NeoFronteras

Las lenguas evolucionan a saltos

Área: Lenguaje — lunes, 4 de febrero de 2008

Proponen que las lenguas evolucionan mediante cambios bruscos en lugar de hacerlo pausadamente. Esto desafía la teoría establecida que dice que los cambios se producen poco a poco, y que es mantenida por muchos lingüistas y similar en este caso a la evolución biológica.

Foto

Mark Pagel y sus colaboradores de la Universidad de Reading han utilizado un herramienta estadística usada normalmente en Biología para analizar tres grandes grupos lingüísticos del mundo: indoeuropeo, austranesio y bantú.
Mediante la comparación entre las 200 palabras comunes más usadas en cada grupo fueron capaces de identificar la divergencia de cada lengua dentro de cada grupo. Asumieron que cada una de esas palabras de cada lengua era la misma en la lengua original dentro de cada grupo. A partir de estos datos construyeron un árbol filogenético, que es algo así como un “árbol genealógico”, que mostraba la divergencias de la “lengua madre” original en cientos de “lenguas hijas”.
Si las lenguas cambiaran a un ritmo constante la longitud de cualquier rama de dicho árbol hasta la base de la cual surge sería siempre la misma. Pero en lugar de eso los investigadores encontraron que las lenguas que son muy diferentes de la raíz común tienen ramas largas. Esto sugiere, según el autor, que cada vez que una lengua se separa se producen cambios bruscos en la nueva lengua y ésta evoluciona separadamente de manera rápida.
Según él entre un 10% y un 30% del vocabulario de una lengua cambia como resultado de estos estallidos cuando la lengua se escinde de otra.
Pagel hizo un análisis similar sobre la variación genética de varias especies de plantas encontrando que el 22% del cambio evolutivo se producían en similares periodos de rápido desarrollo de las especies. En este caso, en lugar de palabras se trataba de genes.
Por tanto las palabras evolucionarían lentamente la mayor parte del tiempo y experimentarían un estallido en diversificación cuando dos lenguas se escinden.
Según este investigador puede que las lenguas diverjan súbitamente cuando grupos grandes de población se separan para crear una identidad social única. Sería similar a cuando se dan cambios genéticos bruscos según los genes tratan de adaptarse rápidamente a un nuevo ambiente.
Quentin Atkinson añade que cuando un pequeño grupo es aislado de una población mayor, cualquier particularidad en la manera de hablar es amplificada de la misma manera que pasa en Biología, como cuando los individuos de una pequeña comunidad son capaces de cambiar rápidamente.
Quizás determinados individuos pioneros de un nuevo grupo social tiendan a crear sus propias palabras para así establecer un sentido de afiliación común.
Sin embargo Salikoko Mufwene lingüista en University of Chicago replica que hay un malentendido en la caracterización de esta evolución como abrupta, pues uno no se va por la noche a la cama y por la mañana se levanta hablando otra lengua, sino que los cambios ocurren a lo largo de siglos y esto no es abrupto, sino gradual.
Brian Joseph, de Ohio State University en Columbus dice que este resultado no es nuevo ya que se ha mantenido desde hace algún tiempo que las lenguas pueden experimentar cambios bruscos sobre un fondo de cambio gradual. Además señala que el argumento se puede invertir y que una lengua que evoluciona rápido tenderá a separarse de la lengua original. En este caso el árbol genealógico sería exactamente el mismo y el autor del artículo no ha clarificado la relación causal.
Erez Lieberman, matemático en Harvard University, señala que el trabajo es un ejemplo más de un campo emergente: la aplicación de las matemáticas al lenguaje.
Este trabajo recuerda a la teoría del equilibrio puntuado introducida por Niles Eldredge y Stephen Jay Gould que sugiere que las especies de vez en cuando sufren periodos cortos de cambio evolutivo rápido sobre un fondo de relativa calma.
Obviamente las escalas de tiempo a las que geólogos o biólogos están acostumbrados son muy distintas a las de los lingüistas, pero las matemáticas suelen ser un lenguaje más preciso que la lengua hablada.

Fuentes y referencias:
Languages Evolve in Punctuational Bursts (resumen).
Nota de prensa.
Noticia en Nature.
Las palabras menos usadas evolucionan más.
Polémica sobre la excepción a la gramática universal.
Nueva herramienta ayuda a saber el origen de las lenguas.
Imagen: freedomscientific

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

2 Comentarios

  1. Ramonmo:

    Una posible explicación de estos saltos en la evolución de las lenguas es el sustrato lingüístico previo sobre el que una lengua colonizadora se asienta. Por poner un ejemplo, creo posible que buena parte de las diferencias entre dos idiomas romances como el francés y español se deba a la influencia de las lenguas que se hablaban en Galia e Hispania antes de la conquista romana.

  2. Alejandro Sanchez:

    Más que un enfoque biológico, se debe contar con un enfoque sitémico-ecológico. La cuestión es muy compleja, como la sociedad misma y la conciencia humana.

    En la actualidad la revolución científica y tecnológica está provocando una deriva evolutiva de las lenguas; por ahora teledirigida por un centro cultural político (que suelen denominar con cierto error “cultura occidental”) Ejemplo: Chat, messenger, on line o enlínea (todo junto, no separado), celular o teléfono móvil, videollamada, móvil (por el teléfono móvil) comunidad virtual, flameos (por debates estériles y con alta entropía comunicativa) troll de internet (por agentes disruptores de una comunicación en un tópico) etc., etc., etc. También, recientemente, se ha generado una contrarrespuesta sistémica a este direccionamiento sistémico-lingüistico, englobada en el transmodernismo que no está exento de críticas y cuyo difuminado lógico no evita que tenga contradicciones internas. En realidad, la historia de la lengua es la historia de los pueblos, de las relaciones de poder entre los mismos, de sus luchas por adaptarse a los cambios ambientales y por desarrollarse y mejorar sus condiciones de vida (determinadas por el entorno físico y por la todo presente termodinámica) Este estudio nos muestra que esta evolución cultural es fractal a los esquemas de la bioevolución y nos abre la gran interrogante de ¿hasta qué punto la civilización está separada de la naturaleza o será simplemente la continuación de ésta por medios humanos?

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.