NeoFronteras

¿Qué resultará después de la sexta gran extinción?

Área: Paleontología — miércoles, 8 de septiembre de 2010

Según un estudio es imposible predecir qué grupos de animales se diversificarán después de la actual gran extinción masiva que está en curso. Al menos eso es lo que nos dice el pasado.

Foto

La extinción es un fenómeno que ha ocurrido a lo largo de la historia biológica de este planeta. Normalmente las especies que desaparecen son sustituidas por otras al mismo ritmo. Otras veces se producen eventos en los que no es así, extinciones masivas que de vez en cuando destruyen la biodiversidad de la Tierra. Entre todas ellas ha habido cinco grandes extinciones masivas que fueron aún más intensas. En una de estas grandes extinciones masivas por ejemplo, hace 250 millones de años, desaparecieron el 90% de las especies marinas.
Ahora, por culpa del ser humano, estamos inmersos en la sexta gran extinción masiva. Hemos contaminado tanto, destruido tantos hábitats, explotado tanto la Naturaleza y reproducido tanto que muchas especies de animales y plantas están desapareciendo a un ritmo pasmoso. ¿Qué resultará después de esta gran extinción?
Según el pensamiento tradicional entre los paleontólogos, los grupos de animales que se han diversificado más tenderán a florecer y diversificarse más que los otros después de una extinción masiva. Si esto fuera cierto permitiría predecir qué surgirá después de la actual extinción masiva. Una investigación realizada por John Alroy, de Macquarie University, predice que sucederán grandes cambios en algunas “reglas” de la evolución según las entendemos actualmente. Estos cambios tendrán importantes consecuencias para el futuro de la biodiversidad porque nadie es capaz de predecir qué grupos dominarán la Tierra después de la presente extinción masiva. Según Alroy la extinción masiva actual está provocada por el comportamiento humano. Su trabajo ha sido publicado recientemente en Science.
Para el estudio Alroy usó la base de datos paleontológica de University of California en Santa Bárbara, que recopila información de 100.000 colecciones de fósiles de todo el mundo, agrupados en 20.181 géneros de todas las épocas geológicas. Ha estudiado el destino de los principales grupos de animales marinos a lo largo del registro fósil durante las extinciones masivas.
Concluye que las reglas que gobiernan la diversidad de estos grandes grupos, y que habíamos considerado invariantes, pueden cambiar a lo largo del tiempo geológico. El ritmo promedio de diversificación de un grupo en nuevas especies en el pasado no es un buen vaticinador de cómo irán las cosas después de un evento de extinción masiva.
Una gran diversidad no predice la supervivencia de un grupo. Así por ejemplo, los conodontos (ver foto), que fueron muy diversos durante el Cámbrico desaparecieron por completo al final del Ordovícico hace 430 millones de años.
Los hallazgos de Alroy indican que, como resultado de una gama de factores, la gran extinción masiva actual será mucho más severa de lo que ha sido otros periodos de extinciones masivas. Alroy señala que sólo ha habido tres extinciones masivas con el nivel de extinción comparable al actual en los últimos 500 millones de años (casi todo el periodo multicelular).
Los organismos que podrían haberse adaptado en el pasado puede que no puedan hacerlo esta vez, dice. “Puedes terminar con un lecho marino alterado dramáticamente debido a cambios en el dominio de los grupos principales. Esto es, la extinción que está sucediendo ahora dará la vuelta al equilibrio de los grupos marinos.”
Cuando sucede una gran extinción masiva, no solamente se da una caída temporal en la riqueza de especies, dice Alroy. Este investigador compara lo que está sucediendo ahora en la evolución con un dado rodando en la mesa de apuestas. “Lo más preocupante es que algunos grupos terminarán siendo permanentemente dominantes cuando de otro modo nunca lo hubieran sido. Así que al producir esta extinción, estamos apostando fuertemente sobre qué tipo de especies estarán por ahí en el futuro. No sabemos qué resultará. La gente no se da cuenta de que tendrá consecuencias muy impredecibles.”

