería un desplazamiento de decenas o cientos de millones de personas, por mucho que se escalonen a lo largo de años. Este tema no se ventila demasiado.
    Por otro lado, y siguiendo de abogado del diablo, parece que nos encaminamos a un mínimo de Maunder, episodios donde el Sol no muestra manchas solares y esto, de alguna forma, parece ir asociado con severos enfriamientos al menos del hemisferio norte. Por otro lado, otro gas emitido a chorros históricamente han sido los CFCs, que por mecanismos tampoco bien comprendidos en su totalidad, han terminado acumulándose sobre los casquetes polares, sobre todo el sur (en parte porque sobreviven más tiempo). Aparte de crear un empobrecimiento drástico de ozono, desconocemos si tienen algún papel climatológico al caso que nos ocupa, pero sirve para ilustrar al menos como el principio de prudencia no se nos da muy bien, aunque para ser ecuánimes hay que decir que puestos al tema la respuesta al problema fue bastante aceptable. Quiero decir con esto que si por alguna razón, coyuntural o casual, se produjese un enfriamiento neto del hemisferio norte, aparte la polémica que ya existe (políticamente intencionada, como todas), la emisión de gases invernadero, no quedaría otra, se incrementaría, lo que a largo plazo está fuera de duda en sus efectos.
    Por supuesto, caso que se desatase por algún mecanismo mal contemplado una era glacial con todas las letras, en ese caso sí disminuiría la emisión básicamente porque las infraestructuras del hemisferio norte quedarían dañadas más allá de nuestra capacidad (y eso mucho antes de que llegasen a recrearae glaciares), y la población humana de este planeta drásticamwnte aligerada, porque si desplazar decenas de millones ea todo un problema, realojar miles de millones es imposible.

  14. JavierL:

    Que la igualdad sea beneficiosa no hay duda. Que sea posible es otra historia..

    Por acá por Venezuela se hicieron varios experimentos, quitado empresas y entregándolas a los trabajadores para que la gestionen y se dividieran las utilidades. Todo un fracaso. Sin una cabeza con una directriz impuesta no llegaban a acuerdos y terminaban en quiebra, tocó al estado fijar algún dirigente para que medio funcionara aunque en el proceso ese directivo de forrara. Y aún con ese ejemplo las empresas seguía repitiéndose en resultado.

    Si no, imaginen en su país eliminar el gobierno y buscar consensos globales para todo. Terminarán designando funciones en algunos para que todo fluya, y en el proceso terminarán formando nuevas élites… Lo mismo pasa con las empresas… Agreguen que algunos de algunos se arriesgan a emprender y otros no. Algunos dejan de ir a fiestas para profesionalizarse mientras otros gastan todo lo que tienen en un bar (con todos los intermedios)

    El tema de la igualdad termina haciendo que el que quiere no pueda y que el que no quiera gane a Costa de otros.

    Por lo que yo he análisado lo que mejor nos puede funcionar “no es la igualdad”, sino algo que considero igual de utópico e incluso más difícil de obtener. pero que acabaría con todos las pegas que he puesto y obtendría los mismos beneficios para la sociedad que le atribuyen a la igualdad

    . Y sería “la igualdad de oportunidades” sin importar la condiciones o el legado de tus padres, tener todos las mismas oportunidades, la mejor educación, los mejores conocimientos financieros, de emprendimiento, financiación entre otras y que luego dependa de cada uno hasta donde llegue… Quien quita si trae incluso más progreso, y por tanto más destrucción del medio

  15. Dr. Thriller:

    Tampoco he dicho beneficiosa en sentido absoluto, sí en términos relativos al sistema actual. Todos los sistemas tienen ventajas y desventajas, ahora, aquellos que ponen en peligro la supervivencia de la especie pienso que no dan margen a mucha discusión.

    No vivo en Venezuela, ahora, hablando por encima, si me disculpa, lo que veo es un gobierno oportunista (como todos), corrupto hasta la médula (como absolutamente todos), con muy poco margen de maniobra y muy poca cintura para adaptarse al tema, que descansa sobre un clientelismo tremebundo (como todos), y que sí, ha hecho cierto reparto de la riqueza, cosa relativamente factible viendo desde donde se partía, pero sobre igualdad, la que sea, no veo que haya hecho nada significativo, él mismo se ha metido en una trampa económica apostando por las commodities, y de propina tocándole las narices al muñidor del sistema. Honestamente, no creo que esto tenga absolutamente nada que ver con lo que estoy hablando.

