NeoFronteras

Las plantas frenaron las glaciaciones

Área: Geología,Medio ambiente — miércoles, 8 de julio de 2009

Las plantas habrían impedido que la Tierra se congelara por completo durante las últimas glaciaciones.

Foto
La Tierra hace 18.000 años. Foto: Rice University.

La Tierra ha sufrido muchas glaciaciones a lo largo de toda su existencia. Estos eventos dependen de muchos factores y algunos de ellos no han sido del todo aclarados. Una de secuencia de glaciaciones famosa, que ha producido varias edades del hielo recientemente (concretamente seis glaciaciones en los últimos 2,5 millones de años) ha sido precisamente la que se ha dado durante el Pleistoceno. Se cree que éstas últimas se deben a una combinación de fenómenos astronómicos y a la acumulación continental sobre el hemisferio Norte que producen veranos un poco más fríos de lo normal. Estos eventos afectaron, sin duda a la evolución humana. Pero éstas no han sido las únicas glaciaciones, como hemos visto en esta web hubo algunas que incluso cubrieron de hielo prácticamente todo el planeta.
Pero, independientemente de su origen ¿qué hizo que la Tierra saliera de todas estas glaciaciones? El hielo y la nieve, al ser blancos, reflejan la luz del Sol aumentando el albedo del planeta. Si se da un periodo de este tipo se irá acumulando hielo y nieve que enfriarán más la Tierra y producirán más hielo y nieve, y así sucesivamente. Además, según los modelos, el nivel de dióxido de carbono también debería de haber bajado en los últimos 24 millones de años durante esos periodos, con lo que se produciría menos efecto invernadero. Estos dos ciclos de retroalimentación positiva harían a la Tierra adentrarse más en el frío. Entonces, ¿qué impidió que el planeta se congelara por completo?
Hace 50 millones de años la Tierra era mucho cálida: los polos estaban libres de hielo y había cocodrilos en el Ártico. Entonces, las concentraciones de dióxido de carbono bajaron y la Tierra empezó a enfriarse. Pero la tendencia en la bajada en los niveles de CO2 se detuvo y algún proceso ha mantenido constantes los niveles de este gas durante los últimos 24 millones de años.
Este problema ha estado preocupando a los expertos en el tema desde hace tiempo. Ahora un grupo de investigadores publican en Nature una solución al problema.
Ken Caldeira, del Carnegie Institution, dice que el nivel de dióxido de carbono ha sido notablemente estable en los últimos 20 ó 25 millones de años pese a los cambios ambientales acaecidos. Él y su equipo creen que las plantas pueden haber hecho de agente amortiguador que mantuvieran los niveles de este gas en una franja tan estrecha.
Mark Pagani, de Yale University y líder del estudio, encontró que el papel crítico de las plantas en la erosión química de las rocas y suelo proporciona una influencia muy fuerte sobre los niveles de este gas. Un aspecto que hasta ahora no se había tenido en cuenta.
A lo largo de tiempo geológico los volcanes han arrojado a la atmósfera grandes cantidades de dióxido de carbono. Esto habría hecho que este gas se acumulara en ella si no hubiera procesos geológicos de compensación, como el de sedimentación que entierra en la corteza terrestre minerales con alto contenido de carbono (calizas y similares) retirándolos de la atmósfera.
La tasa de sedimentación es controlada por la elevación de las montañas y por la erosión física y química de las rocas. El alzamiento de los Andes, el Himalaya, el altiplano tibetano y las montañas del oeste de Norteamérica en los últimos 25 millones de años habría producido un mayor ritmo de erosión y por tanto de sedimentación. Esto haría que una mayor cantidad de dióxido de carbono fuera secuestrado y retirado, por tanto, de la atmósfera. Sin embargo, el registro geológico dice que los niveles atmosféricos de dióxido de carbono han permanecido estables.
Es aquí donde las plantas entran en juego. El ritmo de erosión está controlado por la plantas. Sus raíces segregan ácido que disuelven los minerales, mantienen el suelo y aumentan la cantidad de carbono disuelto en el agua subterránea.
Este equipo de investigadores simuló la sensibilidad de la vegetación al clima y a los niveles de CO2. Por debajo de una concentración de CO2 de 200 partes por millón las plantas se “asfixian” y dejan de cumplir sus funciones, contrarrestando así la tendencia.
Por tanto, cuando los niveles de dióxido de carbono son bajos las plantas disminuyen su actividad y la erosión se hace más lenta. Esto significa, según Caldeira, que se produce menos erosión en las tierras altas que produzca sedimentación, por lo que menos carbono es secuestrado. Esto representa un ciclo de retroalimentación negativo, un freno, que contrarresta a los otros que hay en el sistema climatológico y geológico, y que básicamente mantendría los niveles de dióxido de carbono estables e impedirían su caída.
Recordemos que unos niveles muy bajos de dióxido de carbono reducen el efecto de invernadero y por tanto la habilidad de la Tierra de retener el calor. Este mecanismo de mantenimiento de los niveles de este gas, según Caldeira, habría impedido la congelación del planeta en los pasados 24 millones de años. Y esto se lo deberíamos al papel regulatorio de las plantas.
Caldeira habla también sobre el problema de calentamiento global al que estamos sometiendo a la Tierra con nuestras emisiones. Según él las plantas no nos salvarán de esta crisis. El ritmo humano de emisión de dióxido de carbono es 100 veces más grande que la reposición natural de este gas realizada por los volcanes. Aunque el sistema explicado elimina CO2 de la atmósfera es tan lento que ahora no le da tiempo a hacerlo a un ritmo adecuado que evite cambios climáticos peligrosos. Se necesitarían cientos de miles de años de procesos de erosión para eliminar todas las emisiones de dióxido de carbono procedentes del consumo de combustibles fósiles.
Si estos investigadores están en lo cierto contaríamos entonces con un elemento más mediante el cual la Biosfera altera y estabiliza en su beneficio el clima terrestre.