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=3232

Fuentes y referencias:
Nota de prensa.
Artículo original.
Artículo original.
Foto: conodontos, vía University of Leicester.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

23 Comentarios

  1. joabbl:

    “La gente no se da cuenta de que tendrá consecuencias muy impredecibles”. Eso, suponiendo que quede gente para darse cuenta de algo. Quizá ésta “Sexta Extinción” en la que es evidente que ya estamos embarcados se llevé por delante también a la especie humana o nos deje reducidos a un grupo estilo Atapuerca. Hace un tiempo leí en un libro (desgraciadamente no recuerdo el título, ¿alguien conoce algún “producto milagro” para la memoria, cuántico o clásico?) en el que se aplicaba el principio copernicano a los periodos históricos para calcular su posible duración. La idea es ingeniosa : nosotros vivimos en un periodo nada especial, digamos en el intervalo más probable dentro de ese período. Así, si tenemos en cuanta la extensión en el pasado de ese período podemos saber el máximo de tiempo que ese período se extenderá en el futuro con grandes margenes de error, por supuesto. El autor, aplicando ese principio, calculaba la duración de periodos de la historia, como la conquista espacial, el predominio de la Ciencia, tal o cual religión o ideología actual, etc… Los resultados no eran precisamente optimistas, desde luego. Todo esto se podría resumir en la idea de que en el futuro no existirá un “Imperio Galáctico Humano” en el que la humanidad se habrá extendido por la galaxia gracias a una tecnología de ciencia-ficción. ¿Por qué? Porque si fuera a ser así, lo más probable es que nosotros ya estuviesemos viviendo en esa época… De aquí también se deduciría que probablemente en el futuro haya mucha menos gente en el mundo…

    Saludos extintos

  2. tomás:

    Siguiendo a joabbl: Imagino te refieres a los periodos históricos humanos, tales como la edad de piedra, el calcolítico, la civilización en Mesopotamia, el imperio egipcio, Roma, la Edad Media, etc., más tarde la revolución industrial… y ahora, quizá pudiéramos llamarle la informática. Meditando sobre ello resulta que cada una de ellas es más corta que las anteriores… ¡Jo, esto acelera!
    Por favor, dale al magín y a ver si logras recordar ese libro.

    Un breve salu

  3. joabbl:

    Tomás : Mi memoria no es buena, pero la de internet sí. El libro es “Los viajes en el tiempo y el universo de Einstein” de J. Richard Gott III publicado en la colección metatemas de Tusquets. Quizá de mi post se podía deducir que el libro sería de historia, pero no es así. El tema que nos interesa lo trata en un breve capítulo en el que, según cuenta, con su método calculó el tiempo máximo y el mínimo que duraría el muro de Berlin. Efectivamente, se refiere a los intervalos de duración de fenómenos históricos. He encontrado en la wikipedia la entrada:
    http://es.wikipedia.org/wiki/John_Richard_Gott
    También es interesante el “argumento del Juicio Final”, del astrofísico Brandon Carter:
    http://es.wikipedia.org/wiki/Argumento_del_juicio_final

    Saludos

  4. jorge arrieta:

    Las religiones han usado ideas apocalípticas para meter en cintura a las gentes.Ya es hora de desenmascarar a las multinacionales mineras a cielo abierto o cerrado,a las petroleras,a los madereros,grandes ganaderos y terratenientes del continente Americano,que no permitiremos más sus destrucciones medioambientales de su mezquino egoísmo,su hambre loca de dinero,que no han parado en 500 años de destruir,lenguas y culturas indígenes en este continente.Estamos obligados a denunciar que todo progreso implica,lleva envuelto un gran retroceso tanto moral como espiritual.

  5. JAvier:

    Esto no se arregla mandando a la quiebra a ninguna multinacional, terrateniente o similar. Se arregla matando entre 3 y 4 mil millones de personas. De preferencia de etnias distintas y proporcionalmente a su tamaño.

    Es la cruda realidad, cualquier otra cosa como bajar el consumo o distribuir mejor los recursos es ganar tiempo a costa de empeorar la situación cuando este se acabe.