  16. JavierL:

    Querido dr thriller

    Estamos hablando de la igualdad, y dentro de ello saco a colación el detalle puntual de una empresa sin dueño donde se trata que todos sean iguales. Y como pareciera que les humanos necesitan una estructura y un mando y los terminan aceptando.

    El tema político y macroeconómico (muy buen análisis por cierto) lo estoy dejando al lado. Ciertamente no tiene cabida y ya lo he tocado antes en otras noticias más acordes, pero no lo toqué en mi comentario.

    Referente a su última frase y si se evalúa el punto que marco vera que si tiene cabida con el hilo de la conversación. Incluso me parece un experimento tan válido o más como los que se relataron de los chimpancés.

    De todos lados de puede aprender.

  17. petrus:

    De acuerdo con JavierL : igualdad de oportunidades, empezando con educación y formación para todos. No olvidemos que no somos del todo bonobos, y que la libertad personal hace a menudo que del mismo tronco crezcan ramos fructíferos y otros no. Y que la igualdad plena, además de no tener pleno sentido, no es nada deseable. Un sueco, ingeniero jefe de planta en su país me confesaba que no le merecía la pena haber trabajado tanto para formarse, porque apenas encontraba ventaja alguna en ello en las condiciones laborales de su país, igualitario… . Dan las cinco, me decía , y el operario recoge sus cosas y se va, mientras yo sigo peleando con los problemas pendientes… y respondiendo de lo que les ocurre a ellos , a mí y a las máquinas …
    Creo que el igualitarismo sigue siendo un falso amigo, muy útil para proponer soluciones simples a un montón de problemas complejos de gentes aún más complejas y con escasa capacidad para hallar las soluciones correctas.

  18. petrus:

    Por cierto, el sueco y yo gozábamos ( es un decir) de trabajos parecidos en condiciones similares, y en mi trabajo, por decreto, el mayor sueldo no podía exceder de tres veces el del último operario. Curiosamente es lo que suelo proponer ( con éxito nulo) ahora para los políticos respecto del salario mínimo interprofesional y a mi sociedad perfecta…mente utópica, y eso sí sería una igualdad alcanzable , aunque fuera relativa. Y puedo asegurar que ese factor tres no es muy apetitoso o deseable si no se tienen otros motivos para adoptarlo. Así que igualdad, no, pues ni siquiera la naturaleza nos hace iguales. Pero un tres a uno, o un cinco a uno, puede ser una mediosolución simple para un problema complejo, aunque sea solo aproximada.

  19. Dr. Thriller:

    A ver si no sale un tocho.

    Decir “igualitarismo” es nombrar un fenómeno complejo sólo por una faceta. Es que si no, cada vez deriva más lejos del tema original. El problema, por supuesto, como apuntaban arriba, está realmente en las relaciones de dependencia que se dan entre humanos y grupos de humanos, realmente muy complejas, con una base biológica (instintiva) y otra cultural, que interaccionan de modo bastante impredecible incluso en la vida diaria. Cuando uno dice “igualitarismo” quiere decir eso, por ejemplo, lo mismo que en Francia, en 1789 (o en EEUU poco antes, o en Polonia un poco antes), abolir un sistema estamental social con privilegios codificados en la jurisprudencia por un sistema donde todas las personas son iguales, al menos teóricamente, ante la ley (ya sabemos que en la práctica las cosas no son exactamente así). Esto fue posible en estados que ya eran capitalistas antes de producirse este cambio (y siguieron siéndolo). La razón final a la que me he querido referir en todo momento es exactamente el título de aquel capítulo de Cosmos de Sagan: ¿quién habla por la Tierra? O más exactamente, quién habla por la Humanidad. Si los grupos en que nos dividimos tienen unas relaciones de dependencia privilegiadas sobre otros, entonces es matemáticamente demostrable que no puede hablarse por todo el conjunto, sino sólo por partes de él, ergo, así nos va.

    Claro, es difícil utilizar ciertos términos sin que surjan connotaciones de diversos ámbitos culturales, o científicos. En cualquier caso, yo siempre intento referirme a los últimos (que lo consiga o no, es harina de otro costal).

    Fue Semmelweiss el primero que probó, estadísticamente, que la falta de higiene en el instrumental quirúrgico producía graves infecciones que derivaban en mortandades incluso muy superiores a las que se producían en la naturaleza, sin intervención médica. No sé si es leyenda urbana o no, pero el ministro de entonces le dijo que aunque tuviese razón, era algo de locos andar esterilizando el material todo el tiempo. Hoy es una tarea rutinaria, a nadie se le ocurre la barbaridad de no hacerlo.