Fuentes y referencias:
Nota de prensa.
Artículo original (resumen).
Glaciaciones en Wikipedia.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

8 Comentarios

  1. Atmosforests.org:

    Piensa a cuánto son vitales las selvas autóctonas; durante la edad de hielo en la faja ecuatorial del planeta la formación y la fuerza evolutiva de las selvas causaron el retroceso de los glaciares, hoy en día la destrucción de las selvas causarán el inevitable regreso de los nueva edad de hielo. Ayúdanos a salvar las selvas restantes, firma la petición “Stop destruction forests” en http://www.atmosforests.org Ama la Vida!!.

    Las Selvas autóctonas, con el apoyo del sol, representan el único sistema natural, facilitado por la creación, capaz de ajustar y mantener el equilibrio de la atmósfera, del clima, del efecto invernadero, del oxígeno, del ozono, del ADN General, de la producción de H2O y la absorción de CO2.

  2. Alejandro Sánchez:

    Definitivamente, todo nos indica que una glaciación repentina y breve está en puertas, por causa del deshielo acelerado del Artico y la consecuente desviación de la corriente del golfo, pero no nos engañemos, el calentamiento global seguirá a pesar de los futuros cambios climáticos abruptos.

  3. tomás:

    Estimado Alejandro Sánchez:
    Yo también lo preveo como tu: 1º Un calentamiento, el actual, que funde los hielos del Ártico y buena parte del casquete de Groenlandia, así como de la Antártida. Se funden también los glaciares del Tibet y de los Andes con un pasajero incremento del caudal de los grandes ríos que alimentan para, luego, sufrir una drástica disminución que sumirá en una difícil situación a todas las poblaciones que de ellos dependen. Simultáneamente, el permafrost de Siberia, Alaska y Canadá enviará metano a la atmósfera con retroalimentación del calentamiento. 2º Muy posible parada o modificación del curso de la cinta de agua que recorre los océanos. Pienso que no se está reconociendo la magniud de la corriente antártica que, bajo mi punto de vista, es también motor importante empujado por los vientos del Oeste, aunque he de admitir que no tengo suficientes datos por lo que sólo es una sospecha Si así fuera, se mantendría este al menos, aunque fuera minorado y, con él, todos los circuitos del hemisferio Sur y algo menos los del Norte. También pararía -este el primero- el pequeño motor del Pacífico Norte. 3º Al detenerse la corriente del Golfo provoca una edad de hielo al menos en las tierras -y sus aledaños- bañadas por el Atlántico Norte. 4º Pero muchos gases-invernadero siguen ahí, por lo que el planeta se sigue calentando.
    Pero tantos gases proporcionan carbono suficiente para incrementar la vegetación, sobre todo en las selvas tropicales y bosque boreales… si no los talamos. Si se incrementa la vegetación, ella podría alcanzar un nuevo equilibrio en un lejano futuro.
    Un especulativo e incierto saludo.