  6. Juan Díaz:

    Es realmente impresionante como siguen a pies juntillas, de modo acrítico, las directrices de este cientificismo neopositivista, que Ciencia propiamente tal tiene harto poco, aparte de un anecdotario digno del rider digest. No habrá una extinción masiva, simplemente, porque la Naturaleza es más inteligente, o tal vez más astuta, que los iluministas de la oscuridad, de estas “profecias auto-cumplidas” que ni siquiera cuentan con el apoyo de tradiciones religiosas no occidentales, no decadentes. Y ninguna persona, con un minimo de humanidad, o cordura, podria estar de acuerdo con “neofronteras”. Se nota que se inspiran en Rudolf Steiner, y su teoria de las “razas matrices” con sus guerras, y sucesivas extinciones “cósmicas”.
    Nada más, nada menos.

  7. JAvier:

    El Tigre de Vengala está desapareciendo por si no lo sabías, a pesar de todo el apoyo expiritual que tenga en oriente. Y no, no aparece esto en ninguna parte de neofronteras. Es más ¿té suena eso de separar ciencia y religión? Se aplica para todas. No digo que el tesito que toman los indues no sea bueno para el estómago o incluso ayude a tratar la diabetes, pero eso no significa que ellos sepan porque funciona ni si solo hace que paresca que funciona. La medicina ancestral o como sea es una guía útil para buscar nuevos medicamentos, pero ahí nos quedamos. Si quieres probar suerte con eso además de la medicación normal adelante, pero de otra forma es mejor la ruleta rusa.

    Por otro lado ¿ves esas palabras en azúl debajo de fuentes y referencias? ¿sabes a donde llevan, sobre todo las qe dicen artículo Original? Dejame explicarte, en este caso llevan a la página de la revista Scinece que goza de muy buena reputación, casi que llegar a publicar algo ahí es un sueño para muchos. Pero como sea, si entras ves un mísero párrafo en ingles, eso es la introducción del artículo publicado en esa revista, la fecha de publicación, tomo y páginas los veras en letra bastante más chica arriba a la izquierda. Por desgracia eso es todo lo que se puede ver sin comprar la revista, algo vastante cuestionable moralmente pero esa es otra historia. Afortunadamente en donde estudio estan subscritos tanto a esas como a otras revistas similares, que por cierto no vas a enontrar en ningún quiosco, asi que si te interesa hazme acuerdo en 2 o 3 meses y con suerte podré sacarles fotocopias, escanearlas e enviarlas por correo.

    Por desgracia eso sería una violación a los derechos de autor por lo que de ninguna manera Neofronteras ni ningún otro lugar podría hacer eso, de hecho si viviera en otro lugar me lo pensaría dos veces. Es cierto que estas cosas deberían ser de libre acceso y de hecho hay varios científicos que por principios publican en revistas gratuitas, pero de momento es lo que hay. Además dudo que de todas formas lo leyeras, estos artículos suelen ser bastantes densos y poco entendibles si no sabes nada de lo que se habla, por lo que no se puede criticar a Neo de limitarse a trabajar con las introducciones y citando por arriba los métodos y las conclusiones.

    ¿Qué de seguro Neo prioriza artículos cuyos autores tienen una opinión similar a la suya? Apuesto que si, se supone que eres Psicólogo, deberías saber que cualquier ser humano lo hace consiente o inconsientemente ¿o tú me vas a decir que estando en su lugar pondrías noticias sobre problemas ambientales tan graves haciendo tanto énfasis? (Si vas a responder a esta elige con cuidado tus palabras, porque despues de tu último comentario fácilmente quedarías de hipócrita). Sin embargo no es todo lo que aparece en esta página, por ejemplo está el artículo ese sobre la desaparición del fitoplancton cuyo decaimiento se estima que empezó hace más de 100 años cuando nuestro impacto en el clima mundial es discutible. Esto podría indicar que nosotros no somos los únicos responsables del cambio climático cosa que Neo no duda en decir una y otra vez. Y sin embargo el artículo está aquí:

    http://neofronteras.com/?p=3214

    En cuanto a lo que puse, que me da a que en parte te ha molestado, es lo que hariamos para preservar un ecosistema si se introduce una especie que acapara tantos recursos como nosotros. Ni más, ni menos.
    Con esto no digo que le de un abraso a alguien que lo haga, sería desde cualquier punto de vista un monstruo, ni que me agrada en lo más mínimo la idea de suicidarme. Algunas personas somos capaces de hacer nuestros sentimientos a un lado para estudiar un problema, y no por eso dejamos de se humanos. Si se te ocurre algo mejor dilo, pero además de controles estrictos de natalidad las opciones son pocas. Y si no demuéstrame que me equivoco.