    A finales del XIX, dos americanos, no recuerdo ahora, por su cuenta y riesgo, hablando de forma gruesa, decidieron echar lejía en grandes cantidades en el embalse que suministraba agua potable a una ciudad de tamaño respetable. Vamos, que la esterilizaron. Lo hicieron ilegalmente y si no me armo un cacao mental, fueron procesados por ello, pero absueltos visto el resultado, que no fue otro que la caída en barrena de las tasas de infecciones derivadas de la falta de potabilidad del agua.

    Es posible hacer cosas que en otra época no es que parecieran imposibles, es que ni siquiera barruntaban qué es lo que pasaba. Pues esto (la igualdad o un sistema de relaciones de dependencia que pueda hablar por la Humanidad como un todo y no como un mosaico autodestructivo) será lo mismo, pero antes queda mucho por hacer en sociología, antropología, biología, etología, matemáticas, etc.etc.etc.

  20. Miguel Ángel:

    “A ver si no sal e un tocho” dices?…Mirando la hora de los comentarios lo debes de saber escrito en cosa de 10 minutos:, qué bueno!!
    Un fuerte abrazo.

  21. Tomás:

    Yo también quisiera que fuésemos una sociedad bonoba. Y que partiésemos todos de la misma meta, con estricta igualdad de oportunidades. Luego, unos progresarían más y otros menos para volver a la igualdad total hechos polvo. Pero ¿como considerar las innumerables desigualdades injustas con que la naturaleza nos obsequia? Aunque no creo en que las medidas de los coeficientes -CI- sea aceptable, si pienso que si obtienes uno muy alto es que no eres tonto del todo y uno muy bajo algo dice de que no vas a poder progresar mucho, salvo si eres político -creo que ya he contado que en mi calle hay dos números uno lo que me trae un montón de problemas-. ¿Cómo minorar la diferencia entre los que sufren ese destino de una mente deficitaria, muchas veces asociada a sufrimiento y otra privilegiada y quizá hasta feliz?
    Ahí dejo la pregunta y abrazos para todos.

  22. Dr. Thriller:

    Hombre, los individuos nunca han presentado problemas. Ese pack viene de serie y funciona, de hecho barajan la idea de que nuestros cerebros traen una especie de saturación de “personas cotidianas” (alrededor de 50, creo recordar). Si hay una relación continua y fluida es raro que haya conflictos, no siendo que se presenten por cuestiones de grupo social, o evidentemente, de intereses, dado que la sociedad “civilizada” otra cosa que hace es individualizar en exceso en diferentes grados. El problema son los grupos. Intento explicarme.

    Todos sabemos, p.ej., lo que es el corporativismo. Es otra “desigualdad”. Es esa solidaridad entre los miembros de un grupo, pongamos profesional, claro que puede ser también trabajadores de una misma empresa, o accionistas, o militantes de una escuela de arte a la búsqueda del mecenazgo (público o privado), o gente que participa de una misma palangana en pos de un interés común (grupal). Se producen estos hechos tan interesantes para la sociología y la psicología donde gente que no se traga, que se odia con feroz pasión, va a comidas de confraternización donde todos se ríen las gracias mutuamente y se felicitan encantados de haberse conocido, sobre todo si es para hacer una pose pública (esto en política es particularmente repugnante), cómo se unen al unísono, casi pavlovianamente, para comerse crudo al disidente (pero además, físicamente y a gritos si se presenta la ocasión, nunca he visto masas desbocadas más brutales que en asambleas tipo Vida de Brian, sean o no de política), y cómo se juran amor eterno de tragedia shakesperiana para dos cenas de grupo después apuñalarse con odio visceral y el vencedor pasearse triunfante, “recuerda que eres mortal”, con la cabeza del enemigo de trofeo.

    Hay algo que no encaja aquí, ¿verdad? Así es imposible colonizar un planeta. O tal vez sí.

  23. Tomás:

    Ese final trae aires gallegos… o tal vez no.

RSS feed for comments on this post.

Deje su comentario si lo desea (Normas de participación)

Este sitio web usa cookies, el lector, al navegar por él, acepta por defecto su uso. Esta entrada se cerrará automáticamente a comentarios a los 30 días de su aparición. Su comentario no se publicará al instante, necesita ser aprobado y su aparición puede demorarse (mucho más en periodo vacacional). No olvide escribir el código numérico antispam, es muy importante. El retorno de carro es automático. Por favor, si no va a intentar escribir correctamente no envíe comentarios. Los comentarios pueden ser editados o incluso eliminados si no cumplen las normas de participación.

Si tiene problemas comentando lea esto.

(obligatorio)

(obligatorio)


*