  4. Atmosforests.org:

    El oxígeno es indispensable en muchos procesos ambientales de la atmósfera terrestre y de la vida en general; uno de estos es el proceso causado por los rayos ultravioletas, es decir, la transformación de la O2 en ozono. La desaparición de las Selvas, producirà la falta del oxígeno y por consiguiente, desaparece la producción de ozono, que inevitablemente harà saltar la franja de protección del ozono, provocando el colapso de la ionosfera y la caida sobre el planeta de la Aurora boreal (1000 ° bajo cero). Nueva era glaciar! Debemos evitar esta catástrofe!.
    Please visit. http://www.atmosforests.org .
    http://www.myspace.com/atmosforests .

    Ver la pelicula: http://www.youtube.com/homeprojectES

  5. tomás:

    Sres de Atmosforest.org:
    Cuando leí lo de 1000º bajo cero, me pareció que habían puesto un cero de más por error. Luego vi en su página esa misma cifra y ello requeriría una explicación, puesto que esa temperatura es un imposible.
    Por otra parte, he leído con estupor una relación causal entre la destrucción de la capa de ozono, el vulcanismo y los terremotos, lo cual es un absurdo.
    La fuerza centrípeta de que hablan será la gravedad o no lo entiendo.
    Además no justifican cual es la razón por la que se produciría la glaciación, la cual cereo posible, pero no se sigue de sus razonamientos. Para mí, la eventual gaciación se debería a esta especie de ciclo no muy regular que lleva al planeta de una a otro extremo en lo que a temperaturas se refiere y parece ser que nos hallamos en una etapa de bonanza dentro de una glaciación en ciernes que el efecto invernadero está retrasando.
    Evidentemene puedo estar muy equivocado, pero siento decir que, en principio, la web recomendada no me parece muy documentada.
    Un saludo.

  6. Javier:

    No te gastes Tomás, creo que no es más que un bot. Y sino que me responda diciendo que no lo es.

    Como sea, interesante artículo (como siempre).

    Más que la glaciación en si me preocupa cual va a ser la reacción de la sociedad. No me sorprendería que se aumentara enormemente las emisiones de CO2, metano y compañía con la esperanza de subir unos grados la temperatura. Valla uno a saber qué pasaría entonces.

  7. Alejandro Sánchez:

    Eso sería suicida Javier, porque a pesar de la glaciación del extremo del hemisferio norte, el resto del planeta seguiría sufriendo los embates del calentamiento global, con el agregado de pérdida de corrientes húmedas en gran parte de las latitudes no tan boreales de américa del norte, Europa, Asia central (ya que se convertirían en nieve e hielo). Esto podría conllevar graves problemas alimenticios a las poblaciones asiáticas y norteamericanas. Lo más seguro es que se invierta el sentido de las emigraciones (de sur a norte para norte a sur) lo cual generaría nuevos conflictos sociales y políticos tanto en Sudamérica como África y Oceanía, eso sin olvidar que ya existe conflictos políticos en centro y sur de América y África. En este hipotético escenario, la ciencia, la tecnología y sus expertos estarían al límite. Sea como sea, grave responsabilidad nos espera a los que estamos en el trabajo y hobby de la difusión científica y social criteriosa.

  8. Jose:

    hola, Javier y Alejandro, comparto vuestra misma opinión, el cambio climático es innegable que es natural, y acelerado por nuestras acciones. Ahí esta el problema, si no fuese tan acelerado dejaría margen a los procesos evolutivos y de selección natural, como a ocurrido bastantes veces. He aquí el primer problema, y el segundo, para la naturaleza menos significante, serán los enormes conflictos sociales que acarreara, guerras, hambrunas que dejaran vacías extensas zonas… simplemente se prevee escasez petroleo y ya hay decenas de millones de personas en guerra, en oriente medio. Así que parece que, más temprano que tarde, la naturaleza nos dará el escarmiento que llevamos cultivando desde hace siglos.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.