NeoFronteras

Un posible nuevo fármaco contra la gripe

Área: Medicina — Jueves, 12 de Octubre de 2006

Foto
Fotografía en falso color de microscopio electrónico de barrido de virus H5N1 sobre la membrana celular. Foto: L. Nilssons.

Un fragmento de proteína es capaz de impedir la invasión de las células por parte de los virus de la gripe, incluyendo el de la gripe aviar.
Esto podría significar una nueva vía para el diseño de antivirales útiles para tratar casos tan peligrosos como la infección de virus como el H5N1 de la gripe aviar, que amenaza el mundo con una posible pandemia.
Un grupo de investigadores de University of Wisconsin-Madison liderados por Stacey Schultz-Cherry han publicado recientemente on line este hallazgo en la revista Virology (4 de Octubre de 2006).
Esta molécula se ha probado tanto en cultivos como en ratones, y en ambos casos ha proporcionado una protección contra la infección de diversos tipos de virus, incluido el H5N1. Además, en el caso animal ha detenido la infección cuando ésta estaba en los primeros estadios. Los animales del grupo de control no tratados murieron en una semana, mientras que todos los ratones infectados que fueron tratados sobrevivieron. Esto significa, según los investigadores, una protección del 100% frente a los virus probados.
Las membranas celulares, incluidas naturalmente las de las células humanas, tienen proteínas sobre su superficie o que la atraviesan que cumplen diversas funciones. Los virus se aprovechan de estas proteínas y las utilizan como puerta de entrada. Están diseñados para adosarse a tipos específicos de proteínas y, una vez hecho esto, se introducen dentro gracias a su ayuda. Una vez allí, los virus secuestran la maquinaría genética celular y la obligan a producir copias y copias de más virus. Cuando hay demasiados la célula se rompe y libera nuevos virus que pueden a su vez invadir otras células.
Los virus no pueden estar mucho tiempo fuera de la célula so pena de desaparecer, pues no son capaces de vivir independientemente.
La molécula descubierta es un bloqueador de entrada, un fragmento de proteína (o péptido) humana que bloquea al virus impidiéndole la entrada en la célula. Aunque el mecanismo preciso de funcionamiento del péptido no se conoce bien, parece que esta molécula impide al virus fijarse a la proteína celular de la membrana que éste utilizada para entrar en la célula. Los investigadores llegaron a este péptido gracias a que habían encontrado péptidos similares que bloqueaban la infección del virus del herpes simplex.
Esta molécula ataca una parte del ciclo del virus que hasta ahora no se había explorado suficientemente. Los antivirales que hay en el mercado intentan (pocos) parar la replicación del virus una vez que éste está dentro, o impedir que los virus sean liberados de la célula infectada. Pero en este caso el virus no es capaz ni de entrar dentro de la célula para infectarla, pues el péptido está bloqueando los estadios más tempranos de la infección. Obviamente el resultado es muy prometedor e importante.
Se necesita realizar mucho más trabajo para determinar cómo de efectivo puede ser un fármaco basado en este péptido, la dosis óptima que hay que utilizar, y la seguridad del mismo antes de pasar a realizar pruebas sobre personas. Aun así, los investigadores quieren realizar este tipo de pruebas lo antes posible.
Puede que incluso pueda formar parte de algún tipo de cóctel antiviral similar al que se utiliza contra el SIDA.
Por la propia naturaleza de los virus no existen antibióticos contra ellos, por lo que las vacunas son consideradas la mejor vía para defenderse de ellos. Pero una vacuna contra H5N1, u otros virus similares y virulentos, tarda un tiempo en ser producida (típicamente un año) una vez aparece la variante y puede llegar demasiado tarde en caso de pandemia. Existe el riesgo de que el virus H5N1 mute y se haga transmisible entre humanos. Si esto ocurre, con un virus cuya mortalidad es del 50%, la pandemia generada podría llevarse millones de vidas por delante.
En sus experimentos estos investigadores creen que el péptido parece estimular al sistema inmunitario del anfitrión según el péptido empieza a fallar en su tarea de bloqueo, con lo que ya el virus no tiene posibilidades de prosperar. Un antiviral basado en esta nueva vía de “bloqueo” del virus daría tiempo al organismo a desarrollar inmunidad frente al mismo.
Los actuales antivirales no curan la infección pero están diseñados para reducir el número de días que la persona está enferma haciendo que la enfermedad sea menos severa. Pero ya hay pruebas que indican que el H5N1 puede desarrollar resistencia a este tipo de fármacos. Y sólo hay dos antivirales que funcionan contra el H5N1: oseltamivir (Tamiflu) y zanamivir (Relenza). Con estos fármacos perdiendo efectividad el nuevo hallazgo nos puede proporcionar nuevas armas para luchar contra estos temibles enemigos.
Con un ciclo de vida tan corto los virus pueden evolucionar fácilmente hacia formas mutadas distintas para así poder adaptarse a las trabas que les ponemos. Esta es una carrera de armamentos que no podemos perder y en la que siempre estaremos obligados a participar.

Fuente: University of Wisconsin-Madison.

Referencia: Gripe aviar en NeoFronteras.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

Comentarios

Sin comentarios aún.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.