NeoFronteras

Setas de 6 metros de hace 400 millones de años

Área: Paleontología — viernes, 27 de abril de 2007

Foto
Concepción artística de la seta gigante. Ilustración: Elsevier Hueber.

Descubren, gracias a análisis isotópicos, que un tipo de fósil, anteriormente atribuido a un árbol, corresponde en realidad a una seta gigante de 6 metros de altura. El hongo vivió hace 400 millones de años cuando no había grandes depredadores sobre tierra firme.
Este ser fósil conocido como prototaxites ha intrigado durante mucho tiempo a los paleontólogos, que creyeron que era una conífera.
En 2001 Francis Hueber del National Museum of Natural History en Washington DC sugirió que quizás podría tratarse de un hongo basándose en el análisis de la estructura interna (que se parecía a las estructuras reproductivas presentes en las setas de los hongos). Viajó a Canadá, Australia y Arabia Saudita en busca de especimenes fósiles y analizó bajo el microscopio muchas láminas con las que obtuvo cientos de fotografías. Pero al final no obtuvo pruebas definitivas que demostraran su naturaleza no vegetal. Y es que una seta de 6 metros no parece que tenga mucho sentido hoy día.
Ante todo hay que decir que el verdadero hongo (todos ellos) está formado por unos filamentos (el micelio), y que cuando llega la hora de reproducirse y desea esparcir las esporas fructifica y utiliza la seta o carpóforo para diseminarlas.
Análisis genéticos del suelo hacen pensar que en la actualidad hay hongos con una extensión de miles de metros cuadrados en forma de estos filamentos subterráneos, pero ninguno produce setas del tamaño que discutimos aquí.
Para descifrar el enigma del prototaxites se ha comparado la composición química del fósil de la seta con fósiles de plantas que vivieron en la misma época.
Las plantas solamente absorben el CO2 de la atmósfera (para realizar la fotosíntesis) con lo cual la proporción entre los isótopos 12 y 13 de carbono se mantiene igual para las plantas que viven durante el mismo periodo geológico y que se relaciona con la composición atmosférica del momento.
Pero un animal o un hongo se alimentan de materia orgánica y la proporción de isótopos es distinta.

Foto
Francis Hueber junto a un fósil de prototaxites. Foto: Carol Hotton.

Al comparar la razón entre los dos isótopos del fósil de la seta con la de fósiles de plantas de la misma época, expertos del National Museum of Natural History y de University of Chicago, pudieron comprobar que eran muy diferentes. Eso quiere decir que prototaxites absorbía parte o todo su carbono de otras fuentes distintas a la atmósfera y por tanto que era un hongo.
Diversos fósiles de este hongo se han encontrado a lo largo de todo el mundo desde que se descubrieran hace más de un siglo. Se ha determinado que vivió en el periodo de tiempo comprendido entre hace 420 millones de años y hace 350 millones de años (parte del Silúrico y casi todo el Devónico).
Las plantas en aquella época eran en general más bajas que estas setas gigantes por lo que este ser era el más alto de ese tiempo.
Las plantas vasculares (que fueron los antepasados de coníferas, helechos y plantas con flores que llegaron mucho más tarde) comenzaron a diversificarse sobre tierra firme durante el Devónico. En un principio eran muy simples, casi sólo tallos, sin raíces ni hojas.
Aunque las plantas vasculares se establecieron sobre tierra firme 40 millones de años antes de la llegada del prototaxites casi no llegaban ni a levantar un metro del suelo. Pero hacia el final del Devónico (hace 345 millones de años) aparecieron súbitamente árboles, helechos, semillas, hojas…

Foto
Ejemplar de prototaxites encontrado en Arabia Saudita. Foto: Review of Paleobotany and Palynology, Vol. 116. Smithsonian Institution.

En la época en la que este hongo prosperó no había muchos animales. Los milpiés y ciempiés fueron las primeras criaturas que aparecieron sobre tierra firma y de los pocos animales que allí había (artrópodos casi todos ellos), pues todavía no habían llegado los vertebrados. Los vertebrados existentes en la Tierra aún no habían abandonado el océano.
Los investigadores especulan que la altura del prototaxites le permitía diseminar esporas mejor para así depositarlas sobre una mayor extensión. En esa época no había nada que les impidiera crecer de ese modo. Los animales comedores de plantas no habían evolucionado aún.
Ciertamente el mundo en aquella época debía de parecernos muy extraño, casi alienígena. Un mundo perteneciente a un pasado remoto, un mundo fascinante, quizás más interesante que la época de los dinosaurios, pero con menos representación en los medios y sin que nadie haga una película sobre él. ¿Alguien se atrevería a rodar “Parque Silúrico”?

Fuentes y Referencias:
Geology (vol 35 p 399).
University of Chicago.
NASA.
Eras geológicas.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

10 Comentarios

  1. apachito:

    ¿Y cómo llegaron a extinguirse?

  2. NeoFronteras:

    Probablemente nunca lo sabremos. Quizás porque no pudieron competir con otras especies.

  3. jm4847:

    Me pregunto con qué especies tendría que competir. Sería interesante saber por qué se extinguieron.

  4. Vladimir Berrío-Lemm:

    Es maravilloso ver cómo averiguamos de nuestro pasado. Ahora sabemos que un hongo podía vivir mucho y ser grande por no tener con quien competir. El surgimiento del Istmmo de Panamá hace 2.5 millones de años ocasionó cambios de corrientes marinas, efecto invernadero, erupciones en cadena, cambio climático: el acontecimiento geológico más grande los últimos 3 millones de años pues cambió la faz del planeta. ¿Qué hallarán los científicos cuando decidan investigar una Tierra tan joven pero que cambió al mundo?
    Vladimir Berrío-Lemm 28 abril 2007.

  5. hda:

    Parque Silúrico, que bueno.

    Tan grandes como siempre. Otro 10.

  6. maru:

    Esta página es muy interesante. Os animo a que sigais igual o mejor.

  7. maru:

    Esta página web es muy interesnte. Os animo a que sigais así.

  8. Carlos:

    Solo comentar que a los 5 o seis años, jugando por una zona donde en verano se secaba esa zona pero se mantenía muy húmedo el suelo descubrimos unas setas de 1 metro mas o menos de altura, la zona en general estaba llena de juncos y verde muy espeso por lo que jugábamos haciendo caminos entre esa espesura, menuda sorpresa encontrarse de frente con semejantes especimenes y a esa edad ya creíamos en los gnomos y todo. Ahora pienso que aquello podría ser un gran descubrimiento para estudio pero bueno estábamos en un pueblo medio perdido y la gente no se preocupaba de esas cosas.

  9. joni:

    Me encantan las setas pero las toxicas, así me pongo morao.

  10. NeoFronteras:

    Pues está poniendo en peligro su vida.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.