NeoFronteras

Revisitando números y colores

Área: Psicología — Martes, 29 de diciembre de 2009

Un estudio sugiere que el aprendizaje es una parte clave de la sinestesia.

Foto

Algún tipo cruce de los sentidos no es tan raro como parece. Una de cada veinte personas puede asociar sensaciones fuera de lo que se considera normal. Aunque sólo unos pocos pueden experimentar asociaciones fuertes que podamos calificar de sinestesia.
Hace muy poco relatábamos en NeoFronteras unos resultados acerca de la sinestesia. En concreto, uno de los resultados mencionados versaba acerca de la sinestesia relacionada con la capacidad de ver colores cuando se leen números o palabras, sinestesia que además es la más habitual. En muchos estudios previos se ha mostrado que el cerebro de las personas que experimentan sinestesia es diferente de las personas que no tienen esta condición.
Investigadores de la Universidad de Padua informan ahora en la revista Cortex que el aprendizaje juega un papel importante en la sinestesia, y que puede dar lugar a un comportamiento sinestésico incluso cuando la persona no es consciente de la experiencia.
Ilaria Berteletti y sus colaboradores sometieron a diversas pruebas a un sinestésico italiano utilizando el clásico test de de números coloreados. Al participante se le mostraba una serie de números representados con tinta de distintos colores y se le preguntó sobre el color (real) de dichos números. A un sinestésico para el cual el número 2 es rojo le será mucho más difícil nombrar su color real si dicho número está pintado en verde que si está pintado en rojo y, por tanto, le llevará más tiempo responder en el primer caso. No podemos mirar directamente a través de la mente de un sinestésico para saber lo que ve, así que los psicólogos y neurólogos se tienen que valer de, por ejemplo, este tipo de pruebas objetivas.
En este caso el retardo en la respuesta se toma como prueba de la existencia real y automática de la experiencia sinestésica.
Como se podría predecir, el participante tardó más en nombrar los colores de los números representados por sus dígitos arábigos tradicionales cuando no concordaban con el color que él decía que veía de forma habitual (cuando simplemente eran pintados en negro). Lo mismo sucedió cuando los números eran representados por puntos como lo son números representados en los dados, incluso cuando el participante negaba ver ningún color ante la presencia de ese tipo de estímulo o este tipo de representación.
El resultado sugiere que el mero concepto de número, independientemente de su forma de representación visual (dígitos arábigos o puntos), era suficiente para producir el indicador de comportamiento sinestésico incluso cuando el participante no era consciente de la experiencia sinestésica.
Según Edward Hubbard una vida de experiencias sinestésicas puede dar lugar a la creación o aprendizaje de asociaciones entre diferentes clases de estímulo y no es necesario ser consciente de esas asociaciones para que el comportamiento se vea afectado.
Obviamente, la pega del estudio es que se realizó sobre solamente un caso, por lo que la estadística no es muy buena.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=2951

Fuentes y referencias:
Nota de prensa.
Artículo original (resumen).
Sinestesia y números.
Sinestesia táctil-emocional.
Oigo un color.
Foto cabecera: NeoFronteras.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

1 Comentario

  1. Juan Díaz:

    Parece que es más fácil memorizar colores que formas, y habiendo asociado una foma a un color, es díficil percibir la forma de otro color. Interesante, porque el sinestésico parece lograrlo bien.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.