    En cuanto a la sabiduría/inteligencia de la naturaleza… La idea surge al ver las complejas interacciones entre las especies y varios comportamientos difíciles de entender y tiene bastante sentido pero:

    1)No les enseñó a los dodos a proteger sus huevos de las ratas y cerdos.
    2)No les está enseñando a las ranas que quedan aisladas en islas de selva por la tala de árboles a sustituír los lodazales que hacían los pecarí y que no encuantran suficiente alimento en ellas.
    3)No hace que cada vez que las poblaciones de roedores se disparan hasta niveles épicos no terminen muriendo a los pocos meses de hambre llegando a comerse entre si.
    4)No ayudó a la megafauna de América a sobrevivir hasta nuestros días. Al margen de si los matamos nosotros, un meteorito o unos alienígenas con ganas de practicar tiro al blanco.
    5)No les está diciendo a las estrellas de mar que deben dejar de reproducirse en varias zonas o se comeran a todos los corales

    Por no mencionar que las otras 5 extinciones pasaron. Confiar en una “inteligencia que gobierna la naturaleza” aunque exista es como confiarle tu billetera a un ex convicto.

    Saludos

  8. tomás:

    JAvier, por tu 5: ¡Pero qué bruto eres!. (Mis palabras van tan de broma como imagino las tuyas al tomar como remedio cargarse a varios millones -que habrían de ser miles-). Sin embargo estoy de acuerdo en un estricto control de la natalidad que habría de ser muy bien programado, por los problemas económicos y vitales -por aquello del hambre-, y universal, lo que parece un imposible.
    La cosa económica ya es otro cantar. En mi opinión, si el comunismo ha demostrado su inviabilidad, sobre todo por el”instinto básico” de la condición humana que es la corrupción, el capitalismo, en eso no le va a la zaga, aunque sea más o menos democrático. También ha demostrado su incapacidad o su gran eficacia en hacer a los ricos más ricos y a los pobres más pobres. Nuestro “padres de la patria” son Saturnos sin piedad alguna.
    De tu 7 dirigido, supongo, a Juan Díaz, déjalo. Creo que a mi opinión de su mente subrealista hay que añadir psicodélica. Quizá le da a la inspiración antes de escribir; inspiración sobre coca, claro.
    Bueno, un cordial saludo y no te acalores que no merece la pena.

  9. NeoFronteras:

    Aclaración para Juan Díaz:

    En esta nota NeoFronteras no ha quitado, pegado o coloreado prácticamente nada, salvo aquello necesario para aclarar la noticia. Se ha puesto especial cuidado en resaltar lo que dice ese investigador, incluso con entrecomillado para no confundir al lector. Se puede estar de acuerdo o no con Alroy, pero en ese caso habrá que rebatírselo con un artículo publicado en una revista de similar prestigio y apoyado por pruebas similares, no con insultos.
    Se puede incluso no creer en la ciencia, pero no se puede decir que algo es “cientificismo neopositivista” para negarlo y, sin embargo, ir al médico o utilizar Internet sin caer en una contradicción.

    Hay muchas noticias de ciencia y no se pueden publicar todas ellas aquí por falta de tiempo y recursos. Por esa razón son seleccionadas. El criterio a seguir suele ser el interés de la noticia, que no haya sido muy difundida en otros medios y que guste al que esto escribe (masoquismos los justos).
    En cuanto al Medio Ambiente sólo se publican aquí un infinitésimo de las que salen en las revistas científicas. Si por aquí se quisiera apoyar a los, según usted, “los iluministas de la oscuridad” las cosas serían de otro modo. Es más, es todo lo contrario, pesa la conciencia por no hacerlo más.
    De todos modos si no le gustan los contenidos de esta web le invito amablemente a que no la lea. Nadie le está obligando.

    Los datos indiscutibles son los siguientes:

    – Ha habido extinciones masivas en el pasado (dato medido)

    – Estamos inmersos en una extinción masiva (dato medido)

    A partir de ahí Alroy estudia las consecuencias de las extinciones masivas. Afirma que no hay manera de predecir qué resulta después de una de ellas, incluida la actual. Sobre cómo evitar la actual extinción masiva no dice nada.

