NeoFronteras

Archivo de enero 15, 2009

Alto nivel hormonal y promiscuidad

Publicado el 15 de enero de 2009 en Psicología | 23 Comentarios »

Las mujeres jóvenes con altos niveles hormonales tienden a ser más promiscuas e infieles. De este modo puede que adopten una estrategia en las relaciones que tradicionalmente ha sido asociada a los hombres.

Foto

Un nuevo estudio sugiere que las mujeres jóvenes que de manera natural producen altos niveles de estrógenos (hormonas ligadas a la fertilidad) son más propensas a ir de un hombre a otro, así como también a engañar a su pareja. Además se ven así mismas y son vistas como más atractivas que otras mujeres.
Kristina Durante de University of Texas en Austin afirmar que estas mujeres están más dispuestas a comerciar cuando aparece la oportunidad y a continuar explotando los recursos lucrativos de los hombres cuando pueden. Cree que este comportamiento podría ser una adaptación al alto coste que tiene traer niños al mundo.
“Para las mujeres todo es acerca de los recursos que necesitamos. Si vas a improvisar entonces habrá un coste significativo”, dice. (leer más…)

Efectos sociales de los genes

Publicado el 15 de enero de 2009 en Genética | 15 Comentarios »

Un estudio ha encontrado que los genes no sólo afectan el comportamiento de los humanos, sino que además afectan a las consecuencias sociales del comportamiento.

Foto

¿Quiere ser un joven popular en su entorno y no lo es? Quizás no esté predispuesto genéticamente para ello. Según una investigación realizada por S. Alexandra Burt de Michigan State University, los estudiantes universitarios varones que tienen un gen asociado con la transgresión son puntuados en las pruebas como los más populares por sus compañeros, aunque previamente no se conocían entre sí.
Según estudios previos ya se sabía que aquellos adolescente transgresores que habitualmente rompen las reglas son mejor considerados que los demás por sus compañeros, pero el trabajo de Burt es el primero que proporciona pruebas significativas del papel de genes específicos en este proceso. El estudio aparece en el último número de Journal of Personality and Social Psychology. (leer más…)