    Juan Díaz, su idea de que todo se arregla por sí solo es una receta para el desastre, por desgracia es una idea bastante extendida. pero la difusión o éxito social de una idea no es garantía de que sea correcta.

  10. lluís:

    Hay dos tipos de ignorancia.La no buscada, la que se tiene por causas desgraciadas de miseria, de entorno social o de entorno conflictivo.Esta ignorancia mueve a compasión y de hecho se la combate .Por contra hay otra ignorancia, la de aquel que disfruta exhibiéndola y que la proclama a los cuatro vientos e incluso se siente orgulloso de su burrez testaruda.
    Tiene razón tomás,tómalo con calma JAvier, pero creo que haces bien en decir lo que has dicho en tu comentario.Además, es posible que el asunto de la “inspiración” al que apunta tomás,tenga algo de real.De otro modo cuesta entender esa furibunda diatriba, no sólo ya contra el “boss”, sino contra los comentaristas.

  11. javier II:

    Luego del interesante artículo, me parece extremadamente interesante el análisis de los comentarios, se me entoja que son la síntesis del drama humano actual: la evidencia vs. la doctrina (o creencia, ideología, interés o como quiera llamarsele). En esta base ya no estoy tan seguro que todo lo que comenzó con el final de la Edad Media ha sido benéfico para el ser humano (e incluso desde un punto de vista exclusivamente antropocentrista). Lástima que los mecanismos que han promovido el calentamiento planetario actual aparentemente ya estarían en un punto de no retorno.

    Slds.

  12. NeoFronteras:

    Sin intención de echar más leña al fuego sería interesante discutir sobre el comentario número 5 de Javier, probablemente fruto de la excitación del momento. Eso que nos suena a “bruto” en la actualidad puede que no se lo parezca a los habitantes futuros de este planeta.
    Como modelo podemos tomar el caso de Ruanda, en donde en el transcurso de unos días se liquidó a cuchillo a un millón de personas. Según dicen los expertos todo se debió a la superpoblación y a la imposibilidad de obtener recursos por parte de la población, que al final vio a los demás como sujetos a eliminar con la excusa racista de por medio. Los locales admiten que cuando hay mucha gente la mejor manera es eliminar a unos cuantos.
    En un futuro puede que todo el planeta se encuentre en la misma situación y que nos dediquemos a nuestro pasatiempo favorito de organizar guerras.
    Si la degradación ambiental continua quizás incluso surjan grupos medioambientalistas radicales que les dé por una “solución final” en forma de plaga bíblica genéticamente alterada, y que ésta elimine parte de la población mundial de una forma más o menos “democrática”. En el pasado ya ha habido grupos radicales de todo tipo que incluyeron suicidios en masa o individuales, no es descabellado pensar en que algo así pueda ocurrir. Lo bueno o malo de la esa “solución” dependerá del lado en el que le pille a uno.

  13. tomás:

    A Neo por su 12: Me niego; mi mentalidad no puede admitir una posibilidad así. Antes, una especie de “revolución francesa” donde se derrumbe a los poderosos que llevamos sobre nuestros hombros y que son tan inútiles que no quieren ver mas que hasta las próximas elecciones. ¡Y dicen que en el sector privado ganarían más! Pero si son un conjunto de indocumentados, de ignorantes, solo preocupados por llenar sus bolsillos. En el sector privado harían lo mismo que, por su carácter, hacen ahora: trepar a costa de lo que fuese. ¿Han sido las grandes figuras del pasado personas que se hayan distinguido por sus riquezas, o por haber aumentado su patrimonio esquilmando al pueblo? No; han sido personas sabias, impulsados hacia el bien por un talento generoso.
    Mejor lo dejo porque esto me exalta. Ver con tanta claridad el fin de nuestra civilización y escuchar que se niega lo evidente, que no se piensa ni siquiera a 50 años vista, es terriblemente decepcionante.
    Bueno; he dicho que lo dejo y se acabó.

  14. tomás:

    Estimado joabbl (por tu 3): Con intención de comprar el libro que me indicas, he ido a los sitios que señalas y no me han convencido. Verás: Parece lógico que tomemos el 0’5 como valor más probable. No porque lo sea, pues todos lo son igualmente en principio y si no hay más datos sino, a mi parecer, porque la media aritmética de todos los valores es ese y alguno hay que escoger, no sólo aquel que “salga correcto”. Incluso, para hacerlo aleatorio, hagamos un “dado de 101 caras -del 0 al 100%- y lanzándolo muchas veces, la media de los resultados tenderá a 50’5, o sea, al 50% aproximadamente.
    Aplicándolo al muro de Berlín, acertó e incluso los valores que obtiene son razonables, pero si ese criterio se aplica a las inecuaciones del argumento de la mediocridad para estimar la duración del Homo sapiens, lo que me parece perfectamente lícito, partiendo de una estimación del tiempo actual -Ta- de 160.000 años, los resultados obtenidos son 53.000<Tr<480.000. La primera cifra ya me parece excesiva así que no te digo la segunda. Pero, bueno, pensándolo bien, tampoco es tan descabellada la pervivencia de una humanidad muy disminuída.
    Lo que no me gusta es que la fiabilidad de los resultados dependen de la fiabilidad asignada.
    Si, para un niño de 6 años, escojo f = 86%, resultan unos 80 años de esperanza de vida máxima, propia de países como España, pero sólo da medio año de mínimo, lo que puede servir para países como los del Sahel. Pero si añadimos referirnos a la vida en todo el mundo, acierta de pleno. Parece aceptable conseguir afirmar que, en el mundo, la probabilidad de un chico de 6 años, de vivir entre medio y 80 años es del 86%, aunque, para mí, eso tendría más validez si los fallecimientos se distribuyeran de manera suficientemente uniforme, lo que no resulta suceder.
    Imaginemos ahora que, a ese niño que ya ha vivido 6 años, le aplicamos la fórmula del Juicio Final. Será 6/80 = 7'5%; es decir que el nivel de confianza de que llegue a los 89 es del 92´5%. Bueno, pues no está tan lejos del 86%.
    En resumen, que he empezando con desacuerdo y, conforme he ido calculando, sobre todo al final, me parecen más acertadas las fórmulas y, desde luego, resultan elegantes e ingeniosas.
    Bien, ya hemos meditado un poco y he logrado apaciguarme -aprovecho para excusarme ante Neo y todos vosotros por haberme salido de madre hace un momento, pero ya no lo puedo borrar-. No sabía nada de este Sr. ¡Qué bonito es aprender!. Un saludo del 100% de cordialidad y el mismo % para las gracias por la información; no compraré el libro si no me haces alguna recomendación que le favorezca, que no están los euros para alegrías. Además, los viajes en el tiempo me parecen imposibles al considerar a este inexistente.

    Si en la fórmula del Juicio Final (n/N = [0 – 1], sustituímos el nº de humanos

  15. tomás:

    Al releer veo que se me ha quedado una frase “colgada”. Creo que quería situarla al final del segundo párrafo, para comparar. Sería: “Si en la fórmula del Juicio Final (n/N < [0 – 1]) sustituimos el nº de humanos por los años, con sólo utilizar los 160.000 y el 50%, nos salen 320.000 años." Bueno, la verdad es que queda dentro del intervalo 53.000-480.000.
    Perdón por el rollo.

  16. NeoFronteras:

    Estimado Tomás:
    Ojalá tenga razón y no lleguemos a ese límite, pero es bueno plantearlo antes de que ocurra. Es la única manera de evitarlo. Sobre su plausibilidad, pues depende de la fe que depositemos en el ser humano. A estas alturas es para tener poca en él, la verdad.
    Parece que la moral no evoluciona tanto como quisiéramos y desde luego la política está incluso mucho más atrás. Sería difícil encontrar a un político que salvar de la guillotina (supongamos que figurada), sobre todo en la absolutamente corrupta administración local de este país (casi todos se librarán de pagar por sus delitos).
    No hay políticos nacionales o internacionales a los que poder admirar o tan siquiera respetar. Más bien se merecen nuestro más profundo desprecio. Prosperan en un entorno darwnista en donde el mejor adaptado es el más inmoral. Sobre todo porque nosotros les dejamos y porque controlan los medios de comunicación, además de todos los poderes del estado (incluido el judicial, a la porra la separación de poderes).
    Pero es algo más profundo que la falta de valores. De hecho, nunca antes tanta gente ha presumido tanto de tener valores, incluso muchos se creen en superioridad moral frente a los demás (contradictoriamente presumen de ellos, contradictoriamente tampoco los asumen en sus vidas). Lo malo es nunca antes la gente ha ejercido tan poco esos valores.
    Es sobre todo una crisis de pensamiento. No hay pensadores, no hay un Bertran Russell o alguien similar (pese a sus veleidades pro bombardeo de la URSS). Es una época pobre en pensamiento. Estamos alcanzando ya el pensamiento cero.
    Nunca antes la gente ha querido ser tan ignorante pese a la inmensa oferta de información. La gente sólo quiere comodidad y entretenimiento aderezados con un poco de la doctrina vacía de turno (incluyendo los “naZionalismos”). Nadie les obliga a pensar, no han alcanzado el estado en el que se logra el placer sólo por la adquisición de conocimiento. Solamente les interesa un punto de vista optimista de las cosas y reafirmarse en su doctrina, sea la que sea ésta. Si alguien recuerda los problemas del mundo será lapidado (figuradamente) en público. El fútbol y la prensa rosa lo empapan todo, saturan todo, monopolizan todo.
    Pensar requiere esfuerzo y energía, el cerebro consume mucha energía cuando pensamos, es de las cosas que más energía consume. Hemos llegado al punto en el que ese esfuerzo es superior a lo que la gente está dispuesta a asumir, ni siquiera para mantener una conversación interesante. No se quiere pensar porque no se quiere hacer el esfuerzo, y porque además no se quiere ver. Es decir, tienen miedo a pensar porque de ese modo podrían ver la realidad y la verdad de sus propias vidas. En la soleada y animada España se suicidan 9 personas al día, mueren más así que en accidentes de tráfico.
    Las conversaciones son vacías en general y basadas en alguna anécdota aparecida en los medios. La gente no es tonta, quiere ser tonta.
    Sobre esa “pradera” es natural que las grandes corporaciones y los políticos “pasten” a sus anchas y nos “deleiten” con sus eyecciones de “metano”.
    Ya ni siquiera funciona el “libre mercado”. Todo está manipulado. Todo es un engaño, incluida la democracia, que no tiene ni oferta. Los políticos ganan incluso cuando no votas.
    Ni siquiera podemos ejercer nuestra supuesta libertad de rechazar un producto obtenido con la destrucción del medio ambiente porque carecemos de la información y ni siquiera la pedimos.
    Vivimos en la autocomplacencia, seguros de nuestro bienestar, pero éste se volatilizará poco a poco si no hacemos nada para evitarlo y todo se tornara en desastre.
    Sí, amigo Tomás, es frustrante ver el fin del mundo tal y como lo conocemos a unas pocas décadas vista y saber que no se hace absolutamente nada para evitarlo.
    Al final tendrán razón esos individuos que se van a una granja autosuficiente armados hasta los dientes a la espera del desastre que nos devuelva, como mínimo, al siglo XIX.

  17. Juan Díaz:

    Estimado Neofronteras: No estoy ni en ánimo ni en condiciones de contestar las extensas y diletantes misivas de ud. y sus prosélitos. Sólo aclaro: no he insultado a ninguna persona, simplemente me referia a una ideologia cientificista que dista mucho de ser una epistemologia propiamente tal.
    Prestigiosas revistas como Sciencie, si consideran investigaciones de orden cualitativo como la “cognición corporal”. Y dan a la heurística un sentido fundamental, como es el caso de la fenomeneologia descriptiva, y la neurofenomenología, actualmente en desarrollo.
    Por lo mismo, siento que mi enfoque, centrado en un realismo crítico (no psicodélico, como se presume) pero si POSTMODERNO, es un aporte a su revista.
    No puedo aceptar ser excluido, sólo porque se me entiende emocionalmente, comprenda que no es creible que, después de la sexta extincion, viene la séptima extinción.
    Tampoco he dicho que nada se pueda hacer al respecto: al contrario, hay aportes valiosos, como, sin ir más lejos, las células fotovoltaicas, o las sustancias que fijan el carbono atmosférico.
    Discúlpenme si pienso distinto de ustedes, en lo que ha filosofía de la ciencia y política se refiere.

  18. tomás:

    Estimado Juan Díaz: No lo puedo evitar. Es superior a mí, porque me lo pones, como suele decirse “a güevo”: ¿Estás seguro de que piensas distinto o ni siquiera piensas? A lo mejor ni existes.
    Ya ves que yo tampoco insulto a nadie. Cosas del nihilismo.

  19. jorge arrieta:

    Un presidente americano manda a asesinar a otro presidente americano:Nixon lo hizo con Allende,eso fue un 11 de septiembre,otro 11 de septiembre, Osama Bin Laden tira boca arriba a las gemelas y el polvo dura una semana.Nos hacemos llamar homo sapiens sapiens,pero no somos mejores ni peores que cualquier otro animal evolutivo,hemos descubierto que por medio de los nacionalismos,las religiones,los saberes, podemos dominar y someter a nuestros congéneres,podemos solucionar muchos problemas sólo siguiendo al filósofo griego:Tantas cosas que venden y yo no necesito ninguna.

  20. tomás:

    A jorge arrieta por su 19: No puedo por menos que darte la razón e intentar descubrir la parte que me toca, que seguro será importante.
    Sólo en algo difiero: Sí que somos peores que el resto de los animales, porque somos capaces de juzgar nuestro comportamiento pero no de rectificarlo. Muy al contrario, nos enrocamos en nuestras convicciones sin escuchar sino sólo aquello que concuerda.
    Como me gusta indagar en los caminos de la mente, he observado un comportamiento bastante extendido: si a uno le explicas verbalmente algo que va contra su forma de pensar, desconecta, deja de escuchar, no se esfuerza en absoluto por comprender -salvo casos especiales, en los que tal persona ha podido autoeducarse o lo han educado-; si es lenguaje escrito, deja de leer. En general, no somos capaces de autocriticarnos.
    Un cordial saludo y gracias por la llamada de atención.

  21. jorge arrieta:

    Tomás tiene toda la razón,nos volvemos sordos y no queremos escuchar,los políticos lo saben muy bien y por eso dicen lo que la gente quiere escuchar.Somos peores que los demás animales,pues ellos son como niños muy ingenuos y no hacen nada a post teriori,o mejor no mienten,pero sí se equivocan,el ser humano miente,engaña para conseguir sus fines.Los animales se mimetisan para poder seguir viviendo y alimentandose,luchan por perpetuar sus genes.Nuestro cerebro tiene la síntesis de toda la evolución y es por eso que sólo la cultura humana nos puede amansar un poco más y hacernos más humanos.

  22. joabbl:

    Tomás: El libro está bien pero no deja de ser otro libro sobre “viajes en el tiempo”. El tema que nos ocupa lo trata brevemente en un capítulo. Si puedes sacarlo de una biblioteca pública (yo lo hice) es suficiente. Desgraciadamente todos sabemos cómo son las bibliotecas públicas. En cuanto al tema que nos ocupa, yo lo interpreto en términos cualitativos como que si nacemos en medio de algún fenómeno que se extiende en el tiempo hacia el pasado durante muchos años (quizá millones) es poco probable que presenciemos su final porque eso implicaría que vivimos un momento privilegiado (recuerda el argumento de la mediocridad). Según eso es poco probable que veamos el fin de la especie humana, pero si podríamos ver su declive o al menos un declive temporal, de los que ya ha habido muchos en el pasado. Quizá sería más adecuado el hablar del declive de una cultura o civilización en lugar del de la especie. Estoy (desgraciadamente) de acuerdo con algunas ideas que han salido aqui sobre el problema de la superpoblación. Para mi este es el Problema con Mayúsculas. Difícil, muy difícil de solucionar por las buenas.

    Saludos

  23. JAvier:

    Disculpen el tono de mi 5 y 7. No estaba de buen humor.

    Como sea,lo que puse en el 5 es mucho me temo la solución más fácil y rápida a toda esta larga serie de problemas que de seguro termina en lo mismo. Aunque en lo que a mí respecta alguien capáz de llevarla acabo es alguien que renunció a su derecho a vivir asi que…

    Se escuchan sugerencias